Español en América

mayo 28, 2012

Locuciones adverbiales

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 7:36 pm

Locuciones y expresiones son palabras sinónimas y nos sirven para definir combinaciones no libres y no composicionales de dos o más formas. La característica principal de las locuciones es su opacidad y su no composicionalidad. Cada locución posee un significado propio diferente del de los elementos o formas que la componen y se caracteriza por la imposibilidad de introducir ninguna forma en su interior. Por supuesto, son estructuras fijadas en la lengua como unidades léxicas que tienen derecho propio a tener entrada en los diccionarios.
No sucede así y las locuciones sean del tipo que sean vienen definidas y explicadas en los diccionarios a partir del LEMA o ENTRADA que suele el sustantivo que forma parte de ellas.
El diccionario oficial denomina “locución adverbial” la “locución que hace oficio de adverbio” y pone como ejemplo a “de antemano” y “de repente”.
El mismo diccionario oficial define la “locución” como un “grupo de palabras que forman sentido”. Produce una segunda acepción: “Combinación fija de varios vocablos que funciona como una determinada clase de palabras”.
El diccionario oficial, el DRAE, al definir “expresión”, en su ENTRADA o LEMA correspondiente explica nada menos que doce acepciones. Nos referiremos a las que nos conciernen:
1.- Aquello que en un enunciado lingüístico manifiesta los sentimientos del hablante.
2.- En algunas corrientes de la fraseología, combinación lexicalizada de palabras que no permite variación morfológica.
La que nos afecta es esta última acepción que podemos equipararla al vocablo “locución”. Sin embargo, el DRAE no menciona para nada la equivalencia o sinonimia entre ambas formas.
Si se toman la molestia de realizar una “visita” a las páginas del diccionario, verán con sorpresa el escaso criterio y rigor lexicográfico que guía sus páginas.
Por un lado nos muestra las “locuciones” y entremezcladas, de repente aparece una “expresión” sin que haya ninguna mención a esa posible distinción.
De manera previa, aparecen nuestras famosas “colocaciones léxicas”. Por supuesto ninguna mención al término y el DRAE las califica casi siempre como “sustantivos masculinos o femeninos”, colocando una f seguida de un punto o una m seguida de un punto.
Nuestro modesto entender nos lleva a pensar que en subconsciente de los lexicógrafos subyace la idea de “colocación” pero desconocemos la causa por la que no se atreven a calificar estas combinaciones restringidas en proceso de lexicalización como tales “colocaciones”. Algún día, si Dios quiere, descubriremos los misterios, los intríngulis como los calificamos nosotros.
Locuciones adverbiales:
Hecha la introducción y las “discrepancias ideológicas” que nos separan con el DRAE vamos a explicar qué son las locuciones adverbiales que como indica el ínclito diccionario es una combinación casi siempre de dos formas o palabras que hace función de adverbio.
Para distinguirlas, ya que en algunas ocasiones se pueden confundir o hacen las veces de locuciones adjetivales, solemos emplear el truco de buscar la equivalencia con un adverbio de los que terminan en “mente”. En el caso de los ejemplos del DRAE para “locución adverbial”, propone “de repente” y “de antemano” su equivalencia sería: “repentinamente” y “previamente”.
El formato clásico de “locución adverbial” es una preposición + un sustantivo.
Ejemplos clásicos:
Al pie de la letra: igual o exactamente
En un abrir y cerrar de ojos: en un instante o instantáneamente.
De inmediato: inmediatamente
En un momento: momentáneamente
En un instante: instantáneamente
A gatas, A cuatro patas, A cuatro pies: caminando
Nuestros lectores nos solicitan ejemplos de locuciones adverbiales, muchos ejemplos. Exponemos a continuación una relación de varios cientos de locuciones cuyas definiciones tomamos del DRAE. En algunos casos no coincidimos ni con la locución ni con la definición, pero por regla general, y sin que sirva de precedente el trabajo lexicográfico está muy bien hecho.
Hay algunas locuciones que están en desuso. El DRAE las califica como anticuadas y en desuso. Nosotros las hemos relacionado ya que si leen la literatura de nuestro siglo de oro, aparecen con frecuencia.
Nuestra relación no es exhaustiva, ni mucho menos, pero puede servir para algún trabajo o para iniciar una investigación o clasificación de las locuciones.
Al pie: junto a
A pie: andando
Al pie de la letra: literalmente, sin variación
A pie firme: sin moverse de donde se está
• Con “pie” hay muchísimas locuciones adverbiales.
• A pie juntillas o a pies juntillas = con los pies juntos (resulta curioso como el DRAE al teclear la palabra “juntilla” nos indica que NO ESTÁ EN EL DICCIONARIO. Sin embargo, si tecleamos el LEMA “pie”, entonces aparece “juntilla”, “juntillo” y “juntillas”. Toda una incongruencia que hemos señalado con anterioridad.
Con “MANO”:
A dos manos: Con toda voluntad. Tomaría ese empleo a dos manos.
A la mano: Para denotar que algo es llano y fácil de entender o de conseguir.
2. Cerca, a muy poca distancia.
A mano: Dicho de una cosa: Que, pareciendo casual está hecha con estudio.
2. Con la mano, sin otro instrumento ni auxilio.
3. Cerca, a muy poca distancia.
4. artificialmente.
A mano abierta: Con gran liberalidad.
A mano airada: violentamente. Matar, morir a mano airada.
A mano armada: Con armas.
2. Con todo empeño, con ánimo resuelto.
A mano limpia: A brazo partido (sin armas).
A manos abiertas: a mano abierta.
A mano salva: a mansalva.
A manos llenas: Generosamente, con gran abundancia.
A una mano: Con movimiento circular, siempre de derecha a izquierda, o de izquierda a derecha.
2.Conformemente.
Bajo mano: Oculta o secretamente.
Como con la mano, o como por la mano: Con gran facilidad o ligereza.
Con franca mano: Con liberalidad, abundantemente.
Con la mano en el corazón: Con absoluta franqueza o sinceridad.
Con larga mano: con franca mano.
Con las manos cruzadas: mano sobre mano.
Con las manos en la cabeza: Con descalabro, pérdida o desaire en un encuentro, empeño o pretensión. Salir con las manos en la cabeza.
Con las manos en la cinta: mano sobre mano.
Con las manos en la masa: En el momento de estar haciendo algo. Cogieron al ladrón con las manos en la masa. Está con las manos en la masa.
Con las manos vacías: Sin haber logrado lo que se pretendía. VINO, SE VOLVIÓ del campeonato con las manos vacías. SE FUE con las manos vacías.
2. Sin presentes ni dádivas.
Con mano armada: A mano armada (con empeño).
Con mano escasa: Con escasez.
Con mano pesada: Con dureza y rigor.
Con una mano atrás y otra delante, o con una mano delante y otra atrás: Con pobreza o miseria.
Debajo de mano: bajo mano.
De la mano: Asidos de la mano.
De mano Dicho de una caballería: Que va en el tronco al lado derecho de la lanza.
2. Dicho de una cosa: Que se manipula directamente, o que es portátil o fácil de transportar. Bomba de mano. Escalera de mano. Equipaje de mano.
3. De buenas a primeras, en seguida.
4. De paso a otro lugar.
3. De buenas a primeras, en seguida.
4. De paso a otro lugar.
De mano a mano: De uno a otro, sin interposición de tercera persona.
De mano armada: a mano armada (con empeño).
De mano en mano: De una persona a otra; para dar a entender que un objeto pasa sucesivamente por las manos de varias personas. Los cubos de agua pasaban de mano en mano para apagar el incendio.
2. Por tradición o noticia seguida desde tiempos antiguos; de gente en gente.
De manos a boca: De repente, impensadamente.
De una mano a otra: En breve tiempo. Más en las compras y ventas.
En buenas manos: Al cuidado de alguien capaz de manejar o hacer bien aquello de que se trata. Estar, caer, dejar en buenas manos.
Entre las manos: De improviso, sin saber cómo.
Mano a mano: Para precisar que, en las corridas de toros, actúan solo dos diestros en competencia.
2. Se dice de toda acción realizada por dos personas compitiendo con emulación.
3. En compañía, con familiaridad y confianza.
Manos a la obra., la califica el DRAE como “expresión”, es muy usual, y es una locución “reanudar un trabajo”,
Manos a la obra: Para alentarse alguien a sí mismo, o animar a los demás, a emprender o reanudar un trabajo.
Mano sobre mano: Ociosamente, sin hacer nada.
Por debajo de mano: bajo mano.
Por segunda mano: Por tercera mano.
Por su mano: Por sí mismo o por su propia autoridad. Nadie puede hacerse justicia por su mano.
Por tercera mano: Por medio de otra persona.
Si a cabeza viene: Si llega el caso, por ventura, tal vez.
Sin levantar cabeza: Sin cesar en el trabajo, sin intermisión alguna.
Si viene a mano: Si a mano viene.
A la cabeza: delante (en primer lugar).
Cabeza abajo: Al revés o vuelto lo de arriba abajo.
2. Con desconcierto o trastorno.
De cabeza: De memoria. Aprender, hablar, tomar de cabeza.
2. Con rapidez y decisión, sin vacilaciones, sin pararse en obstáculos.
3. Con muchos quehaceres urgentes. Andar, estar de cabeza.
De mi, tu, su, cabeza: De propio ingenio o invención.
En cabeza: Delante (‖ en primer lugar).
2.A pelo, con la cabeza descubierta.
En cabeza de mayorazgo: para ponderar la mucha estimación que se hace de algo.
En volviendo la cabeza: A vuelta de cabeza.
Por su cabeza: Por su dictamen, sin consultar ni tomar consejo.
Abiertos los brazos: Con los brazos abiertos.
A brazo: De forma manual, sin máquinas.
A brazo partido: Con los brazos solos, sin usar de armas.
2. A viva fuerza, de poder a poder.
Brazo a brazo: Cuerpo a cuerpo y con iguales armas.
Brazo por brazo: Brazo a brazo.
Con los brazos abiertos: Dicho especialmente de recibir, admitir o acoger: Con agrado y complacencia
Del brazo (ir del brazo): Con el brazo asido al de otra persona.
En brazos: Sostenido sobre un brazo o sobre ambos. Lleva a su hijo en brazos.
Codo a codo: Juntamente, en compañía o cooperación.
Codo con codo: Codo a codo. Dicho de conducir a los presos: Con los codos atados por detrás.
De codos: Dejando reposar sobre los codos el peso del cuerpo.
A media rodilla: Con solo una rodilla doblada y apoyada en el suelo.
De rodilla en rodilla: De varón en varón.
De rodillas: Con las rodillas dobladas y apoyadas en el suelo, y el cuerpo descansando sobre ellas, generalmente en señal de respeto o veneración, o por castigo o penitencia. Estar, hincarse, ponerse de rodillas.
2.En tono suplicante y con ahínco.
Rodilla en tierra: Con una rodilla apoyada en el suelo, generalmente en señal de humillación o reverencia.
A la pierna: Dicho de andar un caballo: De costado.
A pierna suelta: Sin preocupación, tranquilamente. Dormir a pierna suelta.
A pierna tendida: A pierna suelta.
En piernas: Con las piernas desnudas
Hasta el tobillo: Para ponderar lo encharcado que está el suelo por donde se anda.
A boca: Verbalmente o de palabra.
A boca de cañón: A quemarropa (disparando desde muy cerca).
A boca de costal: Sin medida, sin tasa.
A boca de invierno: A principio o entrada de invierno.
A boca de jarro: Para denotar la acción de beber sin tasa.
2. A bocajarro.
A boca de noche: al anochecer.
A boca llena: Con claridad, abiertamente, hablando sin rebozo.
A pedir de boca: Tal como se deseaba. Todo resultó a pedir de boca. Una solución a pedir de boca.
2. Con toda propiedad, exactamente.
A qué quieres, boca: A la voluntad o apetencia de alguien.
Boca abajo: Tendido con la cara hacia abajo.
2. En posición invertida.
3. Doblegado a la voluntad despótica de otra persona.
Boca a boca: A boca. Boca arriba.
1.Tendido de espaldas.
Boca con boca: Estando muy juntos.
Boca por boca: Boca a boca
Con la boca abierta, o con tanta boca abierta: Suspenso o admirado de algo que se ve o se oye. Estar, quedarse con la boca abierta.
De boca: Dicho de jactarse de una acción o de una cualidad: Sin motivo.
De boca en boca: Dicho de propagarse una noticia, un rumor, una alabanza, etc.: De unas personas a otras.
A espaldas: Con abandono u olvido voluntario de un encargo, negocio, preocupación o deber. Dejar, echar, poner, tener a espaldas.
A espaldas de alguien: En su ausencia, sin que se entere, a escondidas de él.
A espaldas vueltas: A traición, por detrás y no cara a cara.
A las espaldas: a espaldas.
De espalda, o de espaldas: Presentando la espalda. Aparecerán siempre de espaldas.
2. Con la espalda dirigida hacia el sentido de la marcha. Sale de espaldas.
3. Sobre la espalda. Tumbado de espaldas.
Espalda contra espalda: Apoyándose mutuamente.
Por la espalda: A traición.
A hombros: Dicho de llevar: Sobre los hombros del que conduce algo o alguien. Tratándose de personas, suele hacerse en señal de triunfo.
Al hombro: Sobre el hombro o colgado de él
En hombros: a hombros.
A pecho descubierto: Sin armas defensivas, sin resguardo.
2.Con sinceridad y nobleza.
Entre pecho y espalda: En el estómago. ¡Lo que aquel hombre se echó entre pecho y espalda!
Pecho por el suelo, o pecho por tierra: Humildemente, con mucha sumisión.
1.Para referirse a las aves que vuelan muy bajas y cerca del suelo
A cuerpo: cuerpo a cuerpo.
2. Sin una prenda de abrigo exterior.
A cuerpo de rey: Con todo regalo y comodidad. Estar, vivir a cuerpo de rey.
A cuerpo descubierto: Sin resguardo.
2. Descubierta y patentemente.
A cuerpo gentil: a cuerpo (sin prenda de abrigo exterior).
A cuerpo limpio: Sin valerse de ayuda ni artificio alguno.
2. Sin el auxilio de ningún engaño.
A qué quieres, cuerpo: a cuerpo de rey.
Como cuerpo de rey: a cuerpo de rey.
Cuerpo a tierra: Con el cuerpo pegado al suelo, para protegerse o para no ser visto.
En cuerpo: a cuerpo (sin prenda de abrigo exterior).
2. En comunidad, presidida por quien hace cabeza para denotar que los individuos de un cuerpo concurren a una función unidos y representándolo.
En cuerpo de camisa: en mangas de camisa.
En cuerpo y alma: Totalmente, sin dejar nada
Por cuerpo de hombre: Por mano de hombre.
Como alma que lleva el diablo: Huyendo con extraordinaria ligereza o velocidad y con presteza o perturbación del ánimo. Ir, salir como alma que lleva el diablo.
Con el alma, o con toda el alma, o con mil almas: Con el alma y con la vida.
Con el alma y con la vida, o y la vida: Con mucho gusto, de muy buena gana.
En el alma: Entrañablemente. Sentir, doler, alegrarse en el alma.
A mandíbula batiente: A carcajada tendida.
A mandíbula tendida: Con risa estrepitosa y prolongada.
A culo pajarero: Con el culo desnudo.
A tomar por culo, o por el culo: A hacer puñetas. Manda ese trabajo a tomar por el culo y búscate otro.
2.Muy lejos. Lanzó el balón a tomar por culo.
Con el culo al aire: En situación comprometida por haberse descubierto algo. Su actuación nos dejó con el culo al aire.
De culo: Hacia atrás.
Del culo: Para intensificar la expresividad de ciertas voces despectivas a las que sigue. Tonto, bobo del culo.
Al pelo: Según o hacia el lado a que se inclina el pelo; como en las pieles, en los paños, etc.
2. A punto, con toda exactitud, a medida del deseo.
A medios pelos: Medio embriagado.
A pelo: Dicho de montar las caballerías: Sin silla, albarda ni otras guarniciones.
2. Con la cabeza descubierta.
3. Sin ropa, completamente desnudo.
4. Sin protección, ayuda o defensa de cualquier tipo. Se enfrentó a la situación a pelo.
5. Al pelo (a punto, con exactitud).
6. A tiempo, a propósito o a ocasión.
A contra pelo: A contrapelo.
2. Fuera de tiempo, fuera de propósito.
En pelo: A pelo (sin silla).
2. A pelo (con la cabeza descubierta).
3. Desnudamente, sin los adherentes que de ordinario suelen acompañar.
Ni un pelo: Absolutamente nada. Esto no me gusta ni un pelo.
Pelo a pelo: Sin adehala o añadidura en los trueques o cambios de una cosa por otra.
Pelo arriba: a contrapelo. Peinarse pelo arriba.
Pelo por pelo: Pelo a pelo
Por los pelos: En el último instante. Cogió el tren por los pelos.
Un pelo: Muy poco. Le faltó un pelo para llegar. No acertó por un pelo.
2. Absolutamente nada.
En cabello: Con el cabello suelto.
2. Dicho de una mujer: soltera o que no está casada.
Hasta las cejas: Hasta lo sumo, al extremo.
A cierra ojos: A medio dormir, a duermevela.
2. Sin reparar en inconvenientes ni detenerse a mirar los riesgos que pueden ofrecerse.
3. Sin examen ni reparo, precipitadamente.
Al ojo: Cercanamente o a la vista.
A ojo: Sin peso, sin medida, a bulto.
2. A juicio, arbitrio o discreción de alguien. A ojo de buen varón.
A ojo de buen cubero: Sin medida, sin peso y a bulto.
A ojos cegarritas: Entornándolos para dirigir la mirada.
A ojos cerrados: a cierra ojos.
A ojos vistas: Visible, clara, patente, palpablemente.
2. Con toda claridad, sin disimulo alguno.
Con el ojo tan largo: Con cuidado, atención y vigilancia.
Delante de los ojos de alguien: En su presencia, a su vista.
De medio ojo: No enteramente descubierto o en público.
Encima de los ojos: Sobre las niñas de los ojos.
Hasta los ojos: para ponderar el exceso de algo en que alguien se halla metido, o de una pasión que padece. Empeñado, enamorado hasta los ojos.
Por sus ojos bellidos: Por su buena cara, de balde y sin costar trabajo alguno.
Sin pegar el ojo, o los ojos, o sin pegar ojo: Sin poder dormir.
Sobre los ojos: Sobre las niñas de los ojos. Su propio hijo mostraba quererme y tenerme sobre los ojos.
A la vista: Inmediatamente, al punto, prontamente y sin dilación. En el comercio se libran letras a la vista, que vale tanto como pagaderas a su presentación.
2. Visiblemente, de forma que puede ser visto.
3. Al parecer, aparentemente.
4. Evidentemente. A la vista ESTÁ.
5. En perspectiva. Tengo un negocio a la vista.
6. A vistas.
A media vista: A primera vista
A primera vista, o a simple vista: Ligeramente y de paso en el reconocimiento de algo.
2. para significar la facilidad de aprender o de reconocer algo.
A vista de ojos: Viendo por sí mismo algo.
A vista de pájaro: Denota que se ven o describen los objetos desde un punto muy elevado sobre ellos.
A vista, o a la vista, de: En presencia de o delante de.
2. En consideración o comparación.
3. Enfrente, cerca o en lugar donde se pueda ver.
4. Con observación o cuidado de ver o seguir a alguien.
A vistas: A ser visto.
En vista de: En consideración o atención de algo
Por vista de ojos: A vista de ojos.
En paz y en haz: Con vista y consentimiento.
Y en paz: Para indicar que se da por terminado un asunto.
Al amor del agua: De modo que se vaya con la corriente, navegando o nadando.
2. Contemporizando, dejando correr las cosas que debieran reprobarse.
Al amor de la lumbre, o del fuego: Cerca de ella, o de él, de modo que calienten y no quemen.
A su amor: holgadamente.
Con mil amores: gustosamente, de mil amores.
De mil amores: Con mucho gusto, de muy buena voluntad.
En amor compaña: en amor y compaña.
En amor y compaña, o en amor y compañía: En amistad y buena compañía.
Por amor al arte: Dicho de trabajar en algo: Por afición y desinteresadamente.
A frente: De cara o en derechura.
Al frente: delante.
2. Hacia delante.
Con la frente levantada, o muy al alta: Con tranquilidad o serenidad.
2. Con orgullo o altanería, orgullosamente.
En frente: enfrente.
Frente a frente: cara a cara.
2. enfrente; para encarecer la exactitud de la situación que se quiere determinar.
Frente por frente: Exactamente delante de algo o alguien.
A cara descubierta: Sin disimulo.
A cara o cruz, o a cara y cruz: Dicho de tirar una moneda: Apostando uno a que, cuando caiga, quedará hacia arriba la cara, y el otro a que quedará la cruz.
2. Denota que, entre dos posibilidades, se confía al azar la solución de algo.
A cara o sello: a cara o cruz (apostando)
A primera cara: A primera vista.
Cara a cara: En presencia de alguien y descubiertamente.
2. En presencia de algunas cosas inanimadas.
De cara: Enfrente (en parte opuesta o delante). Da el sol de cara.
Por la cara: Dicho de aspirar a algo o de hacerlo: Con atrevimiento y sin cumplir los requisitos para ello.
Por mi, tu, su, etc., bella, o linda, cara: por mi, tu, su, etc., cara bonita.
Al derecho: a derechas.
Conforme a derecho: Conforme a la norma aplicable.
De derecho: Con arreglo a derecho.
2. Para indicar lo que es legítimo en comparación con lo que existe meramente, pero con abstracción de esta cualidad. Se contrapone a de hecho. Poder de hecho, juez de derecho.
De derecho en derecho: en derechura.
De pleno derecho: Para expresar el efecto o consecuencia jurídica que se produce por sí misma, sin necesidad de declaración administrativa o judicial. Nulo de pleno derecho.
Por derecho: Dicho de atacar al toro con el estoque en la suerte de matar: Con rectitud, sin desviarse de la línea que arrancando del lugar que ocupa el diestro se continuaría con la del espinazo del toro.
Según derecho: conforme a derecho.
A toda ley: Con estricta sujeción a lo justo o debido, o a cualquier género de arte, regla o prescripción.
Con todas las de la ley: Sin omisión de ninguno de los requisitos indispensables para su perfección o buen acabamiento.
De persona a persona: Personalmente. Estando una persona sola con otra, entre ambas y sin intervención de tercero.
2. Dicho de una llamada telefónica: Que solo se hace efectiva desde el momento en que se establece contacto con la persona requerida.
En persona: Personalmente, por uno mismo o estando presente.
Por su persona: En persona.
Como alma que lleva el diablo: Huyendo con extraordinaria ligereza o velocidad y con presteza o perturbación del ánimo. Ir, salir como alma que lleva el diablo.
Con el alma, o con toda el alma, o con mil almas: con el alma y con la vida.
Con el alma y con la vida, o y la vida: Gustosamente, Con mucho gusto, de muy buena gana.
En el alma: entrañablemente. Sentir, doler, alegrarse en el alma.
A espeta perros: en desuso: a espetaperro.
Como el perro y el gato: Para explicar el aborrecimiento mutuo que se tienen algunos.
Como perro con cencerro, con cuerno, con maza, o con vejiga: Para explicar que alguien se marchó del lugar deprisa y avergonzado, después del conocimiento de cierto hecho.
Como perros y gato: como el perro y el gato.
Como gato boca, o panza, arriba: En actitud de defensa exasperada.
Como un cerdo: Excesivamente: En exceso. Sangrar, sudar, comer como un cerdo.
Al primer gallo: A medianoche.
Como el gallo de Morón, cacareando y sin plumas: Conservando algún orgullo, aunque en la pendencia o negocio haya quedado vencido.
En menos que canta un gallo: Rápidamente. En muy poco tiempo, en un instante.
Entre gallos y media noche: A deshora.
Como gallina en corral ajeno: Incómodamente. Sintiéndose incómodo y confuso entre gente desconocida.
Cuando meen las gallinas Denota la imposibilidad de hacer o conseguir algo, o que no debe hacerse por ser impertinente.
De memoria: Apoyándose únicamente en el recuerdo. Cito de memoria, sin contrastar los datos.
2. Recordando con precisión lo que se dice o expresa. Se sabía de memoria la partitura.
Como un solo hombre: Dicho de proceder un conjunto de personas: Con unanimidad.
De hombre a hombre: Sinceramente. Con sinceridad. De igual a igual.
De mujer a mujer: Sinónima de la anterior. Con sinceridad. Sinceramente
En blanco: Sin comprender lo que se oye o lee. Quedarse en blanco.
2. Sin saber qué decir. Se quedó en blanco.
En blanco y negro: Sin colores. Los perros ven en blanco y negro.
En el blanco de la uña. Mínimamente. En lo más mínimo.
En negro: Sin regularizar, fuera de la ley. El pago fue en negro.
Negro sobre blanco: Por escrito o impreso en papel. Esta locución adverbial la calcamos del francés: “noir sur blanc”.
Agua abajo: A favor de la corriente. El DRAE la formula en singular, nosotros pensamos que es más usual en plural: aguas abajo. Con la corriente o curso natural del agua.
Agua arriba: Contra la corriente o curso natural del agua.
2. Con gran dificultad, oposición o repugnancia.
Aguas abajo: En la dirección de la corriente.
Aguas arriba: En dirección contraria a la de la corriente.
(El diccionario oficial repite las dos locuciones en su plural con el mismo significado…)
Como agua: Abundantemente .En gran abundancia.
Como agua de mayo: Para ponderar la oportunidad con que sucede algo beneficioso.
Entre dos aguas: Manteniéndose sin definirse por reserva o cautela. Nadar entre dos aguas.
Más claro que el agua: Con mucha claridad, transparentemente. También puede funcionar como “locución adjetival”.
Tan claro como el agua: sinónima de la anterior.
En buena guerra, en buena lid: Luchando con lealtad, lealmente, por buenos medios.
En batalla: Con el frente de la tropa extendido y con poco fondo.
A sangre caliente: Dicho de decidir o actuar movido por la cólera o la venganza: Arrebatada e inmediatamente.
A sangre fría: Premeditadamente. Con premeditación y cálculo, una vez pasado el arrebato de la cólera.
A sangre y fuego: Con todo rigor, sin dar cuartel, sin perdonar vidas ni haciendas, talándolo o destruyéndolo todo.
2. Violentamente. Con violencia, sin ceder en nada, atropellándolo todo.

About these ads

1 Comentario »

  1. :3 me gusto

    Comentario por laura — noviembre 3, 2013 @ 8:26 pm | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Theme: Rubric. Get a free blog at WordPress.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: