Español en América

octubre 9, 2010

Gramática, ¿qué lugar ocupa en la enseñanza de segundas lenguas?

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 11:51 am

Durante siglos la enseñanza de las lenguas naturales se apoya en el aprendizaje de las reglas gramaticales.
Los currículos oficiales insisten el colocar a la Gramática por encima de cualquier otro conocimiento de la lengua.
Nos olvidamos que los analfabetos consiguen expresarse con exquisita corrección sin haber pasado por las aulas, ni mucho menos haber estudiado gramática.
En nuestro cerebro, en una parte de él donde radica el conocimiento implícito o automática, en la memoria procedimental, se encuentran las estructuras neuronales que permiten la producción automática e irreflexiva de enunciados sin el conocimiento de las reglas gramaticales o conocimiento explícito que radica en otra porción del cerebro, en la memoria declarativa.
La gramática tiene muchos partidarios pero también muchos detractores. Ni más ni menos que el premio Nobel García Márquez se expresaba con rotundidad: “La gramática es la cárcel del idioma”.
Anatole France se expresaba de forma parecida: “Considero una desgracia pública que existan Gramáticas. Enseñar con un libro a escolares, su lengua materna es algo monstruoso cuando se piensa en ello”.
Si contemplamos, además que cada vez que enseñamos una regla de nuestra gramática, al final no tenemos más remedio que advertir que la regla explicada tiene una o varias excepciones, empezamos a comprender que cualquier ciencia exacta no tiene excepciones.
Es como si al aprender a sumar a los niños les dijéramos que dos más dos son cuatro, pero que en determinadas circunstancias puede ser cinco o quizás tres.
Las lenguas naturales son fenómenos discretos, no medibles, difíciles de modelizar y de cuantificar como puede ser el caudal de agua de un río.
La irregularidad, la arbitrariedad y la ambigüedad presiden las lenguas. Si para los nativos seamos analfabetos o no, la producción de enunciados no presenta dificultades, para los no nativos estudiantes de español la formulación de frases les crea innumerables problemas de complicada resolución.
Los expertos en ELE acuden con velocidad inconsciente a un aprendizaje gramatical exhaustivo, muchas veces sustentado en los currículos oficiales de segundas lenguas de sus países de origen.
Es el caso de la enseñanza de L2 en Alemania donde las exigencias curriculares llevan al aprendizaje de la gramática hasta límites absurdos e insospechados. Nuestra experiencia con alumnos de esa nacionalidad raya en la obsesión, incluso en los profesores de español como L2.
Y si nos referimos al subjuntivo podríamos sacar a relucir decenas de anécdotas unas divertidas y otras menos en el sentido que tanto profesores como alumnos la enseñanza de la conjugación verbal les trae por la calle de la amargura.
Si el método comunicativo debe presidir nuestras aulas de ELE y este enfoque se centra en el alumno y son las demandas y necesidades que deben presidir el objeto y fin del aprendizaje, tenemos que reflexionar que en muchas circunstancias las exigencias de los alumnos motivadas por un currículo absurdo o un examen escrito que exige determinadas reglas o conocimientos gramaticales, no deben impedir la enseñanza comunicativa de la lengua española.
Por encima de esas justificadas demandas de los estudiantes está la necesidad de la comunicación oral del español. ¿De qué sirve un conocimiento exhaustivo de la lengua y sobre todo del escrito, si somos incapaces de formular enunciados orales?
¿Se puedo simultanear y compatibilizar la enseñanza de la gramática con un aprendizaje de estructuras sintácticas que permitan comunicar con cierta fluidez desde los primeros niveles?
Los trabajos neurolingüísticos de Paradis y Germain y Netten reafirman la necesidad sustentada por investigaciones de que en la enseñanza de segundas lenguas el aprendizaje de estructuras orales debe ser prioritaria al del conocimiento gramatical explícito. De forma extensa hemos tratado este tema en varios posts recientes de este Blog a los que me remito.
Resulta evidente que el conocimiento gramatical en niveles avanzados, desde el B2 hasta el C2 es necesario e imprescindible para una correcta expresión escrita, pero en los niveles iniciales la exigencia es la comunicación de enunciados que expresen necesidades y sentimientos para los cuales no es necesaria la aplicación de reglas gramaticales.
Nuestra propuesta es renunciar en los primeros niveles, A1 y A2 a la enseñanza explícita de la gramática, acudiendo a la formulación oral, sobre todo de perífrasis verbales que permiten formular esas exigencias de los locutores noveles como son esas necesidades perentorias como pueden ser las comidas, las bebidas, etc.
¿Qué lugar ocupa el léxico en la lengua?
Lázaro Carreter se explicaba: “La lengua española está maltratada en los planes de estudio. Es una actitud casi suicida de la sociedad el renunciar a un idioma mejor. Someter a la población a una pobreza expresiva enorme supone separar a algunas personas para que nunca asciendan en la escala social. Vamos de mal en peor. La muestra del retroceso es que multitud de chicos, incluso universitarios, no entienden el lenguaje del profesor. Son generaciones de jóvenes mudos, que emplean un lenguaje gestual, interjectivo y de empujón. Esta situación hay que denunciarla”. Desde que Carreter pronunció las palabras anteriores han transcurrido más de diez años y, lejos de mejorar la situación, ésta ha empeorado, con unos estudiantes cada vez con menor vocabulario y con una incomprensión lectora en aumento que hemos también denunciado en nuestros Posts sobre el “Fracaso escolar” en este Blog que hemos atribuido a la falta de léxico.
La situación de los alumnos de ELE que vienen de sistemas de enseñanza muy diferentes al nuestro y con fracaso escolar mucho menor al español, necesitan de forma primordial la introducción del aprendizaje del léxico con prioridad sobre el gramatical.
Derivada de l carencia de vocabulario, se encuentra la falta de comprensión lectora y la dificultad de comunicación.
A partir de esta hipótesis de escasez de vocabulario se debería investigar el fracaso escolar ya que hemos comprobado problemas de comprensión directamente atribuibles a la falta de léxico con niños de primaria en la que debido a la pobreza del léxico, no alcanzan a comprender los textos escolares sean de lengua española o de cualquier otra asignatura.
Sea o no una de las causas del fracaso escolar la escasez del vocabulario, lo que parece fuera de toda duda es la necesidad de implementar recursos y métodos para remediar la situación de pobreza léxica que es general en todos los niveles de la enseñanza de lenguas maternas y extranjeras.
El lingüista francófono Alain Polguère (2000:94) conscientes del desconocimiento del léxico, entre las soluciones que apunta para remediar esta carencia léxica: .

Por esta primordial razón de la necesidad de su enseñanza, realizamos este trabajo que consideramos es imprescindible dedicar un amplio espacio a crear una Metodología para la enseñanza del léxico en ELE.

Estos trabajos y tesis doctorales existen en francés e inglés. Tenemos que mencionar la tesis doctoral de Alonso Ramos , leída en la Universidad de Montréal en francés sobre construcciones verbales del español estudiadas desde el prisma de la TST.
Esta autora, cita a G. Wotjak: . Afirmación hecha en su libro “Gramática y léxico” en la que no estamos de acuerdo, porque en nuestro país el léxico y las colocaciones, y su aplicación a la enseñanza de la lengua española continúan siendo la Cenicienta.

El lugar del léxico en la lengua
Antes de nada conviene observar qué lugar ocupa el léxico, en el sistema de la lengua.
Polguère considera que el .
La lengua está formada por signos que son mayoritariamente léxicos. Mientras que la gramática está constituida por un limitado número de reglas, quizás algunos miles de preceptos en algunas, en otras como el inglés no más allá de unos pocos cientos, el léxico es un inmenso conjunto de decenas de miles de palabras, quizás varios cientos de miles de formas, pero si a estas cifras añadimos como publican los diccionarios de colocaciones el mismo número de frasemas o semifrasemas, el total puede constituir una inmensa masa léxica que puede alcanzar, en el caso del inglés posiblemente un millón de unidades léxicas.
Si a cada forma o palabra añadimos, motivado por el fenómeno de la polisemia, las diversas acepciones de cada unidad, el conjunto de significados del conjunto del léxico puede ser una inmensa nebulosa como la califica Polguère.
Verificada la importancia del léxico en el sistema de las lenguas, la segunda parte a comprobar es ¿cuál debe ser el lugar del léxico en la enseñanza de las lenguas?
Según la TST y sus principales lingüistas, la enseñanza del léxico tiene que prevalecer sobre la de la Gramática en virtud de la enorme diferencia entre la magnitud del léxico y la escasa entidad cuantitativa de la Norma.
Pero si profundizamos en el conocimiento léxico y en este trabajo lo haremos, el léxico no sólo está formado por palabras o formas simples, sino por multitud de unidades poliléxicas como las perífrasis verbales, las colocaciones y las locuciones que son unidades léxicas con el mismo estatuto semántico que las palabras y que constituyen sintagmas o segmentos de magnitud gramatical.
De esta manera veremos que la enseñanza de colocaciones y otras combinaciones de la lengua, es en sí misma también gramatical, y, que una metodología del léxico, es además, parcialmente una enseñanza de la gramática.
El olvido de la enseñanza del léxico y, por supuesto, de las colocaciones en lenguas maternas y segundas, es un denominador común que exige una dedicación prioritaria a todos los actores.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: