Español en América

enero 4, 2010

Teoría de la valencia y concepto de actante

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 2:03 pm
Tags: ,

              

El lingüista francés Tesnière en su libro ”Éléments de syntaxe structurale” (1959). Paris, editado por Klincksieck, desarrolló la teoría de la valencia. Se refirió en principio a los verbos pero también los adjetivos y sustantivos son susceptibles de poseer valencia.

Tesnière fue el inventor de actante, concepto cada vez más utilizado.

Valencia es un concepto sintáctico que afecta principalmente a los verbos. Se denomina valencia al número de actantes que puede recibir o que debe recibir para saturarse, es decir para producir un sintagma gramaticalmente apropiado.

Tesnière califica como primer actante al sujeto, el segundo actante es el COD y el tercer actante el COI.

La valencia en los verbos o valencia verbal:

Existen verbos con valencia nula o cero, como llover o nevar que carecen de actantes: no tienen ni siquiera sujeto.

Los verbos monovalentes son los que sólo tienen sujeto: dormir, yo duermo.

El verbo beber es bivalente: yo bebo agua. Tiene dos actantes

Un verbo muy utilizado (que se denomina siguiendo otro concepto como verbo soporte o de apoyo) es el verbo dar, que es trivalente: yo doy un regalo a Pedro.

La mayor parte de los verbos usuales son trivalentes como estar, hacer, etc.

Un pequeño número de verbos son cuatrivalentes: traducir y el muy utilizado comprar.

Para este último: Yo compro un regalo a María por mil euros. El verbo en este caso tiene cuatro actantes.

La valencia en los adjetivos:

En general, la mayor parte de los adjetivos no tienen valencia. Sin embargo, por ejemplo: Juan es generoso contigo. El adjetivo generoso se completa contigo y posee una valencia.

Otros como normal, anormal, confortable, o los que denotan formas como redondo, cuadrado, carecen de valencias: no se puede decir: Juan está redondo contigo. Sencillamente Juan está redondo o Juan está cuadrado.

Hay que hacer constar que tenga o no el adjetivo su valencia, la existencia de un adjetivo con valencia no modifica la del verbo.

Complementos esenciales y no esenciales.

La valencia de un verbo es inalterable: no cambia nunca, es decir si es monovalente en un contexto, lo será siempre.

En el caso del monovalente y clásico dormir, aunque le añadamos un complemento circunstancial (que no es un complemento esencial), como por ejemplo en la frase:

Yo duermo en mi cama, el complemento no es esencial y duermo sigue siendo monovalente al tener un solo actante, el sujeto yo.

Modificación de la valencia en algunos verbos:

En este supuesto no todos los lingüistas están de acuerdo, pero es la excepción. El verbo hablar, monovalente: yo hablo, un solo actante, el sujeto, en algún supuesto como en el caso: yo hablo a Pedro, en este supuesto sería bivalente.

Otros verbos pueden también cambiar de valencia como dar que es trivalente, pero en este caso reduce su valencia y pasa a monovalente en la frase: ya he dado.

COD: complemento de objeto directo

COI: complemento de objeto indirecto

El concepto de actante:

Es otro “invento” de Tesnière que desarrolló en su libro “Éléments de syntaxe structurale”, 1959  como:<los actantes son los seres o las cosas que, a un título cualquiera y de cualquier manera que sea, incluso como simples figurantes participan en el proceso>.

Para Tesnière el nudo de un enunciado o parte central es el  verbo alrededor del cual giran los actantes. Quizás sea más conceptual denominar a los actantes como actores.

Para Tesnière el nudo de la acción o del drama –para seguir con los actores intervinientes- que es el verbo lleva implícito los actantes- los actores- y unas circunstancias – el guión del drama-.

Si estamos de acuerdo con Tesnière el reconocimiento del papel central del verbo en el enunciado, supone que a todos los actantes –actores- giran alrededor del verbo.

Retomando el ejemplo de verbo carente de valencia, llover, en llueve, no existen actantes: es un verbo de valencia cero con cero o ningún actante.

El segundo ejemplo, es un enunciado con un actante: Pedro tropieza, es un caso de actante+verbo.

El tercer caso es Pedro tropieza con Paco: actante+verbo+actante, y finalmente el cuarto supuesto de Tesniere es: Pedro da un libro a Paco. El ejemplo tiene la forma: actante+verbo+actante+actante.

Puede haber más de tres actantes, pero lo importante en la propuesta de Tesnière no es el número de actantes sino su papel girando alrededor del núcleo central que es el verbo y además con su significado determina la semántica de todo el enunciado.

En los análisis anteriores a Tesnière – tradicionales – la importancia de los enunciados estaba en el sujeto, como elemento central. El objeto subordinado al sujeto, ahora pasa como éste a la misma categoría o nivel de actante.

De la filosofía tradicional del estudio del lenguaje se traspasa a este concepto de Tesnière que pone en valor, en el eje central al verbo quedando los antiguos elementos reducidos al papel de actores secundarios de los enunciados.

Un seguidor de Tesnière, Lazard produce la teoría de l’actance ampliando los conceptos de su maestro en el sentido de utilizar la comparación de lenguas desde el punto de vista de la utilización del concepto de actante. El objeto de este comparativismo es la búsqueda de elementos invariables y universales en las lenguas.

Si la teoría de Tesnière ha sido desplazada por otras nuevas ideas más completas y elaboradas como la TST (que adopta el concepto actante) sin embargo en semiótica de la mano de Greimas, puesta de manifiesto en su “Dictionnaire raisonné de la théorie du langage”, y en la forma de tratar determinados textos científicos, si ha tenido razonada y razonablemente seguidores y aplicaciones.

5 comentarios »

  1. Perdona, he leído la entrada y tengo una duda.

    ¿A qué se refieren las siglas TST? He estado buscando y no he podido encontrar encontrado nada. ¿No tendrás por ahí un link?

    Gracias

    pd: no soy lingüista, pero leer sobre el tema me gusta.

    Comentario por ls_oo — agosto 2, 2013 @ 6:07 pm | Responder

    • La TST es la teoría lingüística Significado-Texto de Igor Mel’cuk linguista ruso afincado en Montréal (Canadá) desde hace 40 años.

      Trabaja en la Facultad de Traducción de la U. de Montréal y, en concreto en la OLST, Observatoire Linguistique Texte ( O L S T ). Si tecleas en Google OLST entrarás en su web y encontrarás decenas de artículos extraordinarios.

      Comentario por Mercedes — agosto 3, 2013 @ 5:29 pm | Responder

  2. Me gustó mucho, me deja mas en claro la teoría. Me gustría saber como puedo citar o referenciar éste escrito

    Comentario por lary — junio 5, 2016 @ 6:03 pm | Responder

  3. Muchas gracias por esta explicación, realmente explica muy claramente esta teoría que, en mi opinión, es la de mayor utilidad para llevar a la clase de español (soy profesor). Me gustaría compartir esta entrada de mi blog, acerca del mismo tema. Aunque sencilla, creo de gran utilidad recibir tus comentarios al respecto o los de tus visitantes interesados en el tema. (http://redactarmejor.blogspot.com.uy/2015/04/valencias-verbales-un-recurso-simple.html). Saludos cordiales desde Uruguay.

    Comentario por Martín Acuña — julio 14, 2016 @ 6:17 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: