Español en América

septiembre 6, 2011

Dirección y sentido: las agujas del reloj

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 10:43 am

Nuestro humilde blog de lengua no contiene elevadas prestaciones matemáticas, pero intentamos expresarnos con corrección incluso cuando aparecen esos conceptos en los que interviene Pitágoras, el álgebra y otras materias que para lingüistas y periodistas de letras suponen barreras infranqueables.
Nuestros amigos de la Fundéu que cuentan con el digno asesoramiento de la Academia de Limpiezas de la lengua, tropiezan, en su página de inicio del día dos de septiembre, cuando explican el sentido de giro de las manecillas del reloj.
Conceptos como dirección y sentido matemáticos puros, son tratados con desdén por el diccionario oficial que les adjudica los últimos puestos de las acepciones que editan.
Para sentido, y nos referimos a la idea matemática, la coloca el DRAE a la cola de la entrada “sentido”, la número once nada menos. Estimo que estos conceptos deberían explicarse al principio de cada entrada. Se ve que los lexicógrafos tienen pánico a equivocarse y los ponen en cola del pelotón para que pasen desapercibidos.
Lo que nos sorprende es que la Fundéu con su extensa nómina, no cuente con un buen asesor que les informe de que las “agujas del reloj” tienen un sentido de giro que les es propio. Por esta sencilla razón se dice que algo gira “según las manecillas del reloj”.
La Fundéu, textualmente: “en el sentido de las agujas del reloj”: La frase , ¿está empleada correctamente cuando se quiere decir “véase de izquierda a derecha”?. En español se ha hablado normalmente de “a/hacia la derecha”. En contextos técnicos también se emplea “en sentido horario” (o, si es a la izquierda, “antihorario”).
Es curioso, si los lectores observan el giro de las agujas, que cuando son las doce de la mañana o las doce de la noche, las dos agujas se encuentran alineadas una sobre otra. A partir de ahí y cada hora, hasta las “medias” giran de norte a sur o de arriba abajo, mientras que cuando alcanzan las “medias”, giran de sur a norte y de abajo a arriba.
Por tanto, es absolutamente erróneo lo que indican los lingüistas de la Fundéu que escriben que las agujas van a derecha….
Para ratificar su error, añaden: “en contextos técnicos también se emplea “en sentido horario”, o, si es a la izquierda “antihorario”.
Las agujas del reloj, si las observan y, no se trata de investigaciones subvencionadas ni largas ni complejas, giran, según se expresa en “contextos técnico” en el “sentido de las agujas del reloj” y no es necesario contar tonterías de “horario” o “antihorario” (que además entiendo que esta última es incorrecta).
En el lenguaje coloquial, cuando se aprieta un tornillo o una tuerca se puede decir algo que en mecánica es obvio: gira el destornillador a “derechas” cuando se trata de apretar y cuando se trata de quitarlo, gira a izquierdas. Pero lo correcto es siempre: gira en sentido de las agujas del reloj para apretar y en sentido contrario a las agujas del reloj para aflojar una tuerca.
Repito es muchísimo más fácil: “en el sentido de las agujas del reloj” y “en sentido contrario a las agujas del reloj”. Que no es ni a derechas ni a izquierdas.
Dirección prohibida:
Es frecuente esta colocación léxica, presente como signo de prohibición en nuestras calles y la expresión incorrecta de la misma: “dirección prohibida”, la correcta debe ser “sentido prohibido”.
Los franceses lo expresan con la corrección debida: “sens interdit”.
Como expresamos al principio de este post, el lema “sentido” en su última acepción, la once, expresa su definición “geométrica”: Cada una de las dos orientaciones opuestas de una misma dirección. Nada que objetar a la fórmula del DRAE.
Si vamos al lema “dirección”, la décima acepción define la “geométrica” dirección, como: “Línea sobre la que se mueve un punto, que puede ser recorrida en dos sentidos opuestos”.
Resulta sorprendente el tratamiento que le da el diccionario francés Lexilogos al mismo vocablo, “direction”; los galos a este lema le dan la máxima categoría y lo colocan como primera acepción: “Ligne – en principe – droite qu’une personne se propose de suivre ou suivant laquelle un corps mobile ou un objet qui se déplace, se dirige ou est dirigé”.
En cristiano, una línea por la que se desplaza una persona u objeto que se mueve. La dirección tiene dos “sentidos” de recorrido que son opuestos.
Nota importante:
En el post de ayer en el que mencionábamos los “sustantivos epicenos” quizás no quedó claro que son los que como ballena o rinoceronte se les designa con un género que pude ser femenino o masculino según los casos, indicamos que para “marcar” el sexo era preciso añadir la calificación de “macho” o “hembra” para diferenciar el sexo: ballena macho o rinoceronte hembra.

About these ads

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Theme: Rubric. Get a free blog at WordPress.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: