Español en América

marzo 18, 2011

Vocabulario usual: su necesidad en las lenguas maternas

Archivado en: Lengua española — Mercedes @ 10:55 am

Nuestro interés por la enseñanza del léxico sea a alumnos de español lengua materna y a aprendientes de segunda lengua, nos lleva a investigar trabajos realizados sobre el vocabulario usual de los niños españoles de primaria.
El concepto de vocabulario usual alcanzó un gran predicamento en los años 1970-1980 con bastante producción que mostró las inquietudes de los investigadores sobre el conocimiento léxico.
Después, el léxico ha pasado a un plano secundario hasta convertirse en el patito feo de la enseñanza.
En nuestro trabajo sobre el “Fracaso escolar” ponemos de manifiesto apoyados en múltiples estudios con referencias bibliográficas, la íntima relación entre léxico y comprensión lectora y, a su vez, entre comprensión lectora y fracaso escolar.
Nuestra hipótesis sobre el fracaso escolar más relacionado con el léxico que con causas sociológicas, nos lleva a profundizar los porqués de su considerable aumento a través del tiempo.
Consideramos que otros países han recibido muchos más inmigrantes, medidos en términos porcentuales, que España. Están los casos de Francia, Canadá, Singapur y Corea del Sur que tienen sistemas educativos de calidad e inmigrantes en porcentajes muy superiores a los de Andalucía y Extremadura a la cabeza del fracaso escolar en Europa.
El escaso léxico de nuestros escolares les impide la comprensión de textos, manuales y evaluaciones.
A la lengua y en especial al léxico se le dedica muy poco espacio en currículos y clases.
Los profesores no reciben ninguna formación de cómo remediar el problema, en principio, debido a que los responsables de la educación también ignoran la trascendencia del léxico.
Nuestra hipótesis sobre el “vocabulario usual” de nuestros alumnos de Primaria es que no es mayor ni menor al de los niños de hace 20 o 30 años, sino diferente.
No encontramos estudios recientes sobre el “vocabulario usual” quizás porqué esté pasado de moda, de manera que las hipótesis siguen siendo hipótesis mientras que no podamos verificarlas ni compararlas con otras alejadas en el tiempo.
El efecto Internet y antes el “tecnológico” con una avalancha de formas (palabras) de carácter muy preciso y cuya extensión no para de crecer, provoca que los cerebros de los niños de Primaria posean un enorme “vocabulario usual tecnológico” que poco a poco va sustituyendo al “usual” tradicional. Es nuestra hipótesis a falta de investigaciones.
El “usual tradicional” formado por palabras necesarias para comprender los textos, actividades, manuales y evaluaciones desaparece poco a poco.
Con frecuencia comprobamos que los niños desconocen los significados de formas de los manuales que les impiden la comprensión de actividades.
Quilis, A. “En la programación de la enseñanza de la lengua materna se deberían tener en cuenta determinados factores que habitualmente no se consideran o se consideran intuitivamente. Uno de ellos es el conocimiento de la lengua de los alumnos: la investigación y la acción pedagógica en la enseñanza de la lengua serán eficaces sólo cuando se haya acometido el estudio de la lengua de los alumnos en los diferentes años escolares y se haya profundizado en su descripción. Este estudio proporcionaría datos tanto sobre la competencia y actuación lingüísticas de los escolares en cada uno de los tres niveles de análisis lingüístico -fónico, morfosintáctico y lexicosemántico- como sobre su capacidad de asimilación y abstracción y sobre los centros reales de interés del mundo que los rodea. La información así recogida sería la base cierta de una programación objetiva”.
Ni que decir tiene que suscribimos las afirmaciones de Quilis que escribe en 1978 en la Revista de la Academia Puertorriqueña de la Lengua.
El escaso interés que muestran nuestros políticos en resolver el fracaso escolar, tendría que empezar por verificar nuestras hipótesis a través de investigaciones sobre el vocabulario usual actual de los alumnos de Primaria, curso por curso y cuál es su avance.
Nosotros aventuramos los resultados que servirían para comprobar nuestras teorías sobre el fracaso escolar.
Pero si necesario es el averiguar ese vocabulario usual, la tarea no acaba con el “recuento” ya que la incorporación léxica es imparable por la vía de la tecnología, sean videojuegos, teléfonos móviles o Internet, de manera que el vocabulario de hoy quedará desfasado mañana.
Y la necesidad de ese “recuento” no es mera curiosidad científica, sino para el establecimiento de una metodología de ampliación del léxico, de la mano de una extensión de los horarios dedicados a la lengua española que no debemos olvidar es la lengua vehicular de las demás asignaturas y la lengua de comunicación en esta sociedad que es precisamente la “sociedad de la comunicación”.
Bühler, K. en la lejanía de 1.966 y sin que vislumbrara la “avalancha léxica” que vivimos, escribió que el léxico es un “sistema abierto” porque cada día aparecen y desaparecen unidades léxicas de todo tipo.

Bibliografía
Quilis, A. (1978). La enseñanza de la lengua materna, en Boletín de la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española, VI, páginas 3-29.

About these ads

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: