Español en América

julio 2, 2010

Escribir bien, consejos para un best seller

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 12:54 pm

La ignorancia es atrevida y es un peligro que me meta donde no me llaman.

Acudo a los expertos para vender sus consejos, que no los míos.

Winston Churchill entre puro y puro recomendaba:

<Las palabras cortas son las mejores y las viejas palabras cuando son cortas son las mejores de todas>.

W. Strunk y E. B. White en su libro “The elements of style>, recomiendan:

<La escritura contundente es concisa. Una oración no debe contener palabras innecesarias, ni un párrafo oraciones innecesarias por la misma razón que un dibujo no debe tener líneas innecesarias, ni una máquina partes innecesarias. Esto no requiere que el escritor haga todas sus oraciones cortas o evite todos los detalles, sino que cada palabra hable>.

Escribir en la red:

No es lo mismo escribir un relato, un cuento o una novela histórica que escribir en la red o para la web: Nielsen, Jakob con una premonición escribió:

<Las palabras exactas son a menudo mejores que las palabras cortas, que a veces pueden tener varios significados (o polisémicas)> Nielsen y Churchill coinciden en que las viejas palabras son las mejores. Las pautas para escribir en Internet son:

  • Ser breve: reducir en un 50% los textos en la web que se escribirían en un medio impreso tradicional.
  • Utilizar el hipertexto para dividir los textos y hacer la información más amena al introducir recursos diferentes a los nuestros.
  • Pensar que el lector navega en nuestros textos: el internauta tiene prisa. Surfea buscando una información que necesita.
  • Cuando se escribe hay que ponerse siempre en el lugar del lector y pensar qué información necesita y qué quiere recibir.

Lorenzo Gomis periodista recientemente fallecido produce sus consejos:

  • Palabras cortas, vivas y populares.
  • Frases sencillas. Producir una idea por frase.
  • Palabra exacta.
  • Expresar ideas.
  • Párrafos cortos.
  • Espacio en blanco para separar párrafos e ideas. No temer a los puntos y a parte.
  • Una vez terminado el texto, procurar acortarlo.

Orwell en 1.946 en su ensayo “Politics and the English Languaje”, propone las <cinco reglas para una escritura efectiva>, aconseja: <Si una palabra puede suprimirse, suprímala.>

  • Nunca use una metáfora, símil u otra figura discursiva que  se esté acostumbrado a verla escrita. Tales como dormir como un tronco, arrimar el hombro. Estas colocaciones léxicas vienen rápida y fácilmente a la mente, de ahí que debamos rechazarlas por ser demasiado usuales. Los frasemas y semifrasemas, llegan a ser tan empleados que no tienen el poder de crear respuestas emocionales. Tómese el tiempo de inventar imágenes frescas que transmitan emociones. 
  • No se deben usar palabras largas en lugar de formas cortas.
  • Si se puede reemplazar una forma larga por una corta, se mejora el texto. Se trata como explica la TST, al escribir o al hablar el transmitir el máximo Significado posible con las formas más sencillas. El discurso gana intensidad: es la “economía del lenguaje”.
  • Se prefiere el empleo de una forma activa frente al uso de una forma pasiva:
    • El domador ha sido atacado por el león,
    • Ó El león ha atacado al domador (preferible)
  • Prioriza el uso de palabras habituales al empleo de formas científicas desconocidas para los lectores. Los textos deben ser comprensibles para todos los lectores sin necesidad de acudir a los diccionarios.
  • Si los lectores son científicos por que las redacciones se dirigen a ellos, las palabras y locuciones pueden ser muy técnicas. Siempre hay que ponerse en el lugar del lector al que va dirigida la comunicación para elegir la terminología correcta.
  • No es lo mismo un texto divulgativo que uno científico que necesita documentarse con citas o referencias bibliográficas.

Una somera reflexión a las recomendaciones de Orwell: en la utilización de formas pasivas o activas no puedo estar de acuerdo. Mi modesta opinión, por lo menos en el castellano de siglos, es precisamente la contraria. Hay que evitar las formas pasivas y activas (ambas). Es preferible la redacción y la narración en presente porque es más corta que oraciones como “el domador ha sido atacado por el león” o “el león ha atacado al domador”. Mi forma de redactar es evitar dentro de lo posible ambas propuestas de Orwell (las normas o costumbres inglesas no tienen porqué coincidir con las del español estándar) y usar el presente (siempre que se pueda) o el pretérito indefinido: “El león atacó al domador”. La otra posibilidad que sugiere Orwell de “El león ha atacado al domador” es muchísimo más larga y menos elegante que la propuesta habitual del castellano literario.

La última sugerencia del genial escritor inglés es tan inteligente como sus recomendaciones previas: si tu escritura no encaja, rompe las normas antes de escribir una incongruencia o una barbaridad.

La escritura es creación y originalidad, el conocido I+D es más verdad que nunca en el caso de los escritores. El discurso no tiene que ser aburrido sino innovador. Las colocaciones originales no surgen por coocurrencias estadísticas como señalan algunos lingüistas, sino por la inteligencia de los escritores que ponen de moda nuevos sintagmas.

Mi recomendación al escribir: sea creativo, original y rompa las normas. Las normas como las leyes están para incumplirlas.

Si sigue esta regla, que no es orwelliana, es posible que se convierta en un autor de best seller y dentro de unos años me envíe un comentario favorable con un cheque adjunto con parte de sus ganancias….

Cosas más difíciles se ven…

Las estructuras de un cuento o de una novela tienen que ser sencillas y constar de oraciones bien redactadas. Las ideas que se pretenden comunicar deben ser claras.

La importancia de un buen título:

El éxito de una novela depende un 50% del título.

En el caso de nuestros microrrelatos es imprescindible adjudicar a cada uno, un título.

Los expertos en comunicación subdividen los textos literarios en “niveles de información”:

  • El título es el primer nivel
  • La primera oración del texto se corresponde con el segundo nivel.
  • El primer párrafo es el tercer nivel.

En los textos o artículos periodísticos conviene subdividir la información en párrafos, adjudicando en cabeza de cada uno, un subtítulo casi siempre en negrita con el objetivo de llamar la atención sobre las ideas que vamos a comunicar en el párrafo siguiente o los párrafos en el supuesto de que sean varios.

La herramienta perfecta es el hipertexto, porque incorpora nuevas informaciones a nuestro texto, lo ameniza y lo hace más creíble.

Y tenga en cuenta lo más importante, que cada género tiene una forma de redactar diferente y que el lector es el rey.

El que paga manda….

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: