Español en América

octubre 27, 2009

La paz de la paloma

Filed under: Humor y lengua — Mercedes @ 8:58 pm

Érase una vez una paloma a la que nadie le dejaba en paz.

No trato de escribir un cuento, sino aburridos mis lectores de tanta corrección e incorrección, a vueltas con textos de la web, me piden algo más divertido.

Me he puesto a escribir un cuento sobre las palomas, y, en concreto, la de la paz.

Pobrecita. Perseguida, vituperada, denigrada, acusada ahora de ser la causante de las gripes aviar y esta última de la A. Harta de tanta calumnia se ha declarado en huelga y ha decidido nunca más llevar de un lado al otro el ramito ese dichoso de olivo que además de ser pesado, ya no lo entiende nadie.

Incomprendida y aburrida, cada vez que es solicitada para una misión pacífica, ha decidido largar un chute de excrementos.

Intenta que los contribuyentes, los parados y los jubilados reaccionemos frente a la insensatez de los políticos que con la boca chiquita desean la paz y por otro lado alargan su mano para recoger los beneficios de la venta de armas.

Misiones pacíficas como esta de Afganistán donde hemos enviado a nuestros soldados para una misión pacífica… Nuestra paloma, indignada, se ha declarado en huelga de hambre ante tanta desvergüenza: ¿Qué mayor paradoja que la de enviar soldaditos a una misión de paz?

La paloma de la paz ha creado un sindicato progresista y de izquierdas de palomas para defender sus derechos y por supuesto continuar reivindicando las misiones de paz pura y duras.

Nos amenaza con emplear incluso la violencia si sus justas reclamaciones no son atendidas.

La ministra, nuestra femenina ministra, de género femenino, se ha asustado y ha tomado medidas para evitar que estas manifestaciones pacíficas se repitan.

En recientes declaraciones, ha manifestado que la exclusiva de la paz no la tienen las palomas sino los militares.

Son estos pacíficos soldados los que durante siglos han impuesto la paz en los cementerios, en las tumbas, en las fosas comunes… Han llevado la paz al mundo entero con las armas cortas, las largas, los misiles, las de destrucción masiva. La ministra del ramo ( no del olivo ), esgrime sus argumentos con razones de peso : al que no quiera la paz, no se le enviarán más palomas rebeldes y subversivas, le mandaremos un contingente de soldados, eso sí con un mandato pacífico.

La ministra ha amenazado con tostar en el microhondas a las palomitas para una vez convertidas en maíz sean devoradas por nuestros pacíficos y tiernos soldados.

Siempre se ha sabido que las palomas son sinónimo de amor, de enamoramiento…

Una variedad columbiforme, la tórtola produce expresiones como “ tortolitos “ para designar en plural a una pareja de enamorados.

Es posible que uno de los efectos de la crisis económica consista en evitar su uso. Es preferible enviar a estas aves al paro que seguir utilizándolas.

La reducción del presupuesto nacional lleva consigo la disminución de muchos de los servicios.

El gobierno socialista ha eliminado la partida presupuestaria de “ palomas de la paz “ y la de “ palomas mensajeras “.

Estas últimas, también en el paro, han sido sustituidas por mensajeros provistos de motos, furgonetas y camiones que aunque polucionan más e incrementan el efecto invernadero son eliminados de las listas del desempleo.

Mientras nuestras tiernas e indefensas palomitas cubren los huecos del parado dejado por los mensajeros humanos.

Después del rato de humor, volvemos a la lengua.

La paloma de la que hablamos, procede del latín palumba. La más salvaje y grande es la llamada torcaz. También la zurita ( también zorita o zura ) vive en nuestros bosques y es algo menor de tamaño que la anterior.

La paloma doméstica vive en nuestras ciudades y no emigra como las torcaces y zuritas.

En español el pichón es el polluelo de la paloma. Sin embargo, en lengua francesa pigeon significa cualquier polluelo de aves.

Este sustantivo procede del italiano piccione, anteriormente del latín pipio, pipionis.

Cuando en español hablamos de pichones, nos referimos a alguien joven y del género masculino.

En Venezuela se usa mucho una locución verbal muy divertida “ Échale pichón “ cuando queremos expresar que alguien le pone coraje para ejecutar una acción.

Para los venezolanos paloma es sinónimo de pene. En algunos países de la América hispana también significa vulva.

Los franceses a la paloma ( la que vuela ) la llaman colombe, y en el sur, palombe cuyo origen es idéntico a la traducción española.

La colombe, es sustantivo femenino, procede del latín clásico columbus.

La tórtola es una variedad de paloma objeto codiciado por cazadores y cocineros para ponerlas en zurrones y cazuelas.

Su etimología no podía ser más que latina, de “ turtur “.

 

 

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: