Español en América

agosto 29, 2009

Tetas y bikinis

Filed under: Humor y lengua — Mercedes @ 4:41 pm

No piensen mal, que el tema de hoy es exclusivamente lingüístico. Si no me creen, provéanse de un diccionario de la Rae, y verán que no les cuento milongas.

La primera sorpresa , el término teta es de origen germánico, lo cual tiene mucho sentido dadas las proporciones que tienen las de las mozas procedentes de la bárbara Germania.

Si es original la procedencia, más aún es que sea un vocablo femenino. Lo explicaremos más adelante, pero para las, los curiosos, les adelantaré que bikini es masculino, como también topless.

De entrada, no tiene mucho sentido, si la idea del creador del bikini es para tapar los pechos femeninos, su prenda tenga género masculino.

Por esta razón, y no otra, mañana para protestar en la playa me quitaré la parte superior de esta prenda y me pondré en topless.

Nueva sorpresa porque la Real Academia y sus lingüistas para fastidiarnos a las mujeres y hacer más sexista el idioma, han calificado topless de masculino.

Que no tiene ni pies ni cabeza; por ello desisto y para protestar no me pondré en la playa con las tetas al aire. Bien tapada por la parte superior del susodicho y nombrado bikini, vuelvo sobre las acepciones de teta en el DRAE.

Lo más sorprendente de este término absolutamente femenino, es que el diccionario lo ponga en singular, cuando la naturaleza las pone por pares.

Si en la versión digital ponen la palabra “ tetas “ , el resultado es : la palabra no existe. En fin que los lingüistas no aceptan las tetas y tiene que ser teta, en singular.

Veamos como definen estos señores la palabreja : Sustantivo femenino : < cada uno de los órganos glandulosos y salientes que los mamíferos tienen en número par y sirven en las hembras para la secreción de leche >

No sé que actitud tomar mañana en la playa ante tamaño despropósito de definición mamaria. Protesto enérgicamente ante esta afirmación sobre las glándulas femeninas porque eso de que sirven para la producción de leche, será la que producen las madres de estos mequetrefes.

Al parecer, los lingüistas de la Academia son machos,que por cierto, ni han visto, ni han tocado nunca una teta de mujer. Es posible que de vaca, porque la segunda acepción de teta, me sorprende mas : < leche que segregan estos órganos >. Confunden, las tetas con la leche que sale de éstas.

Si la segunda definición es un tanto equivocada, más extraña es la tercera y última : < pezón de la teta>. Entiendo que el pezón es una parte de la teta, pero no el órgano en sí mismo.

Todo ello me reafirma en que estos expertos del diccionario, no lo son en tetas, el confundir el pezón, una parte de esta glándula mamaria que sólo sirve para producir leche, con el todo, explica por qué estos lingüistas no han tocado nunca una teta.

La Real Academia, debería pagar un cursillo a sus filólogos con un sexólogo o mejor sexóloga, para que les informe los usos y abusos de las tetas.

Les voy a explicar, para que enmienden en la próxima edición : las tetas sirven para muchas cosas más que lo que definen estos mangurrinos de la Academia.

La principal es para que los cirujanos estéticos se forren a cuenta de las mujeres, y muestren su imaginación con múltiples formas y tamaños. La segunda es para, ya que las mujeres o es posible que algún marido que otro también, presuman del campo de melones, siempre a pares, en el que se han gastado el dinero.

Las tetas son un elemento de exhibición para sus propietarias. Son una forma de satisfacción personal, siempre que sus dimensiones no superen a las de las sandías manchegas.

También los que pagan las facturas desean tener alguna que otra compensación que no sea la producción de leche.

Parece ser que los lingüistas tienen una obsesión sexual provocada por la crisis económica y sólo piensan en formas de salir de ella; se les ha ocurrido la de la secreción de leche.

Esperemos que no se lo cuenten a la Elena, porque pondría un impuesto sobre la leche materna, porque además no se han dado cuenta de que el proceso es de economía sumergida, y la leche puede ser considerada como blanqueo de capitales, por ser de color blanca, aunque si se vende, entonces el dinero será negro.

Si al principio hemos mencionado el bikini, en porque los medios de comunicación en esta época estival nos ofrecen infinidad de chicas con este genial traje de baño, que como hemos mencionado antes, es sorpresivamente de género masculino.

Para confirmar nuestras dudas, como hoy nos ha tocado lengua, acudimos nuevamente al consejo prudente y enterado de nuestros lingüistas, que nos confirma que es un vocablo masculino, cuyo origen es el atolón del Pacífico llamado Bikini, consta de dos piezas, aunque la moda actual impone solamente la parte inferior.

Déjenme terminar porque me queda un trecho de lengua, y es referente al “ topless “ que la Academia lo acepta, pero como sustantivo masculino.

Dónde se habrá visto tamaño desatino : topless masculino; la única razón plausible es porque a los hombres les debe gustar esta forma de semidesnudo, y el lenguaje es machista, masculino.

Pero veamos que nos cuentan estos señores acerca del “ topless “ : voz inglesa, < modo de vestir femenino que deja los pechos al aire >.

Sorpresa mayúscula porque , pienso, que el topless no es una forma de vestir, sino una manera de “ desvestir “.

De verdad, que nunca sabremos las sorpresas que nos depara la lengua.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: