Español en América

julio 31, 2009

Escuchar y oír

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 2:23 pm

Hoy toca  lengua. Ayer me dió por el humor, en cambio la seriedad se impone en este trabajo.

Es frecuente la confusión entre estos dos verbos. Según las zonas de España, se tiende a emplear uno en perjuicio del otro.

Y casi siempre se emplea mal.

En el norte se utiliza oír. En cambio, en el sur se usa escuchar.

Vayamos al diccionario para que nos saque de dudas. Las definiciones y explicaciones que nos dan nuestros sagaces lingüistas no formulan casi ninguna diferencia entre estos dos verbos de uso frecuente.

El verbo oír, derivado del latín audire, la DRAE, lo define :

1. verbo transitivo. Percibir con el oído los sonidos.
2. Dicho de una persona. Atender los ruegos, súplicas…
3. Hacerse cargo, darse por enterado.

Para mi modesto entender, el verbo oír, tiene más un sentido “ físico “ que escuchar. Se trata de percibir sonidos, mientras que escuchar tiene una connotación “ intelectual “.

Para escuchar, cuya etimología es también latina, de auscultare, la academia explica este verbo como :
1. prestar atención a o que se oye.
2. Dar oídos, atender un aviso, consejo o sugerencia.
3. Aplicar el oído para oír algo.
4. Hablar o recitar con pausas afectadas.
Entiendo que la confusión sigue, puesto que nuestros sagaces lingüistas de la academia no han sido capaces de sacarnos de dudas. Especialmente a esta torpe periodista, huérfana filológica.

Ante la duda, suele acudir en mi auxilio, el diccionario francés Lexilogos, hecho por auténticos especialistas. Vamos allá.
No se trata de minusvalorar lo nuestro, pero la dura realidad, convierte este maravilloso instrumento en algo indispensable para sacarnos las castañas del fuego.

En diversas ocasiones he comentado que nuestros expertos lingüistas de la academia, deberían pedir consejos a estos señores franceses.

El francés tiene para expresar los dos verbos españoles, entendre y ouïr, que equivalen al nuestro oír, y écouter que se corresponde con escuchar.

Los lingüistas galos son categóricos cuando definen entendre : “ … en su aspecto puramente físico… “, añaden : “ percibir por el óido “.

Este verbo galo se refiere siempre a un fenómeno de “ audición “. Es mi modesta teoría frente a la confusión de nuestra realísima academia.

Para écouter, escuchar, su definición es más intelectual : se hace referencia al fenómeno de prestar atención. Lo expresan con una frase escogida de la literatura francesa :

“ On n’avait jamais entendu encore sonner l’heure dans la maison. Tout le monde l’écouta, comme on écoute l’Angelus au bord du champ. “ Pesquidoux, Le Livre de raison.

No se había oído el sonido de la hora en la casa. Todo el mundo lo escuchó, como se escucha el Ángelus al borde de los campos….

Moraleja final : oír, se refiere a la audición, al sonido ; escuchar es una actividad intelectual.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: