Español en América

junio 26, 2010

Sostenible y sustentable

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 1:11 pm

En este blog que algún experto como Margarita Alonso Ramos ha calificado como el “Blog de las colocaciones” nos dedicamos a criticar sin ánimo de polémica algunos textos y resaltando la necesidad de los diccionarios y la enseñanza de las colocaciones.

Éstas son un fenómeno natural que por repetición de los hablantes se implanta en las lenguas como usual desechando otras posibilidades de coocurrencia entre formas sean simples o expresiones.

En un artículo de H.-U. Habermeier del Instituto Max-Planck encontramos un buen número de incorrecciones impropias de un texto científico.

La que llama más la atención es la de calificar al desarrollo sostenible como sustentable.

Incluso el diccionario de la RAE va a recoger esta colocación en su vigésimo tercera edición. La Academia tardía en sus reacciones afortunadamente da por bueno el desarrollo sostenible dejando de lado al desarrollo sustentable.

¿Es incorrecta esta última proposición? No lo es desde el punto de vista de la gramática y el desarrollo sustentable es una combinación libre. Sin embargo, la repetición en los medios de comunicación ha conseguido que sostenible sea la concurrencia más usual con desarrollo, desechando en el lenguaje la combinación desarrollo sustentable.

El traductor de este artículo científico, presumiblemente no nativo, desconoce la colocación de manera que emplea la combinación equivocada; siendo generosos podríamos calificarla como no usual.

Las comunicaciones científicas, periodísticas y literarias se acostumbran a escribirse en el español estándar.

Desde la aparición de la Nueva Gramática implícitamente quedan aceptadas por lo menos seis variantes estándar del español.

Queda al albur de cada escritor o traductor según la zona a donde vaya dirigida la comunicación, el elegir una u otra variante estándar.

La demografía lingüística del español, transformada en democracia lingüística nos lleva a ese caos de las seis variantes que sustituyen a la antigua estándar única.

Los escritos científicos antes escritos en el estándar e inteligibles y uniformados para todo los lectores, ahora pueden convertirse en un galimatías literario sin precedentes. Las academias de la lengua le han hecho un flaco favor a la ciencia y, lo que es más importante a su difusión.

Al caos en el que se va a convertir la comunicación científica se van a ir añadiendo poco a poco otras variantes estándar de las seis aceptadas.

En un post anterior clamábamos por la inconsistencia de la propuesta de la ANLE, Academia Norteamericana de la Lengua en la que una traductora experimentada pero alejada de la sociolingüística reclamaba una norma escrita para el español de los Estados Unidos apoyándose en el fenómeno de la traducción como el que produce la mayor parte de la comunicación escrita pública y privada de la nación americana.

Los autores de semejante dislate se apoyan en razones demográficas, democráticas y en la escasa calidad de la traducción en los Estados Unidos.

Explico repetidas veces en el desierto científico del español, que las lenguas son fenómenos naturales con unas variaciones tanto en su léxico como en su gramática muy livianas con el paso de los siglos. Internet imprime una enorme velocidad al proceso de variación de la lengua, sobre todo al léxico que se incrementa aceleradamente por las nuevas tecnologías.

¿Echar marcha atrás en este increíble galimatías que han creado las academias? Parece difícil volver a la situación de un único español estándar cuando actores del español como la ANLE reclaman su propio estándar.

La lógica hará que en los escritos científicos prevalezca la razón y se emplee una variante estándar para facilitar la coherencia de la comunicación.

El artículo del Instituto Max-Planck

Los autores de estos artículos científicos se escriben en la lenguas materna del autor. Después los traducen al inglés y, a veces al español. En este caso la traducción de un contenido serio ha quedado en manos de un traductor no acostumbrado a este tipo de comunicación y desconocedor de la variedad estándar.

Una traducción inexacta deforma la calidad del texto. Si reclamamos traductores nativos no es en vano, sino porque los matices de la lengua no escapan a los expertos. Los traductores y editores experimentados adaptan los escritos científicos al español estándar usual en estos trabajos.

El texto de marras ha debido pasar del alemán al inglés y de éste al español, en un proceso que no es normal y, que incrementa el riesgo de sufrir errores.

Ya que entramos en materia no ya de corregir errores, sino de indicar sugerencias para la mejora del texto pasemos al nudo gordiano de este texto:

–         el consejero presidencial de la ciencia, es más lógico escribir de ciencia o científico

–         las habilidades de los jugadores involucrados, lo correcto sería de los agentes involucrados (el término jugador puede proceder del inglés players pero en castellano jugadores se emplea o bien para los futbolistas o deportistas como para los que se dedican a los juegos de azar. Tampoco el término habilidades es muy adecuado.

–         Bando científico. A mi entender los científicos no se agrupan en bandas…, sino en comunidades.

–         Afectas (error tipográfico: afectan)

–         Desarrollo de la ciencia: desarrollo científico. Es curioso como el traductor escribe desarrollo tecnológico y no desarrollo científico.

–         Resulta también sorprendente que el traductor de “Science: The Endless Frontier” en una ocasión lo traduzca como “La Frontera sin límites” y unos párrafos más adelante lo haga como “La Frontera Interminable”.

–         En la luz: a la luz.

–         Estrategias de la ciencia: estrategias científicas.

–         Contribuirá en dicha discusión: contribuirá a dicha discusión

–         Ciencias física y natural: ciencias físicas y naturales. El uso obliga a denominar ciencias naturales y no natural… Ciencias naturales es una colocación, no así ciencia natural.

–         Decisiones políticas correctas con base: en base.

–         Errata tipográfica: le promedio: el promedio.

–         Planeación es correcto, pero lo ideal es planeamiento.

–         De se llegar a ser: sobre el se.

–         Hecha por una OCDE: hecha por la OCDE.

Podría seguir con las erratas que son incontables, pero para no aburrir a mis lectores quiero concluir con dos ideas referidas a la publicación de textos científicos en los que los traductores tienen que enfatizar en las colocaciones del género y cuidar estas traducciones de unas lenguas a otras en forma de eslabones que deforman el significado pretendido por los autores.

Finalmente urgir a la comunidad científica que exija a las academias una variante del español estándar única, abandonando las ideas peregrinas como las que desvela la ANLE de “crear” una nueva variante del español de los Estados Unidos.

Y que se deje de apelar una y otra vez a razones de demografía y democracia para justificar unas variantes que no tienen justificación científica: las lenguas son fenómenos de variación natural y constante que poco o nada necesitan de intervención y menos aún cuando los actores se aproximan al analfabetismo sociolingüístico.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: