Español en América

marzo 3, 2010

Gabilondo y la palabra

Filed under: Humor y lengua — Mercedes @ 8:35 pm

Cuando alguno de estos políticos que nos toca disfrutar abre su boca es para hartarse de reír. En estos tiempos de crisis da gusto escucharlos porque ponen esa dosis de humor necesaria para soportar el paro, los impuestos, los funcionarios y las propuestas estúpidas.

Mi paisano Gabilondo abre su boquita, mejor bocaza, para soltar unas cuantas perlas que <la palabra tiene tanto que ver con la justicia que, a veces, una palabra mal empleada introduce una injusticia en el mundo>.

Mensaje, en principio, subliminal el de este ministro donostiarra porque no nos aclara las relaciones entre las palabras y la justicia. Propio de sociatas recalcitrantes que sin saber dónde nos llevan, disfrutan de la palabra para soltar incoherencias.

La suspensión del Congreso de la Lengua le lleva a Italia, siempre pagado por los contribuyentes para rellenar esas agendas de los políticos que prefieren el turismo romano a la dedicación debida para resolver los déficits de la educación española.

Modernización, nueva, novedad, son palabras vacías que manejan – como los presupuestos- estos políticos nuestros sin ideas, pero con una verborrea abundante e incoherente. El ministro de Educación añade:

<Aprender es aprender a hablar, a leer y a escribir. Así seremos más libres y mejores ciudadanos>. Los lectores se habrán fijado que tras pronunciar estas juiciosas y precisas palabras se ha quedado calvo. Pero muy calvo, notándose su cabezota que destaca por las formas primitivas, que como el mismo declaró, de niño le llamaban el  <neandertal>

Continúa en su viaje por las palabras: <Saber es saborear; motivar es la capacidad de mover y movilizar y tiene que ver con emocionar>. Poeta este Gabilondo que equivoca su andadura por los ministerios. Su misión es el arte, el manejo de los vocablos, la filosofía escondida entre los renglones de la poesía. No me cabe la menor duda que Zapatero elige bien a sus ministros cada vez más alejados de la crisis que nos inunda. En cierto modo, mejor es escribir y filosofar que dedicarse a resolver los problemas sub prime.

Añade Gabilondo: < si la educación es la mejor política, el cuidado de la palabra es un factor determinante>. No está mal, muchos ministros pasan a la historia con reflexiones menos juiciosas, por lo que este sociata lo veremos en los libros de filosofía como modelo a imitar por la profundidad de sus pensamientos.

No satisfecho con sus reflexiones, < ¿Por qué desconfiamos de quien habla bien? .. reivindicar el enseñar e incluso el estudio, aunque no esté de moda>

Según la agencia EFE habló de la necesidad de promover una enseñanza de calidad entendida como < suma de equidad y excelencia>.

Parole, parole, parole, parole. Se las lleva el viento. Viajecitos a Roma, a Santiago, turismo educativo. A estos políticos de vía estrecha se les juzgará por los hechos y no por las palabras.

Abandono escolar, maestros sin apoyos, escuelas abandonadas, alumnos huérfanos de conocimientos, el mayor fracaso de la enseñanza es esta palabrería barata.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: