Español en América

octubre 11, 2009

Collón, cojones y ovarios

Filed under: Humor y lengua — Mercedes @ 6:41 pm

                     

Es un adjetivo que , a pesar de la moda televisiva y coloquial de regar las conversaciones con abundantes tacos y palabras malsonantes, está desaparecido en combate.

En la lengua de nuestros vecinos franceses se usa más a menudo que en la castiza nuestra, el “ couillon “ que significa idiota, tonto, imbécil. En la literatura tenía el sentido de testículo, hablando en plata, cojón.

Es famosa la receta del filtro de amor que consiste en sacar un poco de sangre propia un viernes de primavera, poniéndola a secar en un pequeño recipiente con dos cojones de liebre y un hígado de paloma…

Yo no la he probado pero dicen que funciona…

La etimología es latina de “ coleus “, cojón, derivada en directo del término italiano “ coglione “

El diccionario de la RAE, lo define como cobarde, y su etimología coincide con la del diccionario galo.

Es curioso, cuando se utiliza el saleroso “ cojones “, en la expresión “ tiene cojones “, el sentido es de persona valerosa, mientras que cuando se utiliza el adjetivo collón la definición es de cobarde.

La expresión francesa de couillon no es de cobarde sino de tonto. Les couilles, son los cojones, que proceden lógicamente del coleus latino.

Mis conocimientos de la lengua de Molière no consiguen encontrar el homólogo de cojonudo.

La Academia define este vocablo muy usado como estupendo, magnífico y excelente. Advierte que es un adjetivo coloquial malsonante.

El cojón lo califica de sustantivo masculino, lo mismo que ovario,  paradójicamente es de género masculino.

El uso en plural, la interjección “ cojones “ se usa para expresar extrañeza o enfado.

En francés abundan las expresiones con sus “ couilles “ :

–         “ Casser les couilles “, equivale a estar molestando, o estar harto de..

–         “ N’ avoir pas de couilles “ , no tener cojones o no tener valor.

–         “ Couille molle “ , persona apoltronada.

En definitiva, que los hispanos a pesar de nuestros cojones, tenemos una cierta apatía expresiva para utilizar más el vocablo en plural.

La igualdad de género, nos obliga cada vez más a las mujeres a utilizar eso de no me toques los ovarios, o con un par de …

Mis lectores de América, estarán algo asombrados por la mala educación que nos traemos desde el otro lado de su charco. Pido mil perdones y me condeno a una semana en la cárcel de papel de la difunta Codorniz.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: