Español en América

marzo 4, 2010

Proverbios, paremias, dichos, refranes y adagios

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 10:05 pm

En un trabajo anterior me he referido a los términos expresiones, locuciones, dichos, frases hechas.

Continuo con este tema vidrioso y no delimitado de este tipo de producciones de los hablantes cuyas definiciones de lingüistas y diccionarios no suelen ser coincidentes pero estas expresiones son necesarias para el dominio de las lenguas y para demostrar – a nosotros mismos y a los demás- que somos cultos y presumir del conocimiento en profundidad de nuestra lengua.

Los vocablos que conforman el título de este post podrían considerarse sinónimas. Las diferencias son pequeñas. Compruebo las diferencias en las definiciones en francés y casi pueden ser coincidentes.

En cuanto en estos asuntos de la lengua tocamos la sinonimia, comenzamos las dificultades porque este concepto, en teoría, debería significar que distintas formas tienen el mismo significado. A veces es cierto y en otras ocasiones podemos hablar de quasi-sinonimia, porque los términos calificados como sinónimos pueden ser no coincidentes.

Analizo los proverbios, paremias, dichos desde un doble punto de vista semántico y otro morfológico o mejor sintáctico.

Desde el punto de vista semántico el significado de los proverbios es transparente, claro y un no nativo, a partir de sus componentes puede deducir lo que el proverbio quiere expresar.

–          No hay mal que cien años dure

–          Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo

–          Lo barato es caro

–          Año de nieves año de bienes

–          El dinero no hace la felicidad

Resulta evidente que semánticamente estos proverbios son transparentes.

De esto deducimos que no son frasemas o combinaciones de palabras fijas y opacas o no comprensibles desde el prisma del significado.

¿Son locuciones? Tampoco son los proverbios locuciones. Estas son sintagmas (combinaciones sencillas) mientras que los proverbios pueden considerarse oraciones o frases completas, con todas las reservas referidas a estas definiciones.

Desde el punto de vista de la fijación, estas expresiones son fijas o están fijadas sin que se puedan alterar sus componentes sin cambiar el significado. La fijación es total, no hay nada que pueda cambiarse ni introducirse.

El DRAE define los proverbios de la manera habitual: sin expresar un concepto, sino se quita el problema de encima con tres sinónimos: sentencia, adagio o refrán. Se quedan tan anchos estos señores que manejan los asuntos de nuestra lengua de manera tan frívola.

El diccionario oficial, al solicitársele el vocablo paremia lo califica con cuatro sinónimos: refrán, proverbio, adagio, sentencia. Es curioso que en la entrada de proverbio no aparece paremia, pero en la de paremia sí proverbio.

Para el diccionario adagio es una sentencia breve, la mayoría de las veces moral.

Y el refrán para estos señores de la Academia, procede del francés refrain y lo explica como dicho agudo y sentencioso de uso común. Al no definir proverbio y si refrán, y darlo como sinónimo se puede deducir ….que un proverbio es un dicho agudo ….? Nada más lejos de la realidad puesto que en mi modesto entender un refrán y un proverbio no son sinónimos.

Cuando tengo dudas, y cuándo no, acudo a los diccionarios franceses, haciendo caso omiso al patriotismo porque estos señores franceses de la lengua son mucho más meticulosos y producen unas herramientas de trabajo incomparables.

El refrain francés es el estribillo español, es decir, la repetición de un grupo de palabras, en un verso o en una canción. Refrain y refrán no tienen nada que ver, es un caso de lo que se denomina falso amigo, en este caso de la Academia o específicamente de su diccionario, es un error imperdonable.

El diccionario Trésor lo deriva del latín refringere que significa romper o rasgar (en una canción al repetir el mismo estribillo se rompe la composición)

Proverbe es un enunciado corto que expresa un consejo popular. Aquí los vocablos español y galo son coincidentes, pero comprueben lo que es disponer de un buen diccionario de definiciones y no lo que produce la RAE.

Adage en francés se distingue de proverbio, refrán y paremia: fórmula antigua que enuncia una verdad admitida, un principio de acción o una regla jurídica.

Adagio en español es, además, un adverbio modal que en música significa movimiento lento. También es una composición que se ejecuta con movimiento lento.

El adagio en francés se escribe como en español y significa lo mismo: se coloca al principio de una pieza musical para indicar su movimiento que es pausado.

En italiano de donde procede este adverbio significa pausado, estar a gusto, y por supuesto, la entrada de una pieza musical lenta.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: