Español en América

enero 14, 2010

Sismo, seísmo, terremoto, temblor

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 5:04 pm

      

El diccionario de la RAE define a seísmo como terremoto, y a éste como una <sacudida del terreno ocasionada por fuerzas que actúan en lo interior del globo>. Entiendo que se puede explicar algo mejor el terremoto. La sacudida es la consecuencia última o el efecto de las fuerzas procedentes del interior de la Tierra que son las que originan el seísmo.

El referirse a globo, a mi entender, es una información incompleta que necesita la aclaración de lo que significa globo, porque es una palabra polisémica con ocho acepciones en el propio diccionario oficial.

Entre otras, la cuarta: Receptáculo de materia flexible lleno de gas, que sirve de juguete para los niños, como decoración en fiestas, etc.

Parece claro que este globo de los niños no es el que provoca los terremotos.

Por eso, la definición de terremoto debería de cambiarse por una más acorde con la realidad de los seísmos.

En definitiva que el diccionario oficial se queda casi siempre cojo en sus definiciones más o menos técnicas.

En América al seísmo, lo llaman sismo, palabra aceptada. ¿De dónde procede el sismo?

Los franceses también usan séisme, secousse sismique y sobre todo tremblement de terre, que procede etimológicamente de la latina terrae y motus.

Los ingleses utilizan una palabra compuesta fusionada: earthquake, que semánticamente es muy clara. Indica que la tierra tiembla.

También quake es polisémica, significando terremoto o como verbo, temblar.

Los franceses en la definición de séisme, lo definen de forma parecida a la del DRAE pero lo aclaran con mayor precisión y propiedad:

<Secousse, série de secousses brusques plus ou moins fortes de l’écorce terrestre, touchant une zone plus ou moins large de la surface du globe où elles peuvent provoquer des modifications de relief ; en particulier phénomene de cette nature ressenti par la population, soulevant l’émotion et pouvant prendre des allures de catastrophe>.

También definen  tremblement de terre, como el conjunto de sacudidas más o menos fuertes producidas en la corteza terrestre que aparece siempre a una cierta profundidad a partir de un epicentro.

Esta formulación francesa del terremoto es la mejor de todas, porque explica con claridad dónde se produce: el epicentro y que las sacudidas afectan a la superficie o corteza de la Tierra.

Es necesario dedicar esfuerzos tanto humanos como financieros para conseguir un buen diccionario, y al parecer la Academia española de la lengua parece estar muy afectada por la crisis.

Se puede argumentar que un diccionario no es una enciclopedia, pero se trata de producir definiciones correctas y mejorar la mala imagen que origina su escasa calidad técnica.

Al referirse el diccionario francés Lexilogos a la palabra secousse – sacudida- al completarla con sismique o tellurique, la define como temblor de tierra, y para precisar aún más la definición: cada uno de los movimientos bruscos de la corteza terrestre ocasionados por un seísmo.

De paso ha aparecido telúrico, tellurique, que es el adjetivo usado para designar lo que procede de la tierra, y en concreto de la corteza terrestre en el más amplio sentido: fuego de los volcanes, lavas, cenizas y en general todo tipo de efluvios.

El DRAE para telúrico produce lo siguiente: la primera acepción, <perteneciente o relativo a la Tierra como planeta.

Nada que ver con la precisión del diccionario francés.

La segunda acepción: perteneciente o relativo al telurismo.

Estamos obligados a acudir a telurismo y pontifica el DRAE,< influencia del suelo de una comarca sobre sus habitantes…>.

Si acudimos a temblor, de las dos acepciones que nos interesan, la primera la califica como de terremoto de escasa intensidad.

Y como locución: temblor de tierra, terremoto.

No precisa gran cosa: mientras que la primera explica que un temblor es un terremoto de escasa intensidad (entiendo que es exacto), cuando se refiere a la locución temblor de tierra, la da como sinónimo de terremoto.

Ahora que se ha editado la Nueva Gramática, debería la RAE dedicar sus esfuerzos a mejorar este diccionario que se queda cojo, se mire por donde se mire.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: