Español en América

agosto 30, 2010

Estrategias para dinamizar la enseñanza de segundas lenguas

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 6:47 pm

• Fomentar el autoaprendizaje, mediante el uso de plataformas del estilo de Moodle donde se coloquen:
• Contenidos gramaticales por niveles
• Microrrelatos graduados
• Lecturas graduadas según niveles
• Fichas léxicas de acuerdo con niveles ya confeccionados que sirvan de modelos
• Ejercicios según niveles
• El Diccionario del alumno: el diccionario será personal y, a poder ser electrónico, para cada alumno de manera que:

El objetivo será cuádruple:

• Recoger las palabras aprendidas a través de los Microrrelatos
• Recoger los sintagmas aprendidos
• Recoger las combinaciones: colocaciones y expresiones
• Es un Diccionario de autoaprendizaje, de manera que el profesor como tarea extraescolar entregará a los alumnos nuevos Micros (de uno en uno) de manera que el alumno los trabaje con autonomía.

El que el formato sea electrónico y no en papel es para que pueda ser modificado y corregido. Y que el profesor haciendo comentarios y recomendaciones, los alumnos puedan introducirlos en sus diccionarios.
Es importante resaltar la privacidad del diccionario de cada alumno y de cada diccionario, siendo voluntario el que el alumno lo enseñe al profesor.

Se propone un formato: Se explica en el Curso en el apartado “Diccionario del alumno”.

• Contacto permanente con la lengua
 Aprendizaje continuo
 Repaso después de cada clase, en especial el Diccionario personalizado
 Conversación
 Lectura y “ficha léxica”

Los profesores deben supervisar el autoaprendizaje, de manera que se avance de forma simultánea en las cuatro destrezas. Lo más frecuente es que los alumnos lleguen a las clases con un desfase importante entre las cuatro destrezas, sobre todo las que más fallan son la expresión oral y casi siempre la escrita. Se nota un fallo de la conversación, quizás porque los profesores en origen han incidido en los contenidos gramaticales que les obsesionan, descuidando el léxico, que sin él es imposible la comunicación.
• Esfuerzo y perseverancia en el aprendizaje: lo aprendido sino se repasa y se trabaja se olvida: el 80% se pierde en el plazo de 24 horas.
• Las lenguas no se aprenden por acumulación sino mediante un tejido de redes semánticas y léxicas que permiten enlazar unos conocimientos con otros: de ahí la justificación de la “ficha léxica” que mediante el trabajo del alumno y la creación para cada palabra de multitud de redes y enlaces, es más fácil su conservación y que pase de la “memoria a corto plazo” a la “memoria a largo plazo”.
Al respecto veamos lo que dice el creador de la Lexical Approach, Lewis :

• Al hablar y tratar las unidades léxicas, no sólo estudiamos e incorporamos las simples o compuestas sino sobre todo las polilexemáticas, de varias unidades porque permiten fijar las redes con mayor facilidad (al ser varias palabras). Las unidades polilexemáticas forman por sí solas, sintagmas y las lenguas se aprenden mediante adición de muchos sintagmas.
• Provocar las ganas de investigar y de buscar de los alumnos: la investigación se ha demostrado que es motivadora: No hay nada mejor que esconder un juguete a un niño para que se ponga a buscarlo inmediatamente. La metodología de la “FICHA LÉXICA” que consigue que el alumno consulte el diccionario en línea para encontrar definiciones, colocaciones y locuciones consigue la motivación, puesto que se puede plantear como un juego. El conjugador en línea les ayuda a resolver los problemas gramaticales de conjugación.
• Prioridad léxica sobre la gramatical: la lengua la forman unas pocas reglas gramaticales y dificultades: el subjuntivo, ser y estar (que por cierto no tiene nada de gramatical ni de lógica), las preposiciones y poco más, frente al tamaño inmenso del léxico que son cientos de miles de formas, colocaciones y locuciones.
• OTRAS FICHAS LÉXICAS:

Algunos autores proponen fichas léxicas con mayor información. El objetivo no es tanto buscar una información exhaustiva de cada unidad léxica sino la creación de las redes, sobre todo semánticas, y léxicas, en prioridad colocaciones y locuciones que al constar de varias unidades permiten fijar mejor las redes semánticas alrededor de cada unidad léxica que estudiamos. La ficha léxica no es un objetivo en sí misma sino una metodología para que las “palabras estímulo” elegidas, se aprendan y se fijen en la memoria del alumno mediante esas consabidas redes y enlaces (cuantos más mejor).
Otros autores añaden información:
• En el caso de verbos, su conjugación
• Etimologías
• Ejemplos en textos
• Pertenencia a una determinada familia de palabras
• Información contrastiva español/inglés
• Hiperónimos-hipónimos
• Sinónimos-antónimos
• Palabras con las que se confunden o se parecen morfológica o fonológicamente
• Escribir redacciones sencillas con la palabra estímulo

IMPORTANTE para los PROFESORES:
Las lenguas son arbitrarias, irregulares y ambiguas, pero dentro de esas características con escasas reglas (las gramaticales) y además, plagadas de irregularidades y excepciones, y, en principio, no creo que exista una lengua natural en la que haya una regla sin su correspondiente excepción; sin embargo, las colocaciones siguen unos ciertos patrones de regularidad que es preciso conocer, de la misma manera que hay que explicar los verbos soporte que son necesarios para multitud de combinaciones de la lengua entre ellas las perífrasis verbales que siempre son colocaciones.
¿Cuáles son esos patrones de regularidad de las colocaciones “más normales”?
En principio, dentro de la irregularidad de las colocaciones los patrones más corrientes son la combinación de un sustantivo verbalizado y de un verbo soporte o vacío semánticamente.
El ejemplo de: pasar un fin de semana en lugar de hacer un fin de semana.
El patrón colocacional habitual es: verbo soporte+sustantivo verbalizado.
La base de la colocación es el sustantivo verbalizado y el colocativo el verbo soporte.
También se emplean con significado diferente pasar el charco, en el que en esta colocación vuelve a aparecer el verbo soporte pasar, con un leve significado. Se puede considerar pasar el charco como locución por su opacidad.
Se deduce que la lengua y, en concreto la lingüística no es una ciencia exacta como las matemáticas sino una ciencia sociocultural en la que entran en juego múltiples factores de irregularidad.

1 comentario »

  1. Vaya currelo!!!

    ánimos y a seguir poor ahí, que la información es muy buena….

    Un abrazo desde el Molino

    Eduardo

    Comentario por Eduardo — agosto 31, 2010 @ 6:38 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: