Español en América

junio 21, 2010

Ser y estar: to be or not to be

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 11:36 am

Las ventajas del español como lengua transparente se difuminan cuando intentamos explicar a nuestros alumnos de segunda lengua las dificultades de estos dos verbos copulativos ser y estar que para los nativos no ofrecen problemas por su producción automática en las estructuras mentales del lexicón.

Tanto en inglés como en francés la equivalencia resulta con un único verbo. Los ingleses disponen del to be, mientras que los franceses resuelven las situaciones con el verbo être, que aunque solitario, conserva las reminiscencias latinas de los dos verbos de que disponemos en la lengua cervantina.

Son muchos los autores que proponen soluciones para resolver los intríngulis de ser y estar.

La mayor parte de ellos optan por clasificarlos en seis grupos, que denominan “actos de habla”:

Para el verbo ser:

Definición, Identificación y acción

Para el verbo estar:

Constatación, localización y descripción.

Estando plenamente de acuerdo con esta propuesta, considero que cuando los no nativos necesitan de ayuda o de la consabida “chuleta” es en el preciso momento que quieren expresar un significado y que en el caso del lenguaje oral, es inmediato. Están hablando y necesitan una solución instantánea.

Otro caso diferente es el escrito, en el que este tipo de producción el locutor dispone de tiempo para corregir y para acudir a la ayuda que se propone anteriormente.

Además, estos dos verbos son los más usados en nuestra lengua y para ello no hay más que acudir a los diccionarios de frecuencias, donde aparecen en el ranking siempre los dos primeros.

Por otro lado, el verbo ser se utiliza en las construcciones pasivas del tipo:

Ser + participio lo que incrementa su empleo:

–         La casa fue construida por

–         El gato ha sido abandonado en o por

–         Los exámenes serán corregidos por

Este hecho de figurar en las construcciones pasivas del español, hace que el verbo ser sea más empleado que estar.

Las dificultades aumentan en un sin fin de locuciones con ambos verbos que su opacidad obliga a conocerlas, porque nuevamente son de uso corriente.

El ejemplo típico es el ¡ Ya está bien ¡, exclamación de los profesores cuando nuestros alumnos forman un guirigay después de alguna jocosa intervención… y el ya está bien, no quiere decir, ni mucho menos, que la situación esté bien, sino todo lo contrario que el docente comienza a estar harto…

Creo que una investigación profunda se advera necesaria para resolver no la explicación del fenómeno sino su didáctica de una forma lo más sencilla posible.

Incluso catedráticos no nativos de Universidades voluntariosas de países emergentes, en estudios muy elaborados meten la pata en numerosas ocasiones al confundir el uso de ser y estar. No quiero traer ejemplos pero los hay en Internet que abochornarían a más de uno de esos expertos. El calibre de la dificultad convierte la tarea en misión casi imposible.

Después de investigar en la red soluciones de otros autores, sin encontrar la piedra filosofal ansiada, me inclino que no hay más remedio que el proponer a los alumnos de español segunda lengua toda una amplia panoplia de las posibilidades de ser y estar.

En muchas situaciones es correcto el doble empleo:

La comida es exquisita o la comida está exquisita.

Ser sordo, estar sordo

Estar rico, ser rico

Estar triste, ser triste

Ser capaz, estar capacitado

Soy contigo, estoy contigo (más usual la segunda que la primera opción)

Ser tranquilo, Estar tranquilo (semánticamente no es lo mismo)

La chaqueta es ancha o la chaqueta le está ancha

Ser el mejor, estar mejor

Ser de China o estar en China

Ser español o estar en España

Ser bueno, estar bueno

Juan está de camarero en un restaurante o

Juan es camarero en un restaurante

Isabel está estupenda, Isabel es estupenda

Sin embargo, no se dice:

La niña es enferma sino la niña está enferma

La conclusión mientras no llegue a encontrar la piedra filosofal, es explicar en las clases todas las situaciones inimaginables con su empleo.

Empezaré por el uso más común.

La expresión del tiempo atmosférico, empleo frecuente tanto en el oral como en el escrito, exige el uso de estar:

El cielo está cubierto, está nevando, está lloviendo.

El tiempo atmosférico se puede expresar con el verbo hacer:

Hacer frío, hacer calor, hacer viento.

Pero no se dice hacer lluvia, sino llover.

Sin embargo la expresión o medida del tiempo, la hora, se efectúa con ser:

Son las doce,

Hoy es viernes

El mes de mayo es el mes de las flores

Agosto es el verano

La excepción viene con:

¿En qué mes estamos? La respuesta pertinente: estamos en junio. Pero es correcto decir: es el mes de junio.

Hay que prever, por tanto, todas las situaciones, sin olvidarnos de ninguna (misión harto difícil).

En situaciones complicadas cabe la sustitución del empleo de uno u otro verbo por una formulación equivalente:

Estar hambriento = Tener hambre

Estar sediento = Tener sed

Sin embargo, no siempre las sustituciones son posibles:

Estar cansado no se puede sustituir y es preciso conocer frente a la duda de ser cansado.

¿Colocaciones con ser y estar?

Independientemente del uso, existen numerosas restricciones léxicas que originan concurrencias preferentes con ser y estar:

No se dice hacer vacaciones, sino estar de vacaciones (no es semánticamente igual, ir de vacaciones)

Las vistas son maravillosas o las vistas son magníficas

Sustituye a costar o valer en: ¿A cómo está el pollo? (¿es una colocación?)

Empleos frecuentes:

Ser amable

Ser bueno, se dice voy a ser bueno, no voy a estar bueno

Ser buen estudiante, ser mal estudiante

Ser guapo

Ser feo

Ser alto, ser bajo

Ser blanco

Ser moreno, ser rubio, ser pelirrojo

Ser responsable

Ser comedido

Ser fumador,                     estar fumando

Ser bebedor,                     estar bebiendo

Ser un gran comedor estar comiendo

Estar:

Estar corriendo = correr

Estar estudiando = estudiar

Estar dormido = dormir,             no es lo mismo hacerse el dormido

Estar cenando = cenar

Estar enfermo

Estar acatarrado

Estar mejor

Estar bien

Estar muerto

Estar vivo

Estar muriéndose

Estar limpio, estar sucio

Estar convencido

Estar satisfecho

Estar de parto = parir

Estar abriendo

Estar cerrando

Locuciones-colocaciones con ser y estar (no exhaustivas)

Estar verde

Estar bien visto

Estar al caer

Estar a la que salta

Estar diciendo comedme

Estar en todo

Estar loco de contento

Estar en ello

Estar para ello

Estar sobre ello

Estar encima de

Estar sobre mi

Estar a matar

Estar a oscuras

Estar bien con X

Estar bien de

Estar con

Estar de buen ver

Estar bien empleado

Estar listo

Estar mal con

Estar de más

Estar haciéndose el dormido

Estar sobre un negocio

Un proyecto que está en veremos

Estar viendo por

No estar maduro

Estar a las maduras

Estar a las duras y a las maduras

Estar viendo algo

Estar arreglado

Estar dispuesto a

Estar de caza

Estar a gusto

Estar feliz               ser feliz

Estar para bromas o no estar para bromas

Estar de obras

Estar de viaje

Estar de mudanza

Estar en que vendrá

Estar vendido

Estar a dos velas

Estar pensando en las musarañas

Las listas no son exhaustivas por las interminables posibilidades de estos verbos, pero intento que sea una primera aproximación.

Continuaremos con las locuciones del verbo ser

Las ventajas del español como lengua transparente se difuminan cuando intentamos explicar a nuestros alumnos de segunda lengua las dificultades de estos dos verbos copulativos ser y estar que para los nativos no ofrecen problemas por su producción automática en las estructuras mentales del lexicón.

Tanto en inglés como en francés la equivalencia para estos verbos resulta con un único verbo. Los ingleses disponen del to be, mientras que los franceses resuelven las situaciones con el verbo être, que aunque solitario, conserva las reminiscencias latinas de los dos verbos de que disponemos en la lengua cervantina.

Son muchos los autores que proponen soluciones para resolver los intríngulis de ser y estar.

La mayor parte de ellos optan por clasificarlos en seis grupos, que denominan “actos de habla”:

Para el verbo ser:

Definición, Identificación y acción

Para el verbo estar:

Constatación, localización y descripción.

Estando plenamente de acuerdo con esta propuesta, considero que cuando los no nativos necesitan de ayuda o de la consabida “chuleta” es en el preciso momento que quieren expresar un significado y que en el caso del lenguaje oral, es inmediato. Están hablando y necesitan una solución instantánea.

Otro caso diferente es el escrito, en el que este tipo de producción el locutor dispone de tiempo para corregir y para acudir a la ayuda que se propone anteriormente.

Además, estos dos verbos son los más usados en nuestra lengua y para ello no hay más que acudir a los diccionarios de frecuencias, donde aparecen en el ranking siempre los dos primeros.

Por otro lado, el verbo ser se utiliza en las construcciones pasivas del tipo:

Ser + participio lo que incrementa su empleo:

–         La casa fue construida por

–         El gato ha sido abandonado en o por

–         Los exámenes serán corregidos por

Este hecho de figurar en las construcciones pasivas del español, hace que el verbo ser sea más empleado que estar.

Las dificultades aumentan en un sin fin de locuciones con ambos verbos que su opacidad obliga a conocerlas, porque nuevamente son de uso corriente.

El ejemplo típico es el ¡ Ya está bien ¡, exclamación de los profesores cuando nuestros alumnos forman un guirigay después de alguna jocosa intervención… y el ya está bien, no quiere decir, ni mucho menos, que la situación esté bien, sino todo lo contrario que el docente comienza a estar harto…

Creo que una investigación profunda se advera necesaria para resolver no la explicación del fenómeno sino su didáctica de una forma lo más sencilla posible.

Incluso catedráticos no nativos de Universidades voluntariosas de países emergentes, en estudios muy elaborados meten la pata en numerosas ocasiones al confundir el uso de ser y estar. No quiero traer ejemplos pero los hay en Internet que abochornarían a más de uno de esos expertos. El calibre de la dificultad convierte la tarea en misión casi imposible.

Después de investigar en la red soluciones de otros autores, sin encontrar la piedra filosofal ansiada, me inclino que no hay más remedio que el proponer a los alumnos de español segunda lengua toda una amplia panoplia de las posibilidades de ser y estar.

En muchas situaciones es correcto el doble empleo:

La comida es exquisita o la comida está exquisita.

Ser sordo, estar sordo

Estar rico, ser rico

Estar triste, ser triste

Ser capaz, estar capacitado

Soy contigo, estoy contigo (más usual la segunda que la primera opción)

Ser tranquilo, Estar tranquilo (semánticamente no es lo mismo)

La chaqueta es ancha o la chaqueta le está ancha

Ser el mejor, estar mejor

Ser de China o estar en China

Ser español o estar en España

Ser bueno, estar bueno

Juan está de camarero en un restaurante o

Juan es camarero en un restaurante

Isabel está estupenda, Isabel es estupenda

Sin embargo, no se dice:

La niña es enferma sino la niña está enferma

La conclusión mientras no llegue a encontrar la piedra filosofal, es explicar en las clases todas las situaciones inimaginables con su empleo.

Empezaré por el uso más común.

La expresión del tiempo atmosférico, empleo frecuente tanto en el oral como en el escrito, exige el uso de estar:

El cielo está cubierto, está nevando, está lloviendo.

El tiempo atmosférico se puede expresar con el verbo hacer:

Hacer frío, hacer calor, hacer viento.

Pero no se dice hacer lluvia, sino llover.

Sin embargo la expresión o medida del tiempo, la hora, se efectúa con ser:

Son las doce,

Hoy es viernes

El mes de mayo es el mes de las flores

Agosto es el verano

La excepción viene con:

¿En qué mes estamos? La respuesta pertinente: estamos en junio. Pero es correcto decir: es el mes de junio.

Hay que prever, por tanto, todas las situaciones, sin olvidarnos de ninguna (misión harto difícil).

En situaciones complicadas cabe la sustitución del empleo de uno u otro verbo por una formulación equivalente:

Estar hambriento = Tener hambre

Estar sediento = Tener sed

Sin embargo, no siempre las sustituciones son posibles:

Estar cansado no se puede sustituir y es preciso conocer frente a la duda de ser cansado.

¿Colocaciones con ser y estar?

Independientemente del uso, existen numerosas restricciones léxicas que originan concurrencias preferentes con ser y estar:

No se dice hacer vacaciones, sino estar de vacaciones (no es semánticamente igual, ir de vacaciones)

Las vistas son maravillosas o las vistas son magníficas

Sustituye a costar o valer en: ¿A cómo está el pollo? (¿es una colocación?)

Empleos frecuentes:

Ser amable

Ser bueno, se dice voy a ser bueno, no voy a estar bueno

Ser buen estudiante, ser mal estudiante

Ser guapo

Ser feo

Ser alto, ser bajo

Ser blanco

Ser moreno, ser rubio, ser pelirrojo

Ser responsable

Ser comedido

Ser fumador,                     estar fumando

Ser bebedor,                     estar bebiendo

Ser un gran comedor estar comiendo

Estar:

Estar corriendo = correr

Estar estudiando = estudiar

Estar dormido = dormir,             no es lo mismo hacerse el dormido

Estar cenando = cenar

Estar enfermo

Estar acatarrado

Estar mejor

Estar bien

Estar muerto

Estar vivo

Estar muriéndose

Estar limpio, estar sucio

Estar convencido

Estar satisfecho

Estar de parto = parir

Estar abriendo

Estar cerrando

Locuciones-colocaciones con ser y estar (no exhaustivas)

Estar verde

Estar bien visto

Estar al caer

Estar a la que salta

Estar diciendo comedme

Estar en todo

Estar loco de contento

Estar en ello

Estar para ello

Estar sobre ello

Estar encima de

Estar sobre mi

Estar a matar

Estar a oscuras

Estar bien con X

Estar bien de

Estar con

Estar de buen ver

Estar bien empleado

Estar listo

Estar mal con

Estar de más

Estar haciéndose el dormido

Estar sobre un negocio

Un proyecto que está en veremos

Estar viendo por

No estar maduro

Estar a las maduras

Estar a las duras y a las maduras

Estar viendo algo

Estar arreglado

Estar dispuesto a

Estar de caza

Estar a gusto

Estar feliz               ser feliz

Estar para bromas o no estar para bromas

Estar de obras

Estar de viaje

Estar de mudanza

Estar en que vendrá

Las listas no son exhaustivas por las interminables posibilidades de estos verbos, pero intento que sea una primera aproximación.

Continuaremos con las locuciones del verbo ser

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: