Español en América

julio 26, 2009

Aprendizaje de segundas lenguas

Filed under: Uncategorized — Mercedes @ 2:35 pm

Una paisana mía y profesora de la Facultad de Letras de la Universidad del País Vasco, Yolanda Ruiz de Zarobe ha pronunciado una interesante conferencia sobre cómo “ aprender una lengua extranjera “.

He buscado ansiosamente el texto completo de este trabajo sin resultado, por lo cual para poder completar estas líneas, pido auxilio a mis lectores para poder informar con mayor precisión en una segunda fase.

El objetivo de este seminario – ponencia fue conocer los factores que influyen en el aprendizaje de segundas lenguas, por supuesto, no maternas.

La segunda parte del trabajo es conocer cuáles son las cualidades que deben de reunir los “ aprendices de idiomas “.

Sobre estos temas se han publicado infinitos trabajos; algunos recomiendan el comienzo temprano de estas segundas lenguas ; otros son partidarios de empezar a edades más avanzadas.

Una de las precisiones más interesantes que realiza la filóloga vasca es diferenciar entre la adquisición de segundas lenguas y el aprendizaje de lenguas extranjeras.

La diferencia es cuando se adquiere una lengua en su contexto ( adquisición de segundas lenguas ) y fuera de su contexto ( aprendizaje de lenguas extranjeras ).

La adquisición, según Yolanda, es un proceso menos consciente. El ejemplo que da la filóloga es ir a Francia a aprender francés.

El ejemplo del aprendizaje es el estudio del inglés en España que la consideraríamos como el estudio de una lengua extranjera.

¿ Cuáles son las características del aprendiz de lenguas ?

Los ponentes dieron sus opiniones, como la personalidad, el ser extrovertido, la motivación, la inteligencia, la memoria y la edad.

La ponente estudia estas diferencias individuales en el aprendizaje de lenguas, dividiendo los factores en internos :

La inteligencia, la aptitud y la habilidad para aprender lenguas rápidamente. Hay diversos tipos de inteligencia, la visual, la verbal, la lógica, la corporal, la musical y la interpersonal. “ La inteligencia no tiene incidencia en los aspectos comunicativos y de interacción “.

Según Yolanda Ruiz de Zarobe los factores externos de los aprendices son los contextos naturales, formales y el “ aprendizaje integrado de contenidos en lengua extranjera “. Según la filóloga vasca, los factores “ están relacionados y son multidimensionales “.

A continuación Yolanda diferencia ” entre el estilo de aprendizaje y la personalidad “.

El estilo son las preferencias del aprendiz para “ obtener, procesar y retener información “. Hay tres estilos de aprendizaje : el visual, el auditivo y el kinestésico.

La mayor parte de la población opta por el “ aprendizaje visual “ y “ aprenden más de lo que ven de lo que oyen “.

Un porcentaje comprendido entre el 10 y el 20 % prefiere el “ aprendizaje auditivo “. Prefieren escuchar recordando lo que dicen los profesores en el colegio, y les gusta la forma de la “ clase expositiva “.

Entre el 30 y el 50 % de los alumnos trabajan mejor con el “ aprendizaje kinestésico “ que consiste en interactuar con el material de las clases. Los hombres , prefieren este método.

Hay que señalar que cada aprendiz tiene una preferencia de estilo, sin que sea un aprendizaje exclusivo.

Sobre la personalidad, Ruiz de Zarobe indica que es “ difícil delimitar su relación con los resultados en el aprendizaje de lenguas “.

Hay una gran relación entre “ personalidad “ y “ habilidades comunicativas “.

De la misma forma se puede medir la extroversión e introversión de los alumnos y su “ grado de inhibición riesgo “.

También menciona la “ importancia de la ansiedad en el proceso de aprendizaje de una lengua “.

Remitiéndose al autor Dornyer que señala que “ un poquito de ansiedad puede ayudar … “, pero “ demasiada puede ser perjudicial “.

Se remite a Karsten para formular que “ identificó la ansiedad como una especie de filtro, basándose en la idea de que si hay mucha ansiedad la información no puede pasar “.

Expone la idea de la “ motivación “ que es necesaria para aprender una lengua – y cualquier otra materia -.

Diferencia entre la “ motivación intrínseca “ cuando se aprende lo que a uno le gusta, y la “ motivación extrínseca “ cuando hay otra persona o familiar que le impulsa para aprender una lengua.

Otros tipos de motivación son “ la integradora “ cuando el aprendiz quiere integrarse en una comunidad de hablantes, y “ la instrumental “ basada en la necesidad del alumno de aprender la lengua.

Según Zarobe la “ motivación integradora “ es la más importante, sin menospreciar la “ instrumental “.

Las edades de los alumnos :

Señala Yolanda, los mitos existentes. La mayoría del consenso opina que cuanto antes se empiece con las lenguas, mejor.

No obstante, la autora de la ponencia distingue entre el “ contexto natural “ ( la familia ) y el “ contexto formal “ ( en los centros de enseñanza )

En los contextos naturales parece ser que la afirmación de que cuanto antes se empiece es mejor. Señala la filóloga que hay un “ período crítico “ que coincide con los seis años, en el cual si se empieza a partir de esa edad, el aprendizaje de la segunda lengua, la pronunciación nunca podrá ser similar a la de un nativo.

En un estudio realizado en la Comunidad Autónoma Vasca ( CAV ), en las escuelas ; antes de 1.993 la enseñanza de una lengua extranjera empezaba a los 11 años, después de la reforma se rebajó la edad a los 8 años, y en las ikastolas a los 4 años. El estudio analiza cómo influye la edad de comienzo en el nivel de aprendizaje.

Ha tenido una duración de cuatro años, tras los cuales se realizó una evaluación de resultados. Los niños que habían empezado a los cuatro, a los ocho y a los once años con el aprendizaje del inglés en las escuelas.

Cuando se finalizó el trabajo los grupos de niños tenían ocho, doce y quince años. Los que obtuvieron los mejores niveles fueron los mayores que habían empezado con once años. Gran sorpresa que Yolanda justifica por la “ madurez coginitiva “ de este grupo de jóvenes.

Señala “ que no es malo empezar a los cuatro años “, sino la escasa entidad de la enseñanza del inglés en la CAV, limitada a sólo tres horas a la semana.

Por otro lado sugiere la importancia de “ integrar el inglés en los contenidos “, es decir dar las asignaturas como ciencias en el idioma inglés. Se trata de aumentar las horas de inglés sin modificar el currículo.

La idea es buena, pero no me pidan a esta humilde servidora que explique matemáticas en inglés, preferiría dar clases de japonés en la Universidad de Aichi. Otros se han atrevido a más.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: