Español en América

abril 19, 2010

Cuadritos de chocolate, colocaciones y Krashen

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 2:32 pm

“Couple of squares of dark chocolate”. El traductor de Health Day que con toda evidencia no es nativo, traduce los “squares” como “cuadritos” de chocolate.

No viene al caso el nombrar el traductor que pertenece a la más afamada empresa de traducción de los Estados Unidos, sino a lo que se refiere a este blog nos interesan las implicaciones lingüísticas del desconocimiento del traductor de la colocación usual en este caso de los cuadraditos.

Los lectores que conocen lo que es usual de lo que no lo es, saben que la colocación correcta en este caso es “onzas de chocolate”.

También “chocolate negro” es otra colocación, cuya base, chocolate restringe las posibilidades de combinación: el “dark chocolate” se podría traducir por chocolate oscuro o por chocolate moreno, pero la restricción léxica impone el habitual “chocolate negro”.

En estas páginas se ha mostrado la necesidad de la enseñanza de las colocaciones como unidades léxicas que son, unidades de significado como manzana o patata.

Las colocaciones son combinaciones semifijas de dos o más palabras –casi siempre dos- que van unidas para expresar una idea única, un significado.

Se forman por una base  que es el eje central de la combinación que elige un acompañante o colocativo, para definir un concepto.

En el caso de cuadraditos de chocolate, el traductor ha acudido directamente al diccionario – uno normal- que como primera acepción ha dado “cuadrado” como equivalencia a “Square”.

Un nativo o un traductor experimentado saben que, aunque la combinación “cuadradito de chocolate” desde el punto de vista sintagmático es correcta, desde el prisma del uso estos ya famosos “cuadraditos” no son aceptables, lo correcto sería traducirlos por “onzas de chocolate”.

Inconscientemente los hablantes utilizamos las colocaciones, en primer lugar, sin conocer su concepto y, en segundo lugar, al estar estas combinaciones de palabras instaladas en las redes semánticas de nuestro lexicón, las usamos para expresar un significado.

Las colocaciones son necesarias en la enseñanza de L1 y L2.

El ejemplo del traductor que ignora la colocación habitual es la muestra de dos carencias:

1ª) De la ignorancia de estas restricciones a la combinatoria se demuestra la necesidad de su enseñanza.

2ª) La carencia de Diccionarios de Colocaciones y expresiones, y

3ª) Las lenguas de especialidad como el español de la salud, el español del Turismo, el español de la gastronomía o el de los negocios, necesitan aún más estas colocaciones y de sus diccionarios específicos por ser en estas lenguas las colocaciones muy abundantes.

En un post anterior repasábamos la necesidad de aumentar de manera paulatina el léxico de los alumnos. Creo interesante aportar algunas ideas de Krashen lingüista americano que desde hace treinta años se dedica a divulgar sus ideas sobre esta misma línea de ampliación léxica en la enseñanza de L2, en concreto del inglés.

Teoría del insumo de Krashen

Supone una competencia i en una lengua que equivale a un nivel de conocimiento i.

Para incrementar ese nivel de conocimiento i, hay que exponer al alumno a una exposición a la lengua meta en (incremento de i).

De esta exposición, incremento de i, surgirá una mejora de su competencia anterior i.

La competencia en la lengua surge como resultado de la nueva competencia formada por el insumo incremento de i, dando lugar a i+incremento de i.

Krashen añade que el incremento de i debe de ser un “conocimiento comprensible”

Si el incremento de i es comprendido (su significado) la competencia i se adquiere de forma automática (incluidas las normas gramaticales).

Krashen lógicamente recomienda comenzar con sintagmas sencillos, para continuar con estructuras cada vez más complejas.

Denomina este lingüista norteamericano el “período de silencio” como el que durante esta fase del aprendizaje – o adquisición- el tiempo en el que el hablante (o el niño si es L1) aprende pero le cuesta trabajo producir enunciados. Este período puede incluso durar varios meses.

Durante este período de silencio el niño es consciente de la dificultad de la comunicación, asimila el input o datos recibidos y, poco a poco, construye las bases de su competencia comunicativa a partir de los insumos i recibidos.

El insumo a transmitir al aprendiente debe de ser suficiente. En el caso de alumnos de L2 se deben de considerar las diferencias de edad, de cultura, de nivel, entre otras.

El insumo suministrado debe de hacerse de manera gradual.

Para Krashen – y para muchos más- la Gramática produce estrés y ansiedad.

Las teorías de Krashen no se apoyan en trabajos de investigación, sino en la propia experiencia didáctica de su método.

Sin embargo, son lógicas y parecen ser el camino que siguen los niños en la adquisición de su lengua materna.

La ampliación léxica

Si seguimos con la necesaria ampliación léxica, los alumnos de L1 tienen a partir de los cuatro o cinco años de edad su sistema sintáctico formado. Es decir, producen sintagmas automáticamente de forma organizada pero inconsciente.

Cuando esos mismos niños empiezan con una L2 necesitan para producir sintagmas dos habilidades:

1ª) Un conocimiento léxico básico y, 2º) Una base gramatical voluntaria o involuntaria.

Tienen dos carencias, la léxica y su incapacidad a priori de producir sintagmas sencillos.

En la enseñanza de L2 se debe avanzar al mismo tiempo en el incremento de la competencia léxica y en el aumento de la competencia gramatical.

La metodología a utilizar es la de incrementar de forma simultánea ambas competencias.

En el aumento de la competencia léxica se debe elegir un léxico que cumpla los siguientes criterios:

1º) Utilidad, es decir, que en los primeros niveles la elección debe orientarse hacia la satisfacción de las necesidades de los alumnos: comer, beber, dormir, leer, escribir, estudiar, divertirse, etc.

2º) Las aficiones y/o gustos de los aprendientes

3º) Incrementar la Motivación. Este apartado 3º) se puede confundir en algunos casos con el 2º).

En función de los criterios anteriores, el profesor tiene que elegir o componer el mismo sus actividades en dirección al incremento del léxico y al incremento de la competencia gramatical.

En post anteriores se ha tratado de la elección de corpus o mini corpus, los microrrelatos, por constituir unidades literarias simples que se prestan al incremento léxico y gramatical. Al mismo tiempo del aumento de la competencia sintagmática se prestan a la mejora y/o aprendizaje de la lectura y escritura.

Krashen en el desarrollo de su teoría dedica una singular importancia la lectura.

Según el, los mejores resultados de alumnos de L2 proceden de los que ejercitan de manera habitual y por interés propio la lectura. Recomienda actividades de “lectura auto-motivadas” eligiendo cuidadosamente los textos para que el insumo sea comprensible.

Los textos apropiados serían estos famosos microrrelatos por su brevedad y sencillez, siempre y cuando estén elegidos por el profesor y convenientemente gradiuados.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: