Español en América

julio 30, 2010

Los aplastaos

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 9:34 pm

La lengua castellana como toda lengua natural es un manantial de creación de nuevas formas y expresiones. Es una lengua viva que no es propiedad de nadie y que innova sin parar. Unas veces tomamos prestados los vocablos del inglés y otras nuestros escritores y periodistas inventan preciosas palabras.
No soy pretenciosa, pero hoy me toca a mi el invento, los “aplastaos”, que en singular aparecerá en la trigésima cuarta edición del DRAE, prevista para el 2.525.
Me sitúo entre la prosa ingeniosa de Cervantes y la pluma ágil y serena de García de la Concha, uno de nuestros próceres del idioma.
Los periodistas tenemos todos los mismos derechos de creación que cualquier insigne académico y con mayor razón ya que somos la punta de lanza de la lengua y la cultura.
Pocos son nuestros académicos los que crean locuciones o sencillas formas como los “aplastaos”.
Se preguntarán qué es esta palabreja rara que, al parecer deriva del verbo castellano “aplastar”.
Pues sí, los “aplastaos” son unos modernos artefactos electrónicos que usamos a diario y gracias a ellos podemos escribir y parir a diario magníficos artículos
El DRAE define “aplastar”: deformar una cosa por presión o golpe, aplanándola o disminuyendo su grueso o espesor.
Como segunda acepción produce: Derrotar, vencer, humillar.
Coloquialmente significa apabullar.
Curiosamente procede de “plasta”
Su participio “aplastado”, el DRAE no lo hace figurar, por esa obvia razón, propongo la creación de la forma “aplastaos” en plural, y en registro coloquial.
En registro “fino”, propongo “aplastados”.
Se preguntarán los lectores cuál es el significado metafórico de la palabreja.
Están al corriente de ese invento entre diabólico y útil que es el ordenador. En tierras americanas prefieren llamarle computador.
Son artefactos que constan de una torre de estilo medieval, una pantalla más o menos plana, un teclado parecido al de un piano y finalmente un curioso mecanismo que llaman ratón.
Este ordenador fijo o de sobremesa, deja paso a otro más fino que integra los elementos anteriores en uno solo y que por su forma denomino “aplastao”.
La gente elegante prefiere definirlo como “portátil”, pero si se fijan, el artefacto de marras es un aparato “aplastao”, es decir deforme o deformado por la habilidad de su diseñador.
Los “aplastaos” son los instrumentos de creación de los escritores y periodistas que desarrollan su labor en el coche, en el bar, en el salón de nuestras casas mientras la TV nos aburre e incluso en la punta del monte cuando los alejamos del mundanal ruido.
Desde esta columna gracias “aplastaos”.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: