Español en América

agosto 1, 2010

El español en la red

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 4:55 pm

No nos referimos a la situación de nuestra lengua atrapada en una red de pescadores, sino a su situación en la otra red, la inmensa de Internet.
La Fundación Telefónica que a parte de suministrarnos servicios de banda ancha, algunas veces algo estrecha pero siempre una conexión a esa maravillosa fuente de información y conocimiento que es la Web, publica un excelente libro.
Se titula “El español en la red” cuyos autores Guillermo Rojo y Mercedes Sánchez desgranan un sinfín de estadísticas apabullantes por lo bien documentadas desde un punto de vista científico.
Hay que agradecer a la Fundación Telefónica su encomiable labor en aras de la cultura española, de la difusión del español y el apoyo constante a cualquier iniciativa cuyo objetivo sea nuestra lengua.
Este libro forma parte de una colección que edita la misma fundación bajo el epígrafe “El valor económico del español” todos ellos de gran calidad y que iré comentando por su enorme interés.
Mi condición de periodista y de doctoranda en la materia con mi tesis que trata del español en los diarios digitales de Estados Unidos, me obliga a dar las gracias a la Fundación Telefónica, porque esta colección de títulos me hace posible referenciar con valor científico unos datos que de otra manera no hubiera sido posible.
Mis amigos de este blog están al corriente de mis trabajos más leídos como el “Español estándar I y II”, “La norma del español” y “Política lingüística I y II” que han recibido sino miles de visitas, al menos varios cientos y, que suscitan el interés a diario.
Mi apasionamiento por la lengua española me lleva a defender posiciones que algunos califican como de “derechas”, otros como de “políticamente incorrectas”, que respeto por cariño a mis miles de devotos lectores, pero que no comparto.
Posturas como las que defiende la RAE puestas de manifiesto en el DPD y en la Nueva Gramática en el sentido de apartarse del concepto de norma única, me parecen precisamente en la era de Internet, radicalmente equivocadas.
Y en esta era de Internet en la que los autores del “Español en la red” resaltan la función unificadora de la WEB, que es un hecho cierto e imposible de dar la vuelta, las Academias se entretienen en “autorizar” nada menos que seis variedades del español estándar.
Las lenguas son fenómenos naturales e imparables que en los últimos seiscientos años no se han movido. Ha evolucionado la ortografía, el léxico un poquito, pero la sintaxis es la misma desde esas maravillas que escribió San Juan de la Cruz.
Invito a los amantes del idioma que surfeen por las obras del santo abulense para fijar ideas y verificar mis aseveraciones.
La lírica del santo no necesita traductores, ni correcciones, sino las de la ortografía.
Como explican los autores del libro de la Fundación Telefónica la lengua es comunicación y en esta influye la velocidad.
La lengua ha caminado durante los últimos seis siglos a la velocidad de los carruajes. A partir de ahora su velocidad será la de la luz.
Los hablantes creamos la lengua, las locuciones, el léxico en general. También nuevas e innovadoras propuestas como las colocaciones léxicas y formas simples o compuestas que pedimos prestadas del inglés.
En el galimatías de la lengua española se necesitan mentes clarividentes como los autores del libro “El español en la red” con los que comparto la inmensa mayoría de sus ideas y propuestas.
El guirigay en el que se ha convertido el español y las alusiones a la demografía y a la democracia no son oportunas para justificar una norma plural como la que propugnan las academias.
Véase la claridad de ideas de L’Academie Française” y su norma única e inflexible a la que se adhieren unánimemente los otros organismos existentes en la francofonía como la Real Academia Belga y el Office Québécois de la Langue Française.
El mundo francófono suscita un amor e interés por la unidad y la corrección lingüísticas que el mundo hispánico, muchísimo más individualista y acostumbrado a una diversidad mal entendida ni entiende ni comparte.
Como somos afortunados los poseedoras de la lengua española, Internet galopa en nuestra ayuda.
Afortunadamente para nuestra lengua, el fenómeno de la WEB cambiará los criterios de las academias y mostrará la necesidad de una lengua única, de una variedad estándar única.
Los autores Rojo y Sánchez señalan que el futuro de la lectura y escritura es Internet y, en concreto, los diarios digitales.
Los periodistas cada vez más, seamos los que seamos y vengamos de cualquier lugar del mundo hispánico, tendremos que utilizar la misma sintaxis, el mismo léxico para que nuestros lectores de la Patagonia, de Texas o de Navarra puedan leer con placer las informaciones que pondremos a su disposición.
La prensa digital, lo repito una y otra vez en este blog, es la punta de lanza de la lengua española y de nuestra cultura, mal que les pese a los académicos.
Y el futuro de la lengua no dependerá de la normativa estrecha, sin sentido y lenta de la RAE y sus comparsas, sino de la calidad y corrección de los textos periodísticos digitales.
Esperen y verán.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: