Español en América

febrero 12, 2010

Los puntos sobre las íes

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 1:51 pm

 Si la carga más famosa de la historia fue la de la Brigada Ligera, en esta ocasión el académico y lingüista Manuel Seco arremete cargado de razones contra todo el que se mueve – o como alguna que se queda quieta- en este país.

En una entrevista en La Opinión de La Coruña reproducida por la Fundéu y, respondiendo a las preguntas de la periodista, se despacha a gusto empezando por el Diccionario Histórico de la Lengua Española que comenzó este especialista nada menos que en 1.960, por encargo de la Academia (que se queda quieta)

El diccionario se encuentra aparcado porque los financieros de la Academia, esos señores que antes dirigían la empresa de limpieza de la lengua y que hoy como lo que deja dinero es la Gramática, dan conferencias, postulan a premios literarios, les sacanl la pasta -o la plata- a los Gobiernos y fundaciones millonarias, y, como lo que es trabajo, esfuerzo y tecnología no recibe réditos, es mejor dejarlo de lado.

El trabajo inconmensurable de Manuel Seco en su diccionario quedará olvidado malgré lui y malgré nous, los que amamos a la lengua y menospreciamos a los mercaderes del idioma.

Los universitarios –añade Seco- salen de las Universidades con una cultura pobrísima y un bagaje léxico reducido. Salen como han entrado, es decir, con un nivel próximo a cero, que D. Manuel atribuye al sistema de enseñanza, a los profesores y a los políticos.

Lo hemos publicado en este blog infinidad de veces, a sabiendas que es una causa perdida. Nuestros políticos – por cierto, ¿por qué llamamos a estos golfos “nuestros políticos”?, sino no son nada nuestro, ni parientes, ni nos representan- se dedican a subirse los sueldos, a colocarse en las poltronas de los consejos de administración de las multinacionales, a mejorarse las pensiones mientras que éstas se hunden…

Miseria para todos menos para ellos. ¿Crisis?, la nuestra, ellos, debaten las cuestiones más absurdas e inverosímiles mientras que los votantes, contribuyentes, jubilatas, funcionarios, parados y los cuatro necios que nos esforzamos en continuar currando nos achicharran a impuestos. Eso sí, pronto nos convocarán a unas elecciones para ver quién elegimos que sea capaz de arreglar el paro, la deuda externa e interna y la insatisfacción creciente provocada por la incapacidad manifiesta de estos impresentables individuos.

Pido perdón por desviarme del contenido expresado por Manuel Seco que arremete con más educación y respeto que esta humilde escritora, pero con palabras que no dejan duda de su insatisfacción y desasosiego en todo lo que se relaciona con la educación, la cultura y la Academia.

Lo de estos mangurrinos de la Academia no tiene nombre: abandonar un proyecto de la categoría del Diccionario Histórico de la lengua es grave error de estos incultos y mercantilizados individuos que se apoltronan en los sillones de la antaño prestigiosa institución.

Comparto con Manuel Seco su dolor por el abandono in eternum de su proyecto, como expresa él “para siempre”. Pienso que no todo está perdido para “su diccionario”. Las numerosas fundaciones que pululan en el ambiente del español, todas ellas de dueños multimillonarios como la Fundéu y la Fundación Telefónica, soltarían el dinero necesario para acabar el proyecto. Nunca es tarde.

La enseñanza abandonada:

Manuel Seco evoca que estos y los anteriores gobiernos nada han hecho por la “enseñanza en general” desde la muerte de Franco.

Pienso que recordar a Franco en estos tiempos no es procedente por muchos motivos. Seguramente la educación era infinitamente mejor, el respeto a los profesores inmenso y el devouement de éstos hacia los alumnos en cuanto a su entrega y dedicación, mucho mayor que ahora.

Pero los datos para mejorar nuestro sistema educativo son los que son:

  • unos políticos incompetentes e ignorantes
  • un sistema mafioso de acceso al profesorado
  • un sistema que no prima el trabajo, el esfuerzo y la educación
  • una sociedad sin valores
  • un entorno de incultura y desidia que no favorece la enseñanza
  • unos medios de comunicación groseros y fuera de contexto

La solución de Manuel Seco :

Propone la reeducación de los políticos, aclarando que es tarea imposible.

Estoy de acuerdo, el problema no tiene solución. Sólo queda el granito de arena que podamos aportar cada uno con nuestro trabajo diario y esperar que se produzca un milagro.

Aviso : los milagros se producen.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: