Español en América

abril 11, 2010

Reescritura y adaptación

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 5:36 pm

El término reescritura no está aceptado por el DRAE pero tiene una larga vida y multitud de acepciones. Es un vocablo polisémico y controvertido.

Mi opinión es que su creador fue Chomsky el lingüista americano que cambió las ideas de la lingüística moderna y que en 1957 definió las reglas de reescritura para deconstruir las oraciones en sintagmas nominales y verbales. Los nominales se refieren al sujeto y los sintagmas verbales al predicado.

Pero reescritura en el lenguaje literario no alude a los conceptos lingüísticos de Chomsky sino a diversas formas de adaptaciones literarias.

Quizás el diccionario oficial al existir el término adaptación, no ha dado carta de naturaleza a reescritura.

Conocemos las adaptaciones de diversas obras literarias al cine o a la televisión. También las modificaciones de obras teatrales de nuestro siglo de oro que se modifican para actualizarlas a las modas o costumbres actuales, y los cambios de léxico obligados por el paso del tiempo, se consideran adaptaciones.

Las adaptaciones están de moda. Los concursos literarios frecuentes y abundantes dedican muchos de sus premios a adaptaciones concretas de conocidas obras de la literatura. Las adaptaciones tienen que autorizarlas los autores por los controvertidos – y merecidos- derechos de autor. Transcurrido el plazo legal de propiedad de los derechos de autor, las adaptaciones son libres y no necesitan la consabida autorización del autor.

Mi concepto de reescritura – si dejamos a parte las formulaciones de Chomsky- difiere de la tradicional adaptación: la reescritura como primera explicación, es la segunda o tercera escritura del mismo autor, creador de la obra, que en vida, cambia su texto, el guión o incluso el desenlace final.

Estas reescrituras no son frecuentes. Se produce en el caso de autores de relatos o de cuentos que o bien no satisfechos con el argumento deciden cambiarlo o por no estar conformes con ciertas propuestas léxicas o sintácticas las varían, sencillamente por un criterio de disconformidad con su propia obra.

La segunda acepción de reescritura es la que realiza el traductor de una obra literaria que al traducirla a su lengua, voluntariamente o con el afán de ofrecer un estilo diferente a la original, decide alterar los significados. Se puede decir que el traductor ha reescrito la obra original.

La tercera acepción es la que, por decisión de un corrector de estilo, o bien del editor, por diversas razones, cambian el texto del autor.

Vemos como adaptación y reescritura tienen unas diferencias conceptuales que hacen que no sean palabras sinónimas.

Los franceses aceptan el vocablo reescritura y disponen del verbo récrire que también se puede escribir réécrire. Los galos documentan su verbo desde 1740 que apareció por primera vez con la forma de rescrire. Con el tiempo la ese se dejó de pronunciar y posteriormente se perdió.

El diccionario Trésor define réécrire como dar una nueva versión de un texto ya escrito.

La definición de réécrire es idéntica a la española del verbo adaptar.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: