Español en América

octubre 26, 2010

Didáctica de segundas lenguas-culturas: los palimpsestos

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 3:44 pm

La trascendencia de la doctrina de Robert Galisson creador de la Didáctica de L2 e introductor en la misma de la cultura y del léxico que hace referencia a ella es sobradamente conocida en el ámbito del FLE.
Serían las palabras clave de Galisson, Didáctica de segundas lenguas, lengua-cultura y lexicultura.
El objetivo de Galisson no es la cultura como asignatura o materia en sí misma objeto de estudio, sino la necesidad de incorporar la dimensión cultural, la “competencia cultural” como medio para comprender las lenguas y en concreto los binomios que forman las lenguas y las culturas.
La cultura como materia o asignatura es el objetivo de los sociólogos, pero la Didáctica de las lenguas no es su competencia sino la de los creadores de una metodología que necesita la cultura como auxiliar de la enseñanza de las segundas lenguas.
Para un alumno nativo, la cultura de su lengua es un conocimiento implícito que se adquiere por impregnación a lo largo del tiempo: la lectura, la experiencia, el estudio, la práctica de las costumbres nos imbuyen de cada cultura propia o específica.
Los estudiantes de segundas lenguas necesitan incorporar el componente cultural para entender la L2 y para comunicarse sobre todo cuando la comunicación es oral.
En lo que se refiere al léxico-cultural, Galisson pretende descubrir una nueva dimensión del léxico: se trata de ir más allá de las definiciones frías y concisas de los diccionarios para descubrir esa parte implícita del léxico y sus conexiones culturales. En concreto, Galisson habla del vocabulario de los “sustantivos de marcas comerciales”
Dentro de su idea de lexicultura, Galisson aporta una nueva idea lo que denomina CCP o carga cultural compartida. Según esta creación, al significado explícito de una forma con una definición en el diccionario, añadiría a este significado un “valor cultural añadido” a ese significado en función del uso específica de una cultura.
Se establece una diferencia entre el “léxico funcional” con exclusivo contenido semántico como dice Galisson cuya definición y uso coincide con el que le atribuye la definición del diccionario. Este léxico funcional difiere del “léxico categorial” formado por los nombres de marcas, palabras-maleta, expresiones con imagen y el “léxico transcategorial” propio de un lenguaje específico o temático.
El que Galisson califica como “léxico cultural” que representa el valor pragmático de las palabras, la significación que los locutores atribuyen en función de su empleo en un contexto al que se concede un añadido cultural. Cada forma del “léxico cultural” posee un significado “ordinario” (el del diccionario) y otro añadido el contenido ”particular” propio de la atribución cultural de la palabra.
Siguiendo la idea de Galisson de contribuir a la Didáctica del francés como L2, publica en 1.984 su “Dictionnaire de compréhensión et de production des expressions imagées” con el objetivo puesto en los estudiantes no nativos de francés que nunca serían capaces de comprender y mucho menos de producir locuciones con un fuerte contenido cultural.
En cuanto a la enseñanza del léxico, Galisson lo califica como “el pariente pobre” de la enseñanza de lenguas. Recalca que al estudiar el léxico se debe emprender una didáctica simultánea del componente cultural implícito en él. Los docentes, en los contados casos de profesores comprometidos con el léxico no están habituados a dotar a su metodología un enfoque cultural.
Los palimpsestos verbales y su referencia cultural según Galisson:
Otra creación-aportación de Galisson a la incorporación de la cultura y al léxico cultural muy específico es lo que denomina “palimpsestos verbales”, en abreviatura PVs. En nuestra navegación por la lingüística y “diccionarística” hispana no hemos encontrado una traducción a lo que Galisson califica haciendo una referencia metafórica al palimpsesto, como una creación de los locutores que esconde un enunciado que no aparece en el discurso.
Los palimpsestos verbales esconden expresiones idiomáticas, casi siempre locuciones y/o colocaciones que por innovación se transforman en unos “injertos” o combinaciones libres que se corresponden con los primeros, sin tener ninguna relación semántica.
El palimpsesto crea una combinación libre a partir de una lexicalizada que puede ser una colocación o una locución, y por similitud con la anterior, los locutores nativos alcanzan a comprender su significado.
Galisson advierte de la necesidad de incorporar el estudio-investigación de estos palimpsestos verbales a la didáctica de segundas lenguas, por supuesto, en los niveles avanzados ya que los locutores no nativos difícilmente lograran producir y comprender estos palimpsestos.
La segunda parte de estos palimpsestos, siempre seguimos las ideas de Galisson, es su consideración como léxico. En efecto, son combinaciones libres de la lengua y, que, además, esconden un substrato cultural.
Para entender al lingüista galo es preciso retomar la idea de palimpsesto verbal.
Galisson publica un artículo muy interesante en la Revista “Repères” en el que nos muestra donde aparecen los palimpsestos: titulares de artículos de prensa, rótulos de establecimientos, eslóganes de productos o de marcas, nombres de emisiones de radio o de TV, nombres de películas, títulos de canciones o de libros, ensayos o de ciencia-ficción, o pies de fotos.
Los autores de estos titulares buscan a través de esta figura metafórica, crear un interés, un juego de palabras ingenioso para atraer la atención del lector o del oyente.
El DRAE no recoge la definición retórica del palimpsesto, sino la material como la escritura realizada encima de otra existente.
El concepto de Galisson va por la intención original de los locutores de expresar una idea original mediante un cambio en la fórmula: se pasa de una locución idiomática conocida a una combinación injertada que pasa a deslexicalizarse pero que conserva una parte de la locución. Un juego de palabras original que busca un efecto “secundario”.
Galisson sostiene que un palimpsesto es como una reescritura de la locución y que encierra un trasfondo cultural que hay que descubrir y conservar para enseñarlo en la metodología de segundas lenguas.
El lingüista galo realizó una investigación para descubrir los palimpsestos en lengua francesa existentes en ese momento (1.993), consiguiendo más de mil unidades léxicas de este tipo.
Desconocemos la existencia de un glosario de palimpsestos y sus referencias culturales en lengua española, que pudiera ser motivo de una tesis que sirviera para su posterior enseñanza en las clases de nivel avanzado de ELE.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: