Español en América

mayo 24, 2009

Español, sexismo y Fundéu

Filed under: Uncategorized — Mercedes @ 6:45 am
Español, sexismo y Fundéu

La lengua y más aún en España es política en estado puro. Un instrumento que se utiliza en determinadas comunidades como arma arrojadiza para justificar políticas de odio y separación.

La lengua ha sido abandonada por la Real Academia española a los políticos, y a los comerciantes dejando en manos de éstos su futuro.

Como botón de muestra está la “ Fundación del español urgente “ , llamada en abreviatura Fundéu de la que el máximo mandatario de la Academia lo es también de aquella institución.

Ahora, ni más ni menos , se encuentran enfrascados en el otorgamiento de unos denominados “ certificados de calidad en el uso del español “.

¿ Cuál es entonces la función de la Universidad española ? ¿ Servirán para algo las Facultades de Filología y Periodismo ?.

¿ No es la función de éstas la formación de periodistas, lingüistas y correctores en lengua española ?

¿ La Fundéu en connivencia con la Real Academia va a conceder diplomas a los periodistas latinos de Estados Unidos que muchos de ellos ni siquiera han pasado por una Universidad ?

La Fundación Fundéu, los días 6, 7 y 8 de Mayo celebró un seminario en la cuna del castellano, San Millán de la Cogolla bajo el paraguas del Lenguaje y del Periodismo y con el tema “ Mujer y lenguaje en el periodismo español “.

La lengua española está dominada por una serie de complejos, mayores o menores.

Ahora Fundéu pretende hacer cómplice de sus desaciertos, nada menos que a la cuna de la lengua castellana.

Les envío las siguientes consideraciones sobre el uso del masculino / femenino en el lenguaje periodístico, en el lenguaje común, en la escuela primaria e incluso en el lenguaje que deberían emplear tanto en la Real Academia de la Lengua, como en la Agencia EFE e incluso en la Fundación Fundéu.

Conviene recordar que el masculino es un género “ no marcado “ y se puede por este hecho designar indiferentemente a hombres y mujeres, al contrario, el femenino se denomina con propiedad como género “ marcado “. Afecta el “ término marcado “ con una limitación que el otro está exento.

Como ejemplo para lingüistas improvisados :

” Mis hijos ” designa tanto a las hijas como a los hijos.

Si mencionamos : ” Mis hijas ” , nos estamos refiriendo sólo a las féminas. A diferencia del “ género no marcado “, el “ género marcado “ aplicado a seres vivos, origina entre los dos sexos una discriminación. Así, la feminización del lenguaje puede conseguir un resultado inverso al que se buscaría y establecer en la lengua una segregación entre hombres y mujeres. No se deben predeterminar esas categorías atribuyendo a las mujeres términos propios en funciones, títulos, oficios o profesiones. Esta iniciativa arriesgada provocará confusión y desorden en un equilibrio nacido del uso y que – en mi opinión – sería más conveniente que el uso fuera el destinado a formular las modificaciones pertinentes con el paso del tiempo y de las necesidades del idioma.

No se deben forzar las modificaciones idiomáticas, sobre todo en estas que conciernen a los géneros masculino y femenino, creando nuevas formas que pudieran discriminar al otro género.

La R. A. E. y la situación del español en Cataluña y País Vasco :

¿ No es la misión de la R A E la defensa del español ?

Abandonaron sus funciones y así le ha lucido el pelo al español y le seguirá luciendo.

¿ Se imaginan a los académicos de la R A E interviniendo en la redacción de la constitución española y oponiéndose al euskera o al catalán , como lo hicieron sus colegas franceses el 12 de Junio de 2.008 ?.

No se atrevieron, permanecieron calladitos haciendo mutis por el foro.

Consecuencia de su cobardía política es la situación del castellano en las Comunidades del País Vasco y Cataluña , donde el hablar español o sencillamente el que un niño intente aprenderlo es propio de un gladiador.

Si para el español de Cataluña y del País Vasco ya es tarde y cualquier actuación en defensa de nuestra lengua es una batalla perdida, todavía no lo es a nivel global, como se dice en este siglo XXI.

Lo que más separa a los pueblos no es ni la raza, la religión o las creencias políticas, es la lengua. Por eso hay una tendencia muy extendida y que esperemos no avance, a vituperar lo español a través de olvidar o menospreciar nuestro idioma.

El odio hacia todo lo español y hacia su máximo exponente, la LENGUA, lo que más une y también separa, consigue que en Cataluña y el País Vasco, el castellano sea una especie en vías de extinción.

Esta situación de especie a eliminar en esas comunidades, se parece algo a la situación que el español vive en algunos países de América.

El seminario de la Fundéu en San Millán :

En los párrafos iniciales me hacía eco de un seminario celebrado nada menos que en la cuna de nuestro idioma, en el Monasterio de Suso, bajo el patrocinio de las Fundaciones de San Millán de la Cogolla y la Fundéu, sobre ” Lenguaje y sexismo en el periodismo “.

En el contenido preliminar hacía referencia a la no necesidad de emplear nuevas fórmulas, ya que nuestro maravilloso idioma lo tiene todo previsto.

La diferencia entre género marcado y no marcado, hace que la discusión no sea necesaria.

Los participantes de este seminario turístico, para promocionar la Fundéu entre lingüistas y periodistas de ambos lados del Atlántico, con muy buen criterio han recordado que la lengua es un recorrido : “ caminante no hay camino, se hace camino al andar “.

La lengua va evolucionando como los seres vivos en función del entorno y de las necesidades. La teoría de Darwin sobre la evolución de las especies se aplicaría también a la lengua.

Cuando se necesita una palabra como jueza o ministra, el uso entre los hablantes la crea. Después ante la extensión del empleo en los medios y en el pueblo, la Real Academia la recoge en su Diccionario.

Los asistentes a este foro en su mayor parte periodistas y lingüistas se han puesto de acuerdo en que no hay que forzar los cambios, ni tratar de imponer fórmulas arbitrarias de manera urgente.

El cambio viene, impuesto por la necesidad.

Un periodista insistió que el sexismo no reside en las palabras sino en las personas y la sociedad.

Las posturas de las mujeres lingüistas han sido las únicas discrepantes sobre estas razones de peso, en el sentido que las féminas – algo acomplejadas – reclaman una velocidad mayor en los cambios “ para hacer visible a la mujer “.

Para ser “ visibles “ la única fórmula conocida es engordar.

Una profesora de la Universidad de Málaga admitió “ que los cambios no hay que forzarlos, pero si constatarlos y no frenarlos “

Otra profesora de redacción periodística consideró el favorecer e incrementar la presencia de la mujer en los medios.

Siendo mujer, me parece estupendo que las mujeres no solo aparezcamos en los medios, sino que nuestras opiniones y buen hacer resalten, para que de esta manera se reconozca el mérito y la calidad de nuestros trabajos y no porque los partidos políticos impongan la norma del 50 % de la presencia de la mujer en la política.

La participación de la mujer en la prensa y en la política, no se debe empujar, como en la lengua, la necesidad y el uso producen los cambios.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: