Español en América

febrero 23, 2010

Ideas claras

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 1:04 pm

No todos los días nos toca llorar o lamentarnos de lo que sucede con nuestro español, a parte de ser 450 millones de hablantes cifra in crescendo por la demografía.

La Nueva España diario asturiano publica una entrevista con Darío Villanueva, secretario de la Real Academia y posiblemente el sustituto de García de la Concha en un futuro próximo, en la que nos muestra sus ideas sobre la lengua en las que estamos casi de acuerdo en su práctica totalidad.

En primer término manifiesta sus ideas sobre el bilingüismo y los problemas que conlleva en las regiones donde coexisten catalán, euskera y gallego con el español. El eje central es la inexistencia del debate entre los hablantes, sino que se circunscribe al ámbito político. Estos señores utilizan la lengua como un arma arrojadiza para la confrontación entre los diferentes partidos, mientras que en la realidad el conflicto no existe, puesto que los hablantes comparten tanto dentro de la vida doméstica, como en el trabajo o en la calle, los idiomas comunes si que exista choque o querella alguna.

Son, como siempre, los políticos que crean un problema donde no existe, no sabemos si para justificar su trabajo (¿???) o para conseguir una separación que es el objetivo pretendido, poniendo a la lengua como coartada de una situación inexistente.

Villanueva nos muestra la lengua con su “componente biológico”, – prefiero llamarla ser vivo, que en definitiva es lo mismo- con una dimensión social y perteneciente a una comunidad. Estoy plenamente de acuerdo con su manifestación.

La misión de las Academias-según Villanueva- es la de apoyo y ayuda. <Actuar con prudencia>, Se refiere a los términos que representan innovaciones a los que la Academia no presta la debida aceleración- el comentario es mío- para su aceptación como vocablos en el diccionario oficial. Para el catedrático de Santiago la actuación de la Academia es la correcta puesto que muchas palabras, después de estar de moda, desaparecen del lenguaje hablado o escrito. Por eso justifica la prudencia.

Sin embargo, la lentitud en la aprobación de muchos vocablos deja huérfanos a traductores y científicos que necesitan de esas palabras para la redacción de textos, artículos o investigaciones. Se dirá que la tarea es más de la Academia de Ciencias que de la RAE, pero al final, la responsabilidad no ya de la creación de nuevos términos sino de la traducción de estos americanismos, es la de la Real Academia que es la que tiene los medios económicos para llevar a cabo esa misión. Sobre todo después del éxito de la publicación de la Nueva Gramática con más de 60.000 ejemplares vendidos.

<No existe una actitud conservacionista y menos intervencionista>. Por supuesto, las lenguas las crean los hablantes, los medios de comunicación, los escritores y ahora desde pocos años Internet, con la velocidad que imprime a cualquier proceso lingüístico o científico.

<El diccionario es como una foto fija de una carrera: refleja un estado que al momento siguiente ya no es lo mismo>. Estoy de acuerdo con la premisa, pero no con las conclusiones: la necesidad de un diccionario cambiante a esa velocidad que imprime Internet, necesario para satisfacer las nuevas necesidades de los actores de la lengua.

Estoy con Villanueva en cuanto a los sms no perjudican a la lengua, puesto que son la expresión de una necesidad de un grupo, los jóvenes, que necesitan adaptar el precio de los mensajes a sus finanzas personales. Estoy segura que si dispusieran de dinero- y les sobrara- redactarían sus mensajes más largos y si los teléfonos móviles tuvieran formatos adaptados para mejorar esos textos, los sms serían diferentes. Yo misma cuando tengo que redactar un mensaje, intento modelarlo lo más corto y abreviado posible por necesidad de tiempo o por dificultad de manipulación del propio aparato.

En cuanto al peso del español en Internet – la pregunta del millón puesto que pone de manifiesto las carencias insalvables de nuestra lengua-  contesta que < en Internet hay que progresar…. Está el criterio de la lengua como portadora de cultura, que en el caso del español es extraordinaria…> Se olvida Villanueva que no basta alegar ni el pasado cultural, ni el peso demográfico. El inglés nos gana ampliamente por ser una cultura en todo el sentido amplio: literatura, ciencia, tecnología e innovación.

El problema radica que para poner remedio a esta dramática situación de la lengua y cultura españolas hay que ser consciente de nuestras carencias. Si no ponemos remedio a estas deficiencias, que otros lo hacen y ponen un enorme énfasis en mejorar, como Francia, Alemania, Japón, Corea y China que ponen a disposición de científicos, técnicos ingentes sumas de dinero.

Pero, sobre todo, con las ideas muy claras con lo que se debe hacer con esos recursos para posicionarse en Internet como lenguas de ciencia, cultura e innovación.

No basta quedarse sentados a la espera de que se produzca el milagro. Cuando se carece de ideas y de políticas, los milagros no llegan.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: