Español en América

junio 2, 2010

Introducción a la ampliación léxica: microrrelato

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 9:20 am

El Microrrelato está de moda. No hay que ver nada más la infinidad de concursos literarios que se convocan a lo largo del año que tienen al microrrelato como eje central.

Se llaman relatos hiperbreves, minicuentos, minitextos, cuento pigmeo y, el más extendido y común el microrrelato.

Estos concursos en torno al microrrelato tienen un considerable éxito de escritores avezados, noveles o improvisados que casi siempre superan un par de miles de concursantes.

Los libros que se editan con los relatos premiados suelen ser casi best Sellers.

¿Qué dimensión estándar tiene el microrrelato?

No hay ni cánones ni normas. Cada concurso fija los límites de líneas, frases, palabras o caracteres.

El único denominador común suele ser que no superen las 30 líneas, aunque lo normal suele oscilar alrededor de los doscientos caracteres.

El último concurso resuelto, el de hiperbreves de MoviStar, cada texto estaba limitado a 157 caracteres.

Otros como el de la Editorial SM disponibles gratuitamente en la URL: http://www.microrrelatos-sms.com/stories , tienen una característica común: empiezan con un pie obligatorio: “No quedaban libros…”. Limitados a 160 caracteres sin contar el sintagma inicial.

Ni que decir tiene que la característica principal de un microrrelato es la brevedad.

Como toda obra literaria que es, consiste en una narración con su planteamiento, el nudo y el desenlace.

El lenguaje utiliza los recursos narrativos típicos de cualquier obra de la literatura como la elipsis, la ambigüedad, la intertextualidad o la sugerencia.

El desenlace o final tiene que ser sorprendente para llamar la atención del lector.

La mayor parte de las veces el escritor intenta poner un toque de humor.

Nuestra Metodología con el Microrrelato no irá en la línea de que los alumnos escriban los microrrelatos.

Nuestro objetivo es la ampliación léxica de los alumnos y, en especial los de los primeros niveles A1 y A2 que son los más difíciles. No se trata de que los aprendientes escriban los microrrelatos sino que los lean y realicen ejercicios de léxico.

Para nuestra Metodología serán los profesores los que escribirán los Microrrelatos de las clases.

En los niveles superiores los micros que utilicemos pueden ser de cualquier origen. Cualquier texto elegido si queremos al azar puede ser válido, mientras que la dificultad está en la escritura, reescritura o adaptación de estos minitextos para los primeros niveles.

En lo sucesivo a los microrrelatos los llamaremos micros.

Reescritura o adaptación:

Consiste en modificar un texto a partir de uno preexistente para adaptarlo a nuestras necesidades.

¿Dónde obtendremos esas “bases” de micros? Como ya hemos indicado anteriormente existen en este momento varias colecciones de micros en la red, todas gratuitas y suficientes.

Ese puede ser un material para que lo adaptemos a nuestras necesidades.

Y si hablamos de necesidades, es evidente que no son las mismas las de unos niños que las de unos adultos, por lo que los micros tendrán que ser diferentes.

No así los sintagmas que enseñemos que en el comienzo tendrán que ser perífrasis verbales independientemente de la edad o cultura de los aprendientes.

La cultura de origen de los alumnos habrá que tenerla en cuenta a la hora de la elección del léxico puesto que los hábitos de comidas, por poner un ejemplo, no son los mismos en China o en Estados Unidos.

¿Cómo haremos ese proceso de reescritura?

El objetivo central de nuestra Metodología con el Microrrelato es el léxico, la ampliación del léxico.

¿Qué léxico es nuestro objetivo?

Supongamos que nuestro nivel sea el A1, el inicial y que sigamos el objetivo del MCER.

La frecuencia es el concepto fundamental a la hora de elegir nuestro léxico:

Se trata de ir redactando Micros con un criterio: el de la frecuencia léxica.

El concepto de frecuencia es la base de nuestro trabajo, porque no se trata de enseñar formas o palabras que nunca o muy poco se vayan a utilizar.

Fue A. Juilland el creador de este concepto matemático aplicado a la lengua. Este lingüista lo aplicó al francés, creando el primer diccionario de frecuencias en 1.970.

El concepto de frecuencia va siempre relacionado con un texto, con un corpus.

El concepto de frecuencia se aplica a los lemas, es decir a las entradas de un diccionario en el que se tienen en cuenta las veces que un lema aparece en un corpus determinado.

En cada lema se tienen en cuenta todas sus flexiones. Es decir si tomamos el lema niño, para el cálculo de su frecuencia se añadirán todas las apariciones de sus flexiones: niño, niña, niños, niñas. Lo mismo para los verbos.

Por supuesto que la frecuencia de un lema cambia según el corpus.

Los autores de diccionarios de frecuencias eligen cuidadosamente los textos de los corpus para que la posterior extracción de lemas con sus frecuencias sean representativas de la lengua.

Para nuestro trabajo para elegir el léxico adecuado a los alumnos de A1 nos interesaría partir de corpus orales con registros cultos y populares mezclados.

No hemos encontrado ningún corpus de procedencia exclusivamente oral a partir del cual se haya elaborado un diccionario de frecuencias.

El diccionario de frecuencias de Mark Davies:

De todo lo existente en el mundo editorial, a nuestro parecer, lo mejor es el “A frequency Dictionary of Spanish” de Mark Davies.

Es un diccionario de 5.000 lemas ordenado desde el lema nº 1 al 5.000. Se entiende que el lema nº 1 es el que más aparece en el corpus de Davies que posee 20 millones de palabras de las cuales dos millones proceden del oral de Madrid y Sevilla. El corpus de Davies es bastante homogéneo y bastante real y representativo del español del 2.006 que es el año de edición del diccionario.

Este diccionario de frecuencias es ideal para los alumnos angloparlantes porque además de aparecer los lemas según su frecuencia, aparece la traducción al inglés.

Las familias de palabras: el diccionario de Davies, intercala entre los lemas grupos de familias de palabras: los alimentos, el tiempo, la familia, etc.

También el diccionario exhibe los 5.000 lemas de mayor uso o frecuencia del español (del corpus de Davies) ordenados alfabéticamente como en los diccionarios tradicionales, de manera que si queremos conocer la frecuencia de un lema, acudimos al listado alfabético.

Cada lema lleva su género gramatical y una frase, tan al gusto de los británicos: la forma o palabra en su contexto. Además, como ya hemos indicado su traducción al inglés.

Es preciso aclarar que este diccionario de frecuencias es muy útil para los profesores.

Las frecuencias de los lemas nos permiten elegir los que emplearemos para escribir o reescribir nuestros micros.

Los verbos más usados:

Los micros los iremos escribiendo a partir-por supuesto- de los verbos con las primeras frecuencias:

ser, frecuencia 8

haber, frecuencia 11

estar, frecuencia 17

tener, frecuencia 18

hacer, frecuencia 25

poder, frecuencia 27

decir, frecuencia 28

ir, frecuencia 30

ver, frecuencia 37

dar, frecuencia 39

saber, frecuencia 46

querer, frecuencia 57

llegar, frecuencia 66

pasar, frecuencia 67

deber, frecuencia 75

poner, frecuencia 77

parecer, frecuencia 81

quedar, frecuencia 89

creer, frecuencia 91

hablar, frecuencia 92

llevar, frecuencia 93

dejar, frecuencia 94

seguir, frecuencia 97

encontrar, frecuencia 100

llamar, frecuencia 104

venir, frecuencia 105

pensar, frecuencia 106

salir, frecuencia 111

volver, frecuencia 112

tomar, frecuencia 122

conocer, frecuencia 124

vivir, frecuencia 128

sentir, frecuencia 131

tratar, frecuencia 134

mirar, frecuencia 142

contar, frecuencia 155

empezar, frecuencia 161

esperar, frecuencia 163

buscar, frecuencia 173

existir, frecuencia 177

entrar, frecuencia 179

trabajar, frecuencia 183

escribir, frecuencia 187

perder, frecuencia 190

producir, frecuencia 195

ocurrir, frecuencia 200

entender, frecuencia 203

pedir, frecuencia 204

recibir, frecuencia 204

recordar, frecuencia 215

terminar, frecuencia 219

permitir, frecuencia 220

aparecer, frecuencia 221

conseguir, frecuencia 222

comenzar, frecuencia 223

servir, frecuencia 226

sacar, frecuencia 228

necesitar, frecuencia 229

Para este nivel A1 son más que suficientes los anteriores 58  verbos.

Recuerdo que casi todos los primeros verbos de esta lista de frecuencias, son verbos soporte o semánticamente vacíos, que son los que conforman las perífrasis verbales tan usuales en este primer nivel y, necesaria su introducción porque expresan necesidades, intenciones o sentimientos.

A la lista anterior añadiría el necesario verbo leer (244), llover (2053), llorar (1466), llenar (925).

Comer (389) y beber (1416) resultan imprescindibles.

Parece como si los personajes de los corpus de Davies ni comieran ni bebieran…

Un alumno del nivel A1 necesita estos dos verbos porque tanto la comida como la bebida son necesidades básicas.

Perífrasis del tipo:

         *   Voy a comer, o

         *   Vamos a beber, son muy usuales y necesarias para las primeras clases y, que deben estar en los micros.

A escribir lo subiría hacia el principio de la lista…, puesto que es imprescindible que los alumnos lo aprendan conjuntamente con leer, actividades primordiales de la clase de ELE.

 En los primeros pasos del nivel A1, es decir en los micros que escribamos como base de la ampliación léxica, el tiempo verbal tiene que ser siempre el presente.

Cuando avancemos en la graduación de los micros, cuando los alumnos tengan claro el uso del presente de indicativo, podemos introducir otros tiempos como el pasado o el futuro, pero nunca “mezclando” en estas clases iniciales tiempos, por ejemplo en futuro o en pasado.

Podremos incorporar al presente, el futuro antes que el pasado.

Hay que pensar que los micros que presentemos no tendrán más que unas pocas líneas: la capacidad de los alumnos no da para textos largos.

 

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: