Español en América

marzo 28, 2011

Lluvias torrenciales

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 2:45 pm

No piensen que llega un tsunami en forma de precipitaciones torrenciales, sino que vamos a estudiar algunos aspectos de las colocaciones léxicas.
Hablamos de los procesos que sufren las expresiones de todo tipo y su grado de fijación, unas más fijadas que otras,por ejemplo las locuciones que se encuentran plenamente fijadas.
La correlación entre grado de fijación y transparencia u opacidad, en el sentido de que a mayor grado de fijación se supone una opacidad total, mientras que la transparencia de una combinación viene dada por su libertad en la elección de sus componentes y de la composicionalidad de la expresión.
En medio todo tipo de restricciones y/o frecuencia de coaparición de una determinada combinación de la lengua.
En el caso de las colocaciones “lluvia torrencial” o “precipitaciones torrenciales” son combinaciones de “torrencial” con “lluvia” o “precipitaciones” que se repiten con frecuencia en las informaciones meteorológicas de la televisión y la prensa escrita.
Nuestra teoría sobre la fijación de las colocaciones va dirigida al uso y la repetición en los medios que consiguen que una combinación por el uso se lexicalice.
En la actualidad la difusión de los medios digitales produce un efecto expansivo a través de Internet que innova y fija combinaciones a una extraordinaria velocidad.
Nos remitimos para dar carta de naturaleza a nuestra teoría, a los corpus CORDE que denominamos el “corpus viejo” y el CREA o “corpus joven” de la RAE en los que en el último al solicitar concurrencias “modernas” del español actual, la mayor parte de esas nuevas colocaciones aparecen en la prensa.
Para el caso de “lluvia torrencial” o su plural y “precipitaciones torrenciales”, a priori, antes de consultar los corpus antedichos, pensamos que “lluvias torrenciales” es una colocación más usual que su homóloga “precipitación torrencial”.
Nos podemos equivocar precisamente, por la dichosa arbitrariedad de la lengua y de sus caprichos. Las dos colocaciones desde el punto de vista de la sintaxis son correctas.
Consulta al CORDE de “lluvia torrencial”, 34 casos, sólo 1 en la prensa
De “lluvias torrenciales”, 29 casos, ninguno en la prensa
De “precipitación torrencial”, no existe ningún caso
De “precipitaciones torrenciales”, no existe ningún caso
Y la consulta al CREA de:
“lluvia torrencial”, 71 casos, de ellos 32 en la prensa
“lluvias torrenciales”, 114 casos, de ellos 71 en la prensa
“precipitación torrencial”, no existe ningún caso
“precipitaciones torrenciales”, 6 casos de ellos uno en la prensa.
Lo anterior confirma nuestro pronóstico de la enorme influencia de la prensa escrita en la formación y fijación de las colocaciones, y, la escasa o nula presencia de determinadas colocaciones en el CORDE o corpus diacrónico de nuestra lengua.
El fenómeno colocacional es un hecho lingüístico sin precedentes que se amplifica de manera extraordinaria por la visibilidad que Internet otorga a la prensa.
Día a día aparecen nuevas combinaciones de la lengua que la prensa las difunde y las repite provocando de forma simultánea el uso en el lenguaje coloquial.
Asistimos en todas las lenguas a la consolidación de las colocaciones como elemento omnipresente en el lenguaje que actúa con fuerza y cohesiona el discurso de los locutores. Es a la vez este fenómeno la seña de identidad de la pujanza de una lengua y de la capacidad combinatoria de la misma para crear nuevos y expresivos significados.
En cuanto a la “última aportación” a la fraseología moderna de Mel’cuk, I. que expusimos en estas páginas, en lo que se refiere a las colocaciones, el lingüista francocanadiense, a aparte de resaltar la centralidad de estas combinaciones usuales en el discurso de los locutores, no atribuye a las mismas el carácter de unidades léxicas, sin dar demasiadas explicaciones.
Nosotros entendemos que el posible razonamiento (implícito) de Mel’cuk se refiere a la composicionalidad de las colocaciones (más o menos) motivo por el que no les adjudica el estatuto lingüístico de “lemas de un diccionario”. Nuestra modestísima opinión difiere de la del ilustre lingüista, ya que desde el prisma semántico, las colocaciones son unidades de significado.
La atribución de “lema sí” o “lema no” no nos parece trascendente.
Lo que sí reivindicamos es dado que pertenecen al sistema de la lengua con mayor carácter que la sintaxis, es su enseñanza tanto en lenguas maternas como segundas.
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacrónico del español. http://www.rae.es [28 de marzo de 2011]
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus del español actual. http://rae.es [28 de marzo de 2011]

About these ads

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Theme: Rubric. Get a free blog at WordPress.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: