Español en América

abril 28, 2010

Epónimos

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 11:42 am

Días atrás comentaba las excelencias de los textos de PARQUE LÉXICO, que recomendaba tanto a los profesores – y alumnos- de enseñanza de la lengua española en la ESO y Bachillerato y, con pequeñas adaptaciones al aprendizaje de la lengua como extranjera.

Dentro de las ideas de los textos de PARQUE LÉXICO está la de motivar a los alumnos con multitud de juegos, conceptos que consiguen que sus libros no sean los clásicos “tarugos” a que nos tienen acostumbradas otras editoriales.

Los manuales tienen que ser divertidos. En mis cursos, procuro seguir un guión, pero a veces la improvisación consigue efectos divertidos. En una ocasión se me fue el santo al cielo y, al volver la inspiración se me ocurrió la colocación paso de cebra.

Un paso de cebra es algo habitual en el lenguaje de todos los días, motivo por el que no nos paramos para reflexionar en qué consiste. Pero, no me van a contradecir los lectores en que un paso de cebras no es algo divertido si nos ponemos a analizarlo con detenimiento.

Por eso, si en nuestra travesía por los pasos de cebra procelosos que nos acercan al conocimiento léxico, todos los esfuerzos que realicemos son pocos.

En el primer libro, ABRACADABRA, nos introduce a los epónimos. Si lo comento en este post, es porque la palabra epónimo es sonora y divertida. Vuelvo a repetir que los profesores de lengua tenemos que esforzarnos en hacer las clases entretenidas.

Epónimos, según la explicación de los autores de PARQUE LÉXICO son las palabras derivadas de nombre propios.

Pone como ejemplos, pasteurizado que es un proceso que se aplica a los alimentos consistente en subir y bajar las temperaturas para conseguir el mismo efecto de la ebullición pero sin eliminar los microorganismos beneficiosos para la salud. Los autores además de explicar la pasteurización y su inventor, el francés Louis Pasteur, de esa manera nos ayudan a mejorar nuestra cultura que no es poco.

El objetivo de estos excelentes libros es doble, por un lado el ofrecernos el significado de las más o menos 550 palabras por texto, su uso en contexto, y por otro lado el ampliar conceptos bien sea de cultura general o de principios de los que tan necesitados estamos para completar nuestra formación.

Dantesco es un epónimo que procede del italiano Dante Alighieri. Este adjetivo se emplea cuando queremos exagerar o ampliar el efecto semántico de un fuego o de una catástrofe.

Maquiavélico es otro que deriva del también italiano Maquiavelo, D. Nicolás y, se refiere a las personas con malas y perversas intenciones. Todo lo contrario al bueno de Pasteur.

Guarismo procede del árabe y, en concreto del insigne árabe Abdalá Mohamed Ibn Musa, apodado AL HUWARIZMI y, considerado padre del algebra. Un guarismo en nuestra lengua es una cifra, los números que usamos para ser más claros y, que como casi todo el mundo conoce, son los números árabes.

Al principio al vocablo guarismo se le denominó alguarismo (por el nombre de su creador), después se perdió el artículo árabe al y se quedó como lo utilizamos hoy en día.

Los franceses al calcar el alguarismo lo llamaron algorisme, después algarisme y, finalmente se quedó en algorithme, que equivale a nuestro algoritmo que se define como cualquier cálculo matemático o también cualquier serie matemática.

El juramento hipocrático es una colocación bastante opaca, incluso para los nativos:

Es el juramento que realizan los médicos de defender en el ejercicio de su profesión las vidas de sus pacientes por encima de todo.

El epónimo hipocrático procede del galeno griego Hipócrates primer médico conocido desde el siglo V antes de Cristo.

Chovinismo es otro epónimo en honor de su creador el valeroso soldado del primer imperio napoleónico Nicolás Chauvin. Al principio chauvin significó a los soldados que demostraban valentía en el campo de batalla. El concepto derivó después hasta designar a la persona que exalta desmesuradamente lo nacional respecto a lo extranjero.

Narcisismo es de la misma colección, procede del personaje de la mitología Narciso, y significa la persona que cuida en demasía su imagen, o su persona. Incluso se dice de la persona que al extralimitarse en considerar su belleza se siente enamorado de sí mismo. Si extrapolamos el concepto a los señores que rigen nuestros destinos, se podría considerar que político y narcisista son sinónimos…

¿Cómo se puede explicar si estos señores no son narcisistas, el que nunca dimitan?

No podemos desdeñar los otros epónimos que encajan a la perfección en estos señores: maquiavélicos y cuando las consecuencias de sus errores nos pueden llevar a crisis dantescas

 

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: