Español en América

octubre 22, 2010

Calidad en los cursos de ELE

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 5:50 pm

La calidad como concepto ab initio se originó en el sector industrial necesitado de una normativa que tipificara la idea conceptual, vaga e imprecisa.
La primera organización en definir el concepto fue la ISO, Internacional Standard Organisation que en 1.994 produjo la primera definición: “conjunto de características de una entidad que le confieren la aptitud de satisfacer unas necesidades expresas e implícitas”.
Derivó la idea, hasta que en 2.000 se reformuló: “Aptitud de un conjunto de caracteres intrínsecos para satisfacer unas exigencias”. Noción abstracta pero si tenemos en cuenta que la calidad es otro ente abstracto, la definición no es fácil de formular.
De forma paulatina la “calidad de un producto industrial” y su concepto se extendió al sector servicios y en éste al subsector educación-formación.
Dentro del subsector educación-formación la noción – y la exigencia- de calidad se aplicó a la enseñanza de segundas lenguas.
Recalcamos que el concepto de calidad es bastante abstracto de ahí la dificultad de establecer una metodología de implantación de un sistema de calidad a la enseñanza de segundas lenguas.
La idea de calidad en un programe de formación de segundas lenguas va dirigido a satisfacer las necesidades de los clientes, en este caso los alumnos no nativos.
Para la implantación de un programa de “gestión de calidad” en una acción formativa, es preciso tener en cuenta las especificidades de la enseñanza de lenguas.
• La formación es un proceso
• La formación de un alumno hay que considerarla no como alumno-consumidor de un producto, sino como alumno-actor del proceso
• La formación no es un producto fijo sino una necesidad que evoluciona con el tiempo dentro del proceso de aprendizaje. Es decir, no es un objetivo fijo o inamovible, sino un continuo de necesidades variables.
La pregunta que nos hacemos situados desde la óptica de una Escuela de Español para extranjeros, es si los conceptos de calidad industrial podrían aplicarse a una formación de ELE. ¿Se podrían aplicar los conceptos y normas de la ISO a una formación-aprendizaje de ELE?
El objetivo de consecución de calidad en un centro educativo difiere en gran medida de la normatividad de la ISO, en el sentido de que una institución de enseñanza no requiere de un proceso productivo industrial, sino que las acciones formativas son un logro social en el que intervienen en primer lugar el alumno, seguido de los profesores y en último término de los demás actores que intervienen en el proceso de aprendizaje.
El modelo EFQM creado por grandes empresas europeas al amparo de la CE se muestra como un modelo adaptado a los Centros de enseñanza.

Es habitual en los procesos de formación-aprendizaje de lenguas, al final de la formación la entrega por el centro educativo a los alumnos de un Cuestionario de Evaluación o de satisfacción cuya finalidad es la medida de la satisfacción del alumno o el nivel alcanzado durante el curso.
Ni que decir tiene que esta encuesta o cuestionario es una parte importante dentro de la consecución de un nivel de calidad. La evaluación servirá para determinar las acciones de mejora del proceso formativo, en su concepción, su elaboración, su implantación en cada etapa de la formación. La evaluación se considera una herramienta de mejora de la calidad, peor no la única ni la más esencial. Es un punto de partida y herramienta para el control de calidad.
A parte de las normas ISO, el modelo EFQM (que para nosotros es el que mejor se aplica a los centros educativos y el que ha demostrado mayor eficacia) se encuentran otros sistema de calidad, como el canadiense PCDA también llamado la Rueda de Deming”.
Consiste en una tarea de búsqueda permanente de mejora desglosado en cuatro apartados cuyo objetivo es conseguir un “PRODUCTO DE CALIDAD”. El PCDA es un modelo establecido para empresas industriales pero que se puede adaptar a los centros de enseñanza de idiomas.
PDCA, son las siglas de P de Plan, de preparar y planificar
D del verbo inglés to do: Hacer, realizar, efectuar, ejecutar
C de Check: chequear, verificar, controlar, comprobar
A de Act: mejorar
El modelo PDCA llevado a un centro educativo daría como resultado
A) Planificar:
• Averiguar las necesidades de los alumnos
• Identificar cómo contribuye la formación en esas necesidades
• Definir los objetivos de cada formación
• Redactar los “pliegos de condiciones”
• Reclutamiento, selección y formación de los profesores
• Definir los objetivos pedagógicos
• Redactar los “DOSSIERS” pedagógicos
• Reunir y confeccionar las herramientas y materiales pedagógicos
B) Ejecutar
• Determinar las secuencias de la formación
• Llevar a la práctica los ejercicios pedagógicos
• Aconsejar a los alumnos
C) Controlar
• Realizar las situaciones y pruebas
• Comprobar el proceso de observación de las transferencias de las materias del currículo adquiridas durante la formación
• Efectuar un seguimiento de los parámetros denominados “sensibles” de la formación
D) Mejorar
• Modificar, cambiar o completar los objetivos pedagógicos
• Modificar con precisión los “pliegos de condiciones”
• Modificar en caso de necesidad la progresión pedagógica
Según este modelo de calidad PDCA, el proceso de gestión y mejora de la calidad se apoya en unas orientaciones generales
1ª) Elección de un método de “aproximación al alumno”
• Dar prioridad al alumno sobre los contenidos
• Establecer contratos de colaboración entre los diferentes actores de la formación
• Evaluar la formación desde el punto de vista del alumno
• Elaborar un método o sistema para organizar un seguimiento a posteriori de la formación
2ª) Enumerar en términos de competencias la calidad esperada del servicio
Se conseguirá la calidad esperada cuando los alumnos alcancen las competencias previstas (o demandadas ab initio)
3ª) Gestionar la calidad del conjunto del proceso de formación
La gestión de la calidad del proceso de formación implica dividir el proceso en cuatro segmentos:
• Adecuar la formación a la necesidad o al “pedido” de los alumnos
• Se denomina Ingeniería de Formación a la redacción de un “Proyecto de formación” que consiste en la elaboración de los dossieres pedagógicos, la redacción del “cahier de charges” y todos los documentos que se precisen.
• El momento y el lugar donde “realizar la formación”, donde se lleva a cabo la formación.
• La realización o momento en el que se ponen de manifiesto las competencias adquiridas por el alumno.
Identificación de los intervinientes en el proceso de gestión de la calidad:
• Identificar los actores que producen, analizan y controlan la calidad.
• Ser conscientes de que la calidad de una enseñanza o de un curso de formación depende de la interrelación entre profesores, formadores de profesores, la dirección del centro y de una negociación permanente de todos los actores.
Toma de conciencia de que el aprendizaje y la producción consiguiente de competencias por los alumnos es el resultado de una cooperación/conjunción de voluntades y de actores
• Se precisa reconocer que el alumno interviene en su formación de una manera activa. La participación de los aprendientes en el control del proceso de calidad es imprescindible.
• Los objetivos del programa de formación inciden en los deseos y objetivos de los alumnos.
• Mantener el deseo del placer de aprender.
Poner en práctica un protocolo de procedimiento de aseguramiento de la calidad:
• Redactar un protocolo que garantice el seguimiento y el control de la calidad
Redactar un dispositivo de medida de la calidad
La medición de la calidad de un proceso educativo afecta a seis dominios:
• El principal es la medición del grado de satisfacción del alumno
• La calidad de las competencias adquiridas por el alumno
• Los riesgos soportados (su evaluación para su prevención)
• Los costos de formación (su cálculo)
• Los efectos indirectos producidos por el programa de formación
• Las condiciones de una aseguramiento de la calidad (es decir, el control de las condiciones en las que se desarrolla la formación de manera de que se produzca una formación de calidad). No basta con implantar un sistema de calidad, sino que es preciso su seguimiento y control para asegurar de que dicha calidad sea una realidad.
Cómo se evalúa la calidad de una formación:
La evaluación de la calidad de una formación se tiene que comparar con alguna referencia existente. Los conceptos principales de evaluación son la pertinencia, la eficacia, la eficiencia, la coherencia, la continuidad, la equidad y la adhesión.
• La pertinencia se corresponde con los objetivos previstos:
o ¿los objetivos se corresponden con el plan de formación?
o ¿Existe contradicción entre el plan de formación y el dispositivo previsto para ello?
• La eficacia permite comparar los resultados obtenidos al término de la formación con los objetivos fijados inicialmente.
• La eficiencia consiste en la tasa de eficacia y el nivel de gasto. Se trata de relacionar y, conseguir el objetivo con un coste razonable.
• La coherencia consiste en la elección de los medios necesarios para la obtención del objetivo. La evaluación de la coherencia puede derivar hacia un ajuste de los medios. Es preciso distinguir entre la coherencia de la estrategia y la coherencia de los recursos (profesores, materiales y metodología pedagógica)
• La conformidad se necesita para adecuarse a los requerimientos legales, reglamentarios. La conformidad se refiere más al control normativo que a una evaluación de la calidad.
• La equidad o posiblemente se expresaría mejor en le caso de una formación con el concepto de “equilibrio” entre las competencias adquiridas. Se trata de mejorar en el alumno las competencias en las que se encuentra con menor formación, para que al final del curso, todas las competencias se equilibren.
• La adhesión refleja la adecuación entre la acción y las necesidades de los actores (no sólo de los alumnos, sino de todos los intervinientes en el proceso formativo).
Los conceptos anteriores se refieren a un control de calidad de cualquier institución educativa o de cualquier tipo. Sun embargo, en este caso de Centros educativos, de las ideas anteriores debemos insistir en dos de forma principal:
• El equilibrio entre todas las ramas del conocimiento lingüístico y del proceso pedagógico.
• El compromiso de los alumnos dirigido hacia el aprendizaje

Dejamos como segunda parte el tratamiento trascendental de la “evaluación”
Nota importante; este post sobre un diseño de calidad para centros educativos ha sido producido por especialistas seniors de implantación de modelos de excelencia del modelo EFQM.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: