Español en América

mayo 12, 2010

Lengua, estándar y política lingüística

Filed under: Humor y lengua — Mercedes @ 2:06 pm

Pregonamos la trascendencia de la enseñanza de las lenguas sean maternas o segundas y, dentro de esa didáctica, la necesidad imperiosa del aprendizaje del léxico como eje central de la actividad formativa.

El aprendizaje del léxico por los hablantes sean o no nativos, no es un mero capricho de los profesores de lengua, sino una necesidad exigida por la comunicación.

El mundo actual asiste impávido a ese fenómeno omnipresente que es Internet y que antes, ahora y en un futuro inmediato exige que esa comunicación sea rica en vocabulario, consistente y fluida.

La actividad económica-comercial es comunicación y, los locutores lo hacemos a través de las lenguas. Queda fuera de duda la necesidad de un buen dominio del vocabulario –del léxico- y de la lengua para conseguir una correcta comunicación que nos valorice en el proceloso mundo del trabajo-empleo.

Además, tenemos que precisar que en el caso concreto del español, es la lengua vehicular en todos los procesos de la enseñanza.

Las matemáticas se explican en español, la biología y, todas las ciencias, entre las que no podemos olvidar la filosofía o la psicología.

¿Qué sería de nosotros si funcionáramos con esas famosas mil palabras que señalan los expertos como suficientes para conseguir una comunicación habitual?

En anteriores trabajos hemos visto que esas mil palabras son insuficientes para desenvolvernos en situaciones en las que se necesita una fluidez y una riqueza léxica, más allá de la comunicación verbal en un bar o con los amigos en un partido de fútbol.

La necesidad de la ampliación del léxico tanto en lengua materna como en lengua extranjera es una necesidad, que por desgracia, no viene respaldada por los currículos oficiales.

A la vez que nos planteamos la ampliación del léxico y, qué Metodología vamos a emplear, la siguiente cuestión también trascendental es qué español vamos a enseñar.

La pregunta puede ser ociosa en el caso de que nos situemos en España y, seamos profesores de lengua española o de L2, la respuesta es evidente: el español objeto de la enseñanza será el español estándar.

El problema es más agudo si somos profesores de español en los Estados Unidos; hasta hace unos meses el problema era inexistente al no existir más que un único español estándar.

Hasta ahora el español de la enseñanza era el estándar, el de las escuelas, las universidades, el de la prensa, el de los escritores y poetas, incluso el de la ciencia y la tecnología.

La dificultad llega con la aparición de la Nueva Gramática en la que en un absurdo consenso entre las veintidós academias de la lengua, por arte de birlibirloque, crean de manera artificial nada menos que seis variantes estándar de la lengua.

La plurinorma se encuentra instalada entre nosotros y las seis nuevas variantes cuentan con el respaldo de las academias.

El problema se complica aún más si nos encontramos, como antes manifiesto, en los Estados Unidos donde la ANLE recientemente y por medio de su portavoz la señora Molinero, propone en la revista Glosas, la séptima estándar, que añadirá aún más confusión al guirigay en el que se encuentra sumido el español, la lengua y su cultura.

Las lenguas no entienden de democracias ni de demografía, son fenómenos naturales en su producción y evolución, difíciles de prever pero que pueden ser encauzados y normalizados.

El cambio a que están sujetas es constante e Internet añade un nuevo componente a esa evolución: la velocidad.

La comunicación por la red se realiza a la velocidad de la luz. Las variaciones en todos los ámbitos de la vida, la ciencia, la tecnología, los medios y cómo no, la lengua van a ser profundos, y, quizás en los próximos veinte años asistamos en el caso del idioma, a un cambio más trascendente que en el milenio anterior.

En estas transformaciones y sobre todo de velocidad en la variación, se impone una planificación lingüística y cultural para que los fenómenos que atañen a la lengua no se desborden y se mejoren las actividades culturales, educativas y la lengua en los medios de comunicación, sobre todo en ese inconmensurable país que es Estados Unidos. La mejora se impone en el país referente del orbe.

Internet es un torrente, un caudal desbocado que puede convulsionar lenguas y culturas.

No me refiero a “controlar” procesos naturales, sino a conseguir una normativa unitaria para la lengua- una estándar única de comunicación universal- , además, un esfuerzo inconmensurable en la educación y un apoyo a la cultura.

El viaje de vuelta a un solo estándar es una condición necesaria pero no suficiente para evitar el desprestigio de la cultura española y todo lo que le rodea: educación, medios, literatura.

Los que en la actualidad rigen los procesos y normas del español, no tienen ni la capacidad mental, ni la capacidad técnica suficientes para encauzar la lengua española en el mar tormentoso en el que se mueve el barquito de papel del español que se hundirá ante el regocijo de la nave de acero inglesa.

Es imprescindible una política lingüística y cultural planificada que implique a todos los agentes del español: gobiernos (en plural), academias de la lengua, universidades, editores, medios de comunicación, multinacionales.

Sin esa política lingüística panhispánica coordinada y urgente, la frágil navecilla del español se hundirá sin remedio.

Expuesto lo anterior, la respuesta de cuál debe ser el español a enseñar en las escuelas de los Estados Unidos, es muy fácil: el estándar del español que antes era unico, y en la descripción de la Nueva Gramática es la variante peninsular.

El tiempo, que pone a todo el mundo en su sitio, volverá a colocar al estándar peninsular en su lugar en la enseñanza.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: