Español en América

octubre 3, 2010

Léxico: contradicciones en manuales y en su enseñanza

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 5:30 pm

En lengua española existen escasas investigaciones sobre el léxico disponible de los alumnos de los ciclos de primaria.
Los niños españoles al terminar el tercer ciclo de primaria deberían dominar un vocabulario de unas cinco mil palabras.
La contradicción se encuentra en que los libros de texto o manuales utilizan nada menos que unas veinte mil.
En lengua francesa disponen de varias investigaciones que ponen de manifiesto las cifras anteriores.
La preocupación en casi todos los países por la escasez léxica y la necesidad de su ampliación en las enseñanzas obligatorias es patente.
A pesar de los estudios sociológicos que atribuyen el fracaso escolar a causas como la inmigración, el escaso nivel cultural y formativo de los padres o la etnicidad, la realidad impone que el desconocimiento léxico es la causa directa y principal de la deserción de los estudiantes en la ESO.
Dependiendo de las naciones, se insiste más o menos en remediar la situación por medio de actuaciones que incrementen el vocabulario y permitan la comprensión de los manuales.
La falta de comprensión de sólo un 2% del léxico de un texto, expuesta por Carver (1994: 413-437) en Journal of Reading Behavior, provoca la incomprensión lectora y en el caso de una evaluación, el alumno se ve impotente en responder a las cuestiones solicitadas por el profesor.
¿Cómo se remedia esta situación?
Desde el prisma de los manuales, es preciso recordar a sus autores, la necesidad de utilizar un léxico sencillo elegido de acuerdo con un diccionario de frecuencias. Si los alumnos son capaces de comprender esas cinco mil palabras, sería conveniente que los redactores de textos no fueran más allá de esa cifra para evitar la incomprensión.
La administración tendría que incluir en los currículos la enseñanza del léxico como prioritaria en la enseñanza obligatoria especificando el vocabulario a enseñar en cada nivel de los ciclos e introduciendo conceptos como los de colocaciones y locuciones necesarios en todos los niveles para conseguir una completa formación en lengua española.
La formación de los profesores es otra de las tareas centrales de la “actuación léxica” en la que la mentalización de los docentes primero en la necesidad del incremento léxico para remediar la incomprensión lectora y, segundo en la formación en una metodología de ampliación del léxico para aplicar en el aula.
La importancia del profundo conocimiento de la lengua española por profesores y alumnos viene impuesta por ser el vehículo de nuestra comunicación y de todas las asignaturas.
El conocimiento perfecto de la lengua se advera imprescindible para que los alumnos progresen en las materias consideradas como científicas como las matemáticas o la física en las que la incomprensión de manuales, ejercicios o evaluaciones impide la resolución de las cuestiones planteadas por los docentes.
Las lenguas naturales se caracterizan por su arbitrariedad, irregularidad y ambigüedad lo que dificulta su conocimiento.
Estas características es preciso explicarlas. Cada regla gramatical tiene su excepción en el mejor de los casos, lo que impide su enseñanza sistematizada. Los gramáticos insisten en esas normas difíciles para los estudiantes sin tener en cuenta que son unos pocos cientos de reglas o quizás unas decenas, mientras que el léxico es una inmensidad de posiblemente varios cientos de miles de palabras, colocaciones y locuciones cuyo desconocimiento impide la comunicación.
Para una comunicación fluida y correcta no se necesitan más allá de esos cinco mil lemas. El objetivo es conseguirlos al final del tercer ciclo de primaria y que los manuales no superen dichas palabras.
Para la ESO y el Bachillerato, ¿cuál sería el vocabulario a alcanzar?
Es evidente que cuantas más formas mejor, para al entrar en la universidad los alumnos dispusieran de un léxico abundante que les permitiera abordar la infinidad de textos y libros necesarios en las enseñanzas universitarias.
Los expertos recomiendan que no es factible aprender más de diez o doce palabras al día y si las clases de lengua raramente superan dos por semana, tendríamos no más de 80 clases por curso, de manera que anualmente un alumno no podría superar las 800 palabras aprendidas, suponiendo que en cada clase los docentes dedicaran tiempos a la enseñanza del léxico.
Los seis cursos de ESO y Bachillerato conseguirían un total de cinco mil palabras que se añadirían a las conseguidas en la Primaria para totalizar las diez mil palabras, objetivo imprescindible para abordar con éxito los estudios universitarios.
El autoaprendizaje léxico:
Si la tarea de aprender 800 palabras por curso académico en las enseñanzas obligatorias y gratuitas es misión casi imposible por medio de los tiempos dedicados en las clases de lengua, se impone una metodología específica para que los alumnos continúen en sus horarios extraescolares con el aprendizaje del léxico.
Nuestro curso de ampliación léxica propone una metodología a través de textos literarios sencillos y graduados, que en el supuesto de lengua segunda serían microrrelatos y en la enseñanza del español lengua materna podrían ser relatos históricos seleccionados por los profesores para que de forma simultánea a la ampliación léxica se aprendiera otra materia como la historia.
Nuestra “fichas léxicas” proponen un conjunto de ejercicios de derivación morfológica y derivación semántica, una búsqueda de colocaciones, locuciones y combinaciones por medio de diccionarios en línea, de manera que a partir de un texto propuesto por el profesor, el alumno desarrolla la “ficha” y trabajando en su casa, completa un diccionario personalizado e individual que le permite recopilar las formas o palabras aprendidas y su combinatoria.
El conjunto de “fichas léxicas” y “diccionario personalizado” constituyen la base del autoaprendizaje que permitiría alcanzar esa base de las diez mil palabras bajo la ayuda y supervisión de los docentes.
La utilización de diccionarios en línea motiva al alumno porque es él mediante el empleo de recursos en Internet investiga las combinaciones de las palabras y va descubriendo los intríngulis de la lengua. Es a la vez un autoaprendizaje y un inicio a sencillas tareas investigadoras.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: