Español en América

junio 14, 2009

Libros y libreros

Filed under: Uncategorized — Mercedes @ 8:42 am

En defensa del español

Como profesora de lengua española soy lectora empedernida , adjetivo al que escritores y periodistas pedantes y cursis sustituyen por el de impenitente. Jugando con las palabras, debería ser impertinente. Soy lectora impertinente, exigente. Necesitamos lectores y escritores, críticos e impertinentes y sobre todo exigentes con la calidad de la lengua.

El mal uso y el descalabro idiomático que padecemos por eso que califican como diversidad, paradójicamente ha conseguido aumentar los lectores. Las editoriales en lengua cervantina han incrementado sus ediciones impresas de manera espectacular.

El pronóstico de los visionarios en el sentido que Internet iba a acabar con el libro impreso no se han cumplido.

El fenómeno es inverso, el acceso universal a la red consigue día a día crear nuevos lectores que descubren la lectura como una parte del ocio.

El libro escrito con fluidez, es un vehículo transmisor de cultura, pero es también un instrumento de diversión, de relajo, en fin un entretenimiento.

El libro queda, se conserva, se presta, pasa de unas generaciones a otras con orgullo. Las estanterías de las bibliotecas satisfacen a sus poseedores y son la envidia de personas cultas.

La red ha supuesto para millones de personas el acceso a la cultura gratuita, a descubrir nuevas formas de comunicación, de transmisión de ideas y sobre todo redescubrir la lectura olvidada por este mundo materializado y en el que sólo cuenta el dinero y el dinero.

Internet ha descubierto el libro como parte de esa cultura gratuita. Enorme éxito de las páginas que ofrecen libros de lectura en línea sin pagar ni un ochavo.

El acceso gratuito ha permitido la expansión del libro impreso, el de verdad, el de papel y tapas de cartón.

El libro bien escrito, es mágico, retiene al lector hasta su final.

Yo misma, accediendo a las informaciones digitales varias horas diarias, no soy capaz de concentrarme ante la pantalla del ordenador.

Necesito imperiosamente el papel, el papel con letra impresa. El negro sobre el blanco para leerlo, corregirlo, subrayarlo, garrapatearlo, en fin tenerlo entre mis manos.

El papel es cálido y el ordenador frío, impersonal.
El libro tiene un atractivo centenario desde que Gutenberg inventó la imprenta hace más de quinientos años, y la cultura pasó de ser oral a escrita, de ser minoritaria y elitista a ser de dominio universal, “ global “ que dicen los cursis.

Es preciso aclarar que monjes y frailes se dedicaban a divulgar copias manuscritas de algunos libros, pero su difusión cultural fue siempre limitada.

El efecto “ libro “ ha sido la revolución más importante en la historia de la humanidad.

El libro y la letra impresa tienen un valor incalculable.
Las palabras impresas en un libro quedan, las mismas palabras habladas, se las lleva el viento.

Los grandes pensamientos se escriben. Recordemos que las palabras de Dios a Abraham tuvieron que escribirse sobre piedra, los tabernáculos.

Una cultura, nuestra cultura, necesita los libros, y necesita lectores. Los lectores no existirían sin los libros y la cultura no la imagino sin los unos y sin los otros.

El castellano tiene una larga tradición escrita, pero más corta que la lengua francesa que nos saca unas cuantas leguas de distancia.

Si cuidamos la lengua, si fomentamos la lectura, si escribimos libros claros, sencillos, sin rimbombancias, sin descripciones petulantes, conseguiremos una saga de lectores interesados, fieles y agradecidos.

Muchos lectores se aburren de los libros mal escritos o ininteligibles.
Los escritores a través de los libros, transmiten ideas o mensajes que deben ser fáciles de entender.

Los escritores españoles, los buenos escritores escasean, los premios literarios se preparan o predeterminan para ciertas plumas famosas que venden. Venden eso sí libros vacíos de ideas y de contenidos. Si tenemos suerte incluso pueden estar hasta bien escritos en buen castellano. Lo normal es que sean malos, aburridos y además, mal escritos.
Se venden porque han sido premiados, y son premiados porque son famosos. Circulo vicioso infernal del dinero que llama al dinero.
Los escritores no son escritores, los críticos no critican y los lectores no tienen más remedio que aguantar esos bodrios.
A pesar de nuestros insoportables escritores, la edición de libros avanza “ malgré eux “, el libro está en auge y los lectores, pobres lectores, se tragan lo que les echen porque es la moda y la lectura un barato entretenimiento para tiempos de crisis.

En contraposición con el desierto cultural español, resalta la pujanza de las letras y escritores vecinos.

Me maravilla el Goncourt francés que premia a las mejores obras en lengua de Molière y cuyo importe de diez euros no hace rico a nadie pero otorga la merecida fama a su justo ganador.

Allí no hay diversidad y muchas veces el premio se otorga a un extranjero no nativo, incluso cuya lengua habitual no es el francés.

¿ Qué tiene el francés que atrae hasta los escritores no francófonos, pero que se esfuerzan en llegar a unos lectores que no son de su cultura ?

El último ganador del Goncourt, Atiq Rahimi , de nacionalidad afgana es la prueba de la auténtica diversidad en el uso de una lengua pura y uniforme, el francés, apoyada y sostenida por una Academia sin complejos, defensora a ultranza de unos valores que han hecho del francés una lengua de transmisión de cultura sin igual.

La lengua española necesita una Academia con valores e intenciones similares para conseguir la unidad necesaria para perdurar a través de los siglos, sacudiéndose el complejo progre de diversidad.

La aceptación de la diversidad en una lengua es el principio del fin y el comienzo de su fraccionamiento.

¿ Qué le pasa al español, a nuestro castellano de toda la vida ?

Le pasa lo mismo que a nuestra sociedad, acomplejada por la avalancha a uno y otro lado del atlántico de inmigrantes incultos y analfabetos.

Pobrecitos que llegan de muchos países en los que la educación está abandonada. Nuestro complejo progre equivocado nos impide resolver el problema, porque confundimos racismo con llamar pan al pan y vino al vino.

Si estos pobrecitos llegan sin un bagaje cultural, racismo no es decir que son analfabetos, sino dejarlos persécula seculorum en la ignorancia.

Diversidad es culturizarles y alfabetizarles en nuestra lengua, por supuesto , no dejando que la contaminen.
Si aceptamos sus errores, sus fallos y los adoptamos como propios contaminaremos nuestra lengua y nuestra tradición.
Nuestras autoridades educativas deben ser firmes y la Real Academia de la Lengua debe exigir un exacto cumplimiento de la lengua castellana, atacada por todos los flancos desde las Comunidades Autónomas denominadas históricas hasta en los propios Estados Unidos.

Nuestros complejos sobre la diversidad dichosa, acosan al empuje demográfico del español en Estados Unidos, y el caos imperante ha hecho que determinadas Agencias de Traducción adopten un nuevo español, que denominan “ Nationality Neutral Spanish “.

La dejación de la Real Academia de la Lengua, del Instituto Cervantes, y del Ministerio de Educación, pueden llevar al descrédito del castellano a nivel universal, como lengua de segunda, bastante dañado el idioma por su incompetencia e inoperancia.

Quede como moraleja de este relato, alegato en defensa de nuestro idioma, la necesidad de un castellano uniforme y único, una potenciación de su uso escrito y oral en todos los medios y foros, un apoyo a la lectura, al libro y a los libreros, sagrado oficio transmisor de la cultura y del auténtico progreso.

.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: