Español en América

marzo 29, 2010

Cordero lechal

Filed under: Humor y lengua — Mercedes @ 6:42 pm

Estamos en tiempos de Cuaresma y se acerca una fecha memorable que es el domingo de Pascua fecha especial que en esta tierra nuestra de garbanzos y corderos tenemos la buena costumbre de zamparnos unos buenos lechales.

Resulta sorprendente que estos tiernos corderitos lechales sean los olvidados del diccionario oficial, que ni siquiera en su nueva versión enmendada reconozca esta delicia de la gastronomía castellana.

Los lechales que así se les denomina en la tierra de los asados, la Castilla cuna del español, son los corderitos que no han probado el pasto. Se alimentan únicamente de la leche de las ovejas. Su carne es deliciosa por ser tierna y sabrosa. Los maestros de los hornos de asar residen en Aranda, Segovia, Cuellar, Riaza y poblaciones limítrofes, verdaderos artífices de la tradicional cocina castellana.

El diccionario oficial habla de cordero y cordera. Este último vocablo poco usado en la actualidad lo usaban los hombres al dirigirse a las mujeres: ¡ cordera ¡ El DRAE define a la cordera – a parte de la cría hembra de la oveja – como una mujer mansa, dócil y humilde. No creo que a las mujeres de hoy en día se nos pueda calificar de corderas, vista nuestra agresividad y mala milk (leche y no precisamente de oveja).

Es curioso como este diccionario asombroso en algunas entradas separa el masculino del femenino. En este caso las entradas son diferentes. Dedica una para cordera y otra para cordero. Al cordero lo deriva del latín vulgar cordarius, y a su vez de cordus, tardío. No se que tiene que ver lo de cordus y cordarius con nuestros tiernos corderitos. No me cuadra la etimología de cordero.

Del latín recuerdo aquello del agnus Dei, que corresponde con el cordero de Dios. Lo del cordus y cordarius suena a música celestial…

A la cordera el DRAE la define como <Hija de la oveja, que no pasa de un año>, en el avance de la vigésima tercera edición, la cambia:<Cría hembra de la oveja>.

Sin embargo el cordero –macho, en principio- lo explica:<Cría de la oveja>, sin precisar su sexo. ¿Por qué a la cordera la califica como cría hembra, y al cordero lo define como cría sin precisar su sexo? ¿Será que los lexicógrafos de la Academia o no cobran o son todo tías? ¿O será -como estamos en crisis- para no gastar tinta digital?

No puedo menos que acudir al Trésor francés para resolver mis dudas etimológicas y acudo rauda y veloz al término agneau, cordero. Su femenino es agnelle y lo define como <petit d’une brebis et d’un bélier, âgé de moins d’un an>

Al lechal, como se abrevia en Castilla al término cordero lechal, los galos lo llaman agneau de lait, aclarando que nunca ha pastado en el campo y que ha bebido sólo leche.

La etimología de agneau es evidente que es la voz latina agnus que era la oveja de la que se derivó el agnellus o cría. La oveja en francés es brebis y el macho mouton. Ni asomo de falsos o verdaderos amigos porque los vocablos no se parecen en nada en las dos lenguas. ¿Cuál o cuáles son las razones para tanta divergencia?

El Trésor galo al producir la etimología de brebis la hace derivar del latín vulgar berbix y éste de berbex, el macho o carnero. En el latín clásico vervex, correspondía con el macho castrado, el carnero sin sus genitales.

El diccionario francés – qué placer consultarlo- aclara que el término genérico era ovicula, y ovis,  del que ha derivado nuestra oveja.

Mouton es el macho de la oveja, montone en italiano del que puede derivar, dada la divergencia con las voces latinas.

El DRAE al dar la etimología de oveja la deriva de ovicula.

Sorprendente es la etimología carnero:

Del latín [agnus] carnarius, [cordero] de carne. Puede proceder de carnarius pero de agnus… Parece ser que los romanos al agnus destinado a la carnicería lo llamaban carnarius. Tiene que haber una explicación mejor.

Lo único cierto es que si se dan una vuelta por Castilla en el tiempo de Pascua, prueben esos deliciosos corderos lechales asados con patatas a lo pobre. La receta no se la puedo dar, tienen que comerlos en origen.

1 comentario »

  1. Comentario acerca de “agnus”: Se me ocurre debe ser derivado de Agni, dios del fuego y la purificación de los hindúes. Su símbolo es, justamente, un cordero y se misión, purificar el mundo. El animal que se sacrifica tradicionalmente es un cordero. Me parece bastante claro. Sin embargo, no encuentro ni una fuente etimológica que lo confirme. Todas llegan hasta el griego y nada más.

    Comentario por jorge — septiembre 7, 2013 @ 1:08 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: