Español en América

julio 12, 2010

Panhispanismo mal entendido

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 5:28 pm

Las lenguas naturales no entienden ni dependen de conceptos como democracia o demografía. Aplicar estos criterios a las lenguas no conduce más que a la confusión y el imponer soluciones alejadas de la razón y de la ciencia.

Las lenguas siguen su recorrido con ese concepto machadiano “que se hace camino al andar”; se van formando cada vez con una mayor rapidez que se escapa a nuestro control, que la imprimen los medios de comunicación, y, sobre todo Internet.

Dependemos, además de otras lenguas innovadoras como el inglés y posiblemente en un futuro más próximo de lo que pensamos, del chino mandarín.

Los lingüistas y/o filólogos Gómez Font, Antonio Martín y Xosé Castro han pronunciado una conferencia, Panhispanismo, sobre una serie de reflexiones y expresiones acuñadas por esta periodista en este Blog desde tiempo ha.

Las ideas expuestas sobre que el futuro de la lengua española se juega en los Estados Unidos y en ese medio extraordinario que es Internet las he repetido en estas líneas una y otra vez: la velocidad que imprime la red a la comunicación y a las lenguas, ese escaparate de innovación, creación, tecnología y cultura que son los Estados Unidos, no son estereotipos, sino profundas realidades que estos conferenciantes han copiado.

Una tesis doctoral de esta humilde servidora sobre Nuevos Escenarios en el Periodismo Digital, y en concreto sobre el español en los Diarios digitales de los Estados Unidos, es prueba fehaciente de que mi tesis la voy transcribiendo en pequeñas dosis en este blog.

Mis trabajos sobre la política lingüística española centrada en la acción sobre la lengua española en el exterior, la proyección de la cultura fuera de España (incluida su asombrosa descoordinación y descontrol), la falta de rigor científico de esa Asociación de Academias de la Lengua Española (saco en el que meto también a la ANLE), de la incompetencia de los que dirigen el Instituto Cervantes, y un largo etcétera en el que no se salva nadie, ni el Ministro de Asuntos Exteriores ni la Ministra de Cultura.

La Nueva Gramática es otro monumental dislate de que los principios democráticos y demográficos no se pueden aplicar a las lenguas naturales. Es posible que sirvan para el esperanto, pero no para el castellano.

En la página web de la Real Academia, aparece una gran noticia: por fin se ha aceptado el término “libro electrónico”. Al parecer este descubrimiento para nuestros académicos equivale al descubrimiento de América….

Les quiero recordar a estos señores que por cada vocablo que introducen en el Diccionario dejan fuera cientos de términos necesarios para nuestros traductores y científicos.

La antes nombrada “velocidad que imprime Internet” al proceso de las lenguas, exige una rápida respuesta. Me atrevería a decir que diaria. El inglés mucho mejor posicionada que el español innova decenas de palabras a diario. Palabras que son imprescindibles para seguir escribiendo, redactando, traduciendo y creando ciencia en español. No lo entienden así los Académicos o mercaderes de la lengua.

Si volvemos al español de los Estados Unidos, no tenemos más remedio que citar el excelente trabajo de Marta Fairclough de la Universidad de Houston: “La adquisición de un segundo dialecto: el español estándar en una situación de contacto, disponible en línea.

Las tesis de Fairclough coinciden con las de esta humilde periodista en lo que se refiere a la enseñanza de un español estándar (no las seis que propone Bosque con la Nueva Gramática) y, sobre todo, la necesidad de un español de prestigio para remediar el caos lingüístico y cultural de la comunidad hispana de los Estados Unidos, presidida por los señores de la ANLE, que también proponen una nueva variedad estándar de los Estados Unidos…

El español no necesita seis o siete variedades estándar, eso es una locura amparada en esos principios democráticos y demográficos, ajenos a la realidad científica de las lenguas.

Las lenguas dentro de sus infinitas posibilidades de variación, necesitan para la ciencia, la tecnología, el periodismo, la literatura, la escuela y la universidad de una variedad estándar, una, no varias, les guste o no, a las Academias más allá de los mares, la variedad estándar peninsular, que es la que entiende todo el mundo, ni más ni menos porque es la más culta, prestigiosa y la que hasta ahora sirve para comunicarse en todos los ámbitos anteriores.

¿Se molestarán las Academias americanas y los países del otro lado del charco?

¿Alegarán razones demográficas o que el “asunto” del español se debe decidir democráticamente consensuando las normas o variedades? ¿Habrá una rebelión, o como algún lingüista o académico desconocedor del futuro de nuestra lengua supone que es mejor acordar “democráticamente” las decisiones sobre el español, apoyándose en el mayor peso demográfico de los mejicanos, de los argentinos y ahora de los hispanos de los Estados Unidos.

Mañana, puede ser China la que hable español, ¿qué razón pondremos encima de la mesa para impedir que si los hablantes de español en China son más numerosos que los de toda América juntos no nos impongan la nueva variedad del español de China, con un nuevo alfabeto?

Dejémonos de incoherencias. El peso del español es el que es y el que será en el futuro dependerá si se presenta como una variedad única, y, sobre todo, culta y prestigiosa. ¿Acaso el francés se ha dividido en variedades estándar americana, exagonal y africana? Pues no, los organismos que rigen los destinos futuros de la lengua francesa se esfuerzan en mantener una variedad estándar única común a todos los francófonos, una variedad que se usa en la escuela, la universidad, la literatura, la política, el periodismo, la ciencia y la innovación.

Los escritos científicos, sobre todo en lingüística que emiten los canadienses francófonos son un modelo a imitar.

La producción lingüística científica de las Universidades de Quebec y Montréal superan a las de la Francia europea. Nadie alega razones democráticas sino científicas para mantener un francés unitario.

Lo que no impide que los registros del francés sean como los del español: registro popular, familiar, “argotique”, literario, periodístico.

Se admite y para eso está la sociolingüística para estudiar y amparar el uso de los distintos registros del español de América y de España, cada uno en su ámbito. Estos registros son diferentes y bienvenidos sean, pero la variedad estándar debe de ser única. ¿Jugaremos tenis o jugaremos al tenis?. O tendremos que explicarles a los chinos que vienen por miles a nuestras escuelas de español que si ellos deciden por su peso demográfico podrán añadir una nueva formulación: jugaremos a tenis.

Esta semana se reúnen en la UIMP de Santander los grandes pensadores de la acción cultural en el exterior de España, entre los que se encuentran Caffarel, Sinde y Moratinos. Cuando disponga de los textos los comentaré.

Vaya por delante que tengo en mis manos la conferencia inaugural de la directora del Cervantes en la que menciona la acción “coordinada” de todos los actores implicados en promover la cultura española y latina en y por el mundo.

Lea señora Caffarel la página de inicio de su Cervantes en el que promociona dos exposiciones sobre Cuba, la “democrática” Cuba.

La exposición <Cuba mía> en Argel sobre el 5º año del triunfo de la Revolución en 1.964 (textual).

Señora Caffarel: ¿se ha vuelto desmemoriada de repente? ¿Ha perdido la Memoria histórica? ¿Cómo puede promocionar una exposición sobre la Revolución iene su jefe Moratinos de liberar nada menos que 52 colegas periodistas presos en las cárceles de sus amiguetes Raúl y Fidel? ¿Sabe que en las cárceles cubans quedan todavía cientos de presos políticos, se le ha ido la olla?

¿Qué piensan hacer ustedes los de la Memoria Histórica para rechazar ese régimen de ignominia, de dictadura, de torturas que es ese esperpento de la “Revolución cubana”?

¿Dónde están esos “intelectuales” desmemoriados que no piden la democracia para Cuba?

Les exijo en nombre de la Memoria de Cuba  una declaración clara de rechazo al régimen opresor de intelectuales, de periodistas, de políticos  y de ciudadanos que mantiene privados de libertad al pueblo cubano y una petición de democratización de la isla.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: