Español en América

julio 21, 2010

Gazapos y errores

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 8:42 pm

Los que nos dedicamos al oficio de la escritura – no nos confundan con los Notarios – bien que mal, no podemos impedir esos molestos gazapos que involuntariamente se nos escapan.
El DRAE considera el gazapo como forma polisémica. El que nos afecta es el yerro que por inadvertencia deja pasar quien escribe o habla.
Periodistas, profesores, escritores, incluso blogueros, incurrimos en estos molestos gazapos, que nada tienen que ver con esos conejillos recién nacidos.
Otra acepción del término conejil es mentira o embuste en el registro coloquial. También en el mismo registro se denomina gazapo a la persona astuta.
Si el gazapo es involuntario e inadvertido y no se pone en duda ni la calidad, ni la ortografía del escritor, no sucede lo mismo con los errores.
El error supone un fallo grave, se deriva de la ignorancia, del desconocimiento de la ortografía, de la sintaxis, del uso preposicional o de cualquier carencia lingüística o del significado de las palabras.
Si traigo a la palestra gazapos y errores es porque en lo que más nos afecta a los profesores de ELE es la enorme cantidad de artículos, trabajos científicos, memorias de máster e incluso tesis doctorales plagadas de incorrecciones.
Quiero distinguir, y que nadie me califique de racista, que los errores de sintaxis, y otros de desconocimiento de etimologías, de malas traducciones, son propios de profesores no nativos de ELE.
En este blog pongo de manifiesto las dificultades y el enorme mérito de estos profesores extranjeros de nuestra lengua que ejercen con una férrea voluntad su difícil misión.
¿Cómo resolvemos los nativos españoles la elección entre ser y estar? No es fácil de explicar, en este blog hemos dado las pistas a nuestro entender para comprender la dificultad que presentan estos dos verbos que en casi todas las lenguas se funden en uno solo.
Más complicado es resolver errores graves como el que presenta una tesis realizada por un doctorando chino de filología española que atribuye la etimología de método a la lengua inglesa. Amigo doctor, me imagino que ya lo serás, método no es una palabra inglesa en su origen sino latina, procedente a su vez de una voz griega.
Unos profesores brasileños que publican un excelente trabajo sobre el método natural o de Krashen de enseñanza de lenguas tienen bastantes dificultades en la correcta elección de ser y estar, a parte de confundir el portugués aluno con el castizo alumno o la lusitana artigo con la española artículo.
En principio, sorprende que una profesora acostumbrada a explicar gramática en las aulas, desconozca términos de uso diario como alumno y artículo.
Pero si grave es que profesores no nativos se permitan deslices del calibre anterior, más grave e incomprensible es que profesores experimentados catalanes (al parecer no nativos) escriban . Estos docentes de inglés desconocen una colocación habitual de la lengua “los errores que hacen los aprendices”. La combinación hacer errores desde la óptica de la sintaxis es correcta, pero desde el punto de vista del uso, los errores no se hacen, se cometen. Si grave es el desatino, peor es que estos insignes profesores pertenezcan al Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Barcelona, donde se supone la perfección y un corrector y editor que deben verificar las propuestas de los redactores.
No quiero mencionar una memoria de máster redactada y aprobada en la Universidad de Alcalá, bajo la batuta de una experta profesora de ELE que permite que se publique con infinidad de fallos y faltas.
¿Se pueden evitar los errores? Por supuesto, se supone que antes de presentar la memoria o la tesis doctoral redactadas por alumnos extranjeros de filología española o incluso de doctorados, los tutores o directores de tesis deberían o corregir por si mismos los trabajos o bien sugerir al doctorando que su tesis está cuajadita de errores, y , que debe de corregirlos por el bien del autor, de su tutor y, lo que es más trascendente, del prestigio de la Universidad donde el doctorando pretende alcanzar el grado de doctor.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: