Español en América

marzo 1, 2010

Comida basura, junk food, malbouffe

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 1:40 pm

En estos trabajos sobre lengua y su enseñanza ponemos de manifiesto – y no estoy en contra- la innovación de términos de los ingleses que en esto de la creación de nuevos vocablos nos llevan gran ventaja, porque tecnológicamente están más avanzados y los americanos son más imaginativos que nosotros. O más claramente en que son más numerosos que nosotros.

Lo cierto es que el Fast food es un invento gringo que desplaza a nuestra comida tradicional del aceite de oliva, el pescadito frito, el gazpacho y tantos platos ricos como ensaladas bien aliñadas que constituyen la dieta mediterránea.

Y no me olvido de las excelencias de la cocina americana en la que el maíz, el arroz, la yuca, la patata – por supuesto americana- los condimentos tradicionales y esas frutas deliciosas como la papaya, los plátanos y los cambures venezolanos, los ceviches peruanos, los frijoles mejicanos, las caraotas negras y esas carnes y sus deliciosos cortes argentinos que no tienen parangón en esta vieja Europa. Que nadie me reproche mis olvidos de esas salsas sabrosísimas como el guacamole y tantas otras que no me permiten entender el éxito de la Fast food.

En fin, que los yanquis no sabemos ni cómo ni porqué nos han exportado esa comida basura sinónimo de comida rápida, Fast food y que en México llaman comida chatarra, comida indeseable, comida insaludable con grasas saturadas que provocan obesidad a nuestros niños y engrosan las cuentas corrientes de sus inventores.

Pero rechazado este invento de los Mac y compañía, lo nuestro no es la comida sino la lengua, la etimología de las palabras y la comparación de unos significados con los que otras lenguas inventan o sencillamente crean.

Los franceses más celosos que nosotros con estos menesteres de la lengua, no disponen de ningún término para la comida basura o junk food. Los inventores de la restauración lenta, tradicional y exquisita se niegan a colaborar con los norteamericanos creadores del Fast food e impiden hasta con la terminología el avance yanqui en los negocios culinarios.

Un tímido vocablo malbouffe, tomado de un libro crítico con los restaurantes rápidos, se abre lentamente camino. Los diccionarios oficiales franceses no aceptan ninguna idea como la Junk o Fast food, y no existe en la lengua de Molière nada que permita expresar esa idea de comida no saludable.

En algunos países de la América de habla española utilizan comida chatarra como sinónimo de nuestra comida basura. Por cierto, que tanto comida basura como comida chatarra son colocaciones.

El DRAE en las acepciones de basura, acepta como coloquial la comida basura, y aclara que en México y Uruguay se califica como comida chatarra por traducción directa del inglés americano donde junk define a la chatarra.

Si nos tomamos la molestia de contemplar el significado de chatarra el diccionario oficial de la Academia española lo hace derivar de la voz euzkérica zahar que significa viejo. Como euzko parlante me parece extraño que chatarra proceda de la lengua vasca puesto que pocas son las palabras que vienen al castellano, siendo el proceso inverso habitual. Es tema de una investigación para lingüistas avezados.

Se echa de menos el famoso Diccionario Histórico prometido por la RAE y una mejora urgente del DRAE en el sentido de completar esas lagunas como la etimología de chatarra que nos cuesta creer su procedencia vasca de zahar.

En los diccionarios monolingües franceses es normal en las explicaciones de cada entrada el aportar abundante bibliografía sobre los términos, de manera que queda documentada la etimología y los usos de los vocablos con citas que apoyan las definiciones y permite verificar los significados y su evolución.

En mi búsqueda de equivalencias francesas a la comida basura, encuentro que poubelle que es la expresión francesa de un recipiente para contener la basura es un invento relativamente reciente: el prefecto del departamento del Sena en 1.884 obligó a los ciudadanos parisinos a depositar la basura en recipientes que a partir de ese momento pasaron a denominarse poubelles. El nombre del prefecto era el señor E.R. Poubelle…

La suspensión del Congreso de la Lengua que iba a comenzar hoy en Valparaíso me lleva a solidarizarme con nuestros hermanos chilenos que sufren las consecuencias de otro devastador sismo.

1 comentario »

  1. la aparicion del fast food yo lo asocio al periodo de decadencia por el que atraviesa EE.UU.

    Comentario por trucho — septiembre 14, 2011 @ 9:31 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: