Español en América

julio 18, 2010

De parranda

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 5:19 pm

Después del éxito de la Roja, nos vamos de parranda.
EL DRAE da varias acepciones para los que nos gusta esta palabra y más aún a los que nos apetece el jolgorio, la juerga, la jarana y el pasarlo bien con cualquier excusa y en cualquier circunstancia.
Si nos gusta la parranda, es un placer reírnos de nuestra sombra, sea buena o mala, breve o alargada, y si podemos, y nos dejan, cachondearnos de los políticos que nos han tocado en el último sorteo.
Parranda es una cuadrilla de músicos que salen con sus instrumentos casi siempre de noche por aquello de que los gatos son pardos y casi siempre unos sinvergüenzas. No piensen mal porque se descubre de vez en cuando algún ejemplar gatuno que es formal y bien intencionado.
Pero cuando mencionamos el vocablo parranda nos referimos a una juerga bulliciosa como la define el diccionario. Los señores que se ocupan de la complicada tarea de satisfacernos con los diccionarios, aclaran que en Venezuela se llama parranda a una manifestación folclórica.
Qué sabran los chicos de la Academia de lo que pasa en Venezuela… Menos mal que Serenata Guayanesa se ocupa de parrandear a diestro y siniestro y deleitarnos con esas maravillosas canciones y villancicos jocosos y populares venezolanos.
El verbo parrandear está aceptado como irse de parranda, sin que los mercaderes de la lengua sean capaces de descubrir la etimología de la susodicha.
Puede que parranda proceda de farra, que el DRAE la define como juerga, jarana y parranda. La deriva del portugués farra y del árabe ferha, fiesta. Conociendo la tristeza de los portugueses y sus fados, y la inexpresividad de los árabes, dudo mucho que farra sea una palabra portuguesa o árabe.
Los salaos del continente, vascos y andaluces, somos los creadores de casi todo, de lo bueno y de lo malo. Los catalanes metidos con Zapatero a buscar soluciones al Estatut tampoco son capaces de hacer sombra al ingenio euskaldún, puro I+D.
La parranda es la juerga, la farra, el cachondeo en estado puro, pero los lectores están conmigo, que este Blog es serio, sesudo y tratamos de evitar la crítica severa; hoy se nos ha puesto a tiro Parrondo del Instituto Cervantes, jefe de diplomas, otro de esos que se les llena la boca con el valor del español, el empuje de nuestra lengua.
Parrondo olvida que el español es la lengua de la parranda, de la chispa, del ingenio, del chiste aunque sea a costa de vascos y catalanes, pero también la lengua de la incultura, la lengua olvidada por la política equivocada de gobierno y de sus instituciones.
Parrondo nos explica que su jefe el Cervantes está “abocado a morir de éxito” por la extraordinaria demanda como lengua extranjera.
Las altas instancias de la Casa Real o de la Presidencia del Gobierno están muy solicitadas para inaugurar Institutos. ¿Para cuando la de Gibraltar?
Los profesores, hispanistas e investigadores, según Parrondo, se dedican al “fomento y a la promoción del español”.
Señor Parrondo, creo que equivoca su loable misión: los profesores están obligados a dar clases, los hispanistas e investigadores a estudiar la lengua y no creo que dediquen su precioso tiempo al “fomento y a la promoción del español”, que es precisamente la tarea de los personajes públicos mediante una política lingüística y cultural coordinada y organizada que consiga evitar el deterioro de la lengua y de la cultura española.
Por cierto, del 12 al 16 de julio se ha celebrado en la UIMP un seminario dedicado a explicarnos cómo los organismos del gobierno sociata promueven en armonía la cultura española.
Muchos botones de muestra puedo aportar cómo esa inteligente idea de proyectar en el Cervantes de Pekín siete películas dedicadas al cine homosexual español. Me parece correcta la postura oficial de respeto hacia todas las condiciones de los seres humanos, pero mi pregunta al organizador de este ciclo cinematográfico es: ¿no hacemos cine en España que no sea homosexual? ¿Por qué se celebra en un país comunista que prohíbe las manifestaciones homosexuales y persigue esa condición? ¿No será mentar la soga en casa del ahorcado?
Parrondo termina su disertación:
“…en pocos años estaremos en una situación muy ventajosa respecto a otras lenguas europeas que han tenido extensión geográfica muy considerable, pero que no han tenido la suerte del español, que se encuentra ahora en una coyuntura muy favorable para nuestros intereses”.
Es lo más sensato que ha expresado este señor: no han tenido la suerte del español.
La suerte, la lotería y las quinielas no se atravesarán dos veces por el camino del español. A partir de ahora, la expansión del español la tendremos que merecer. En este blog por medio de innumerables post sobre Política Lingüística y el Español estándar he manifestado mis posiciones sobre estas materias, la descoordinación total de los órganos del gobierno de España y el desconocimiento de los objetivos de nuestra lengua y cultura, provocarán en un futuro más o menos próximo que hablemos de la mala suerte del español.

Anuncios

1 comentario »

  1. Excelente la facilidad de palabra para exponer el tema principal con los adornos circunstanciales del momento , con fina ironía.

    Comentario por bordon@chenique.com — julio 15, 2013 @ 7:59 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: