Español en América

mayo 19, 2010

Competencia léxica

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 4:39 pm
Tags: , , ,

 

En este blog realizamos a menudo propuestas sobre la ampliación del léxico. Muchas veces son ideas más o menos desordenadas para que tanto profesores de lengua española de las enseñanzas obligatorias oficiales como los que trabajamos en la difícil tarea de enseñar a los alumnos de segundas lenguas, dispongamos de instrumentos para que los alumnos alcancen un nivel que les permita una comunicación fluida.

Intento en los próximos post el racionalizar y ordenar el caudal de ideas aparecidas en el blog, para sistematizar la enseñanza del léxico.

El enfoque comunicativo, que es la moda actual y el sustento ideológico o conceptual en el que se basa la enseñanza de lenguas extranjeras, admite como una de las competencias primordiales, la denominada competencia léxica.

De las teorías de la lingüística aplicada la que mejor resuelve la ampliación léxica es la TST, cuyos principios o postulados se han explicado en estas páginas y, resalta esta competencia sobre las demás, considerándola como “central” en la enseñanza de lenguas.

Vuelvo a recalcar que el léxico es el patito feo de la enseñanza de la lengua española.

Parece como si la lengua española fuera una lengua de signos, por la escasa atención que los denominados expertos, le dedican.

Los currículos oficiales se olvidan del léxico, de las colocaciones y de las expresiones fijas como partes integrantes y fundamentales de la lengua.

Algunos lingüistas canadienses francófonos, no precisamente fanáticos de la TST, pretenden demostrar que el fracaso escolar se debe en gran manera a la carencia de léxico para comunicarnos. Están en la tarea de investigar si su hipótesis de trabajo coincide con la realidad.

La carencia de léxico, o la pobreza de vocabulario disponible, provocan que la comunicación sea deficiente y que los jóvenes se frustren en sus intentos de lectura (la falta de comprensión lectora) o sean incapaces de redactar un texto sencillo.

Una gran parte del fracaso escolar se puede achacar a la falta de vocabulario.

Sean los motivos del fracaso escolar, razones sociales o carencia de léxico, lo cierto es que entre tanto los investigadores encuentren sólidos argumentos a favor del léxico, no tenemos más remedio que insistir e insistir en la imperiosa necesidad de la ampliación del vocabulario.

Qué es la competencia léxica

La TST la define como “un conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes relacionados con el vocabulario”.

El MCER (Marco Común de Referencia) produce una definición similar: “es el conocimiento del vocabulario de una lengua y la capacidad para utilizarlo; se compone de elementos léxicos y elementos gramaticales”

Todos los actores que intervienen en la enseñanza de lenguas, L1 o L2, insisten en la trascendencia de la competencia léxica.

Todos, excepto los españoles que parecemos ajenos a las corrientes dominantes en lingüística aplicada a las lenguas que promueven como eje central de la didáctica, la competencia léxica.

Sorprende que en nuestro país, la enseñanza del léxico aparezca como un hecho olvidado por currículos oficiales y cursos y másteres de formación de profesores.

La competencia léxica en sí misma:

El conocimiento léxico es el elemento esencial de la competencia léxica y de él derivan los dos hechos más importantes de las lenguas: la polisemia y la conexión léxica.

Para comprender la trascendencia de la ampliación léxica, y cuál debe de ser su Metodología, es preciso aclarar los dos fenómenos claves del funcionamiento de una lengua, antes mencionados y que por su trascendencia repitamos: la polisemia y la conexión léxica.

La polisemia es algo difícil de explicar: cómo los hablantes han llegado a producir formas que tienen uno, dos o más significados. ¿No hubiera sido más sencillo que cada forma poseyera un único Significado? Lo cierto es que una forma (palabra) puede tener varios Significados y, es preciso, para una correcta comunicación, el conocimiento de todos o casi todos esos Significados.

Mientras que la llamada Escuela Contextualista británica sostiene que a través del contexto podemos obtener los Significados de esas formas, la TST sostiene que el análisis del texto no es lo apropiado para conocer esos Significados, sino que es en la Producción de oraciones que los hablantes expresan sus intenciones de expresar uno u otro Significado, que pueden ser diferentes a los que se extraigan del contexto. El ejemplo que mantiene la supremacía de la TST sobre los contextualistas son las expresiones o frasemas, que son Unidades Lingüistas con Unidad de Significado y que al ser absolutamente opacas son casi imposibles de distinguir en contexto. (Por ello la TST proclama la necesidad del aprendizaje de estos frasemas oscuros cuyo Significado no se puede deducir del contexto).

El segundo fenómeno central de la competencia léxica, es lo que la TST denomina “conexión léxica” que a su vez se subdivide en:

  • su posición en la red léxica (relaciones paradigmáticas) y
  • su combinatoria, que hace que una Unidad Léxica posea una determinada manera de combinarse con otras Unidades Léxicas, de forma que la selección de ULs con las que se combina y organiza sintagmas (relaciones sintagmáticas) presenta ciertas restricciones léxicas que es preciso conocer.

 

En relación con la combinatoria, los lectores están al corriente de los tres tipos de combinaciones existentes en las lenguas:

  • Las combinaciones libres, totalmente transparentes cuyo Significado es la suma de los Significados de sus componentes.
  • Las colocaciones o semifrasemas, que presentan ciertas restricciones léxicas, es decir, que dentro de cada colocación existe una base que elige el colocado que la conforma. El Significado de la Unidad Léxica que es la colocación no suele ser con exactitud la suma de los Significados de sus componentes. (Es la base la que aporta la mayor parte del Significado mientras que el colocado o colocativo es un comparsa de la base).
  • Las últimas combinaciones de las lenguas son las expresiones o frasemas, composiciones totalmente fijas y que se consideran también Unidades Léxicas, pero cuyo Significado total no es la suma del Significado de sus componentes.
Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: