Español en América

octubre 27, 2010

Lectura: vuelve la moda

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 10:56 am

La lectura es una de las denominadas destrezas de la lengua. El concepto de lectura se puede desglosar en el proceso de decodificación de los signos de un texto, la lectura en sí misma, y la comprensión lectora.
Se puede leer un relato sin entender una palabra de su significado y a su vez con una claridad y rapidez en el proceso de decodificación.
La lectura es la destreza olvidada tanto en las clases de lengua materna como en las de español segunda lengua.
Patito feo o cenicienta en conjunto con el léxico, son dos partes del currículo de didáctica de L2 a las que se presta poca o ninguna atención en las aulas.
Los ingleses que llevan siglo y medio enseñando su lengua como extranjera, insisten en la necesidad y los beneficios de la lectura.
Browning, J, de la Universidad de Estudios Extranjeros de Nagoya, resalta la trascendencia de la lectura y su importancia creciente en la sociedad actual:
“Reading is an all-important language skill that is now in more demand than in any time in our history”.
La presencia creciente de Internet en nuestro trabajo y la velocidad que imprime a cualquier proceso sea el estudio o la investigación, o sencillamente la información, nos obliga cada vez más a leer más para documentarnos y leer con mayor rapidez. A los alumnos de lengua materna se les solicita día a día mayores esfuerzos en forma de “deberes”, de trabajos o de investigaciones cuya base es la información proporcionada por Internet a través de los buscadores. Se necesita consultar un sinfín de documentación proporcionada por la red, que es preciso seleccionar para la ejecución de los “deberes”. Hay que leer a una velocidad de vértigo los innumerables documentos presentes en línea.
..
Browning expresa que los estudiantes se someten a una elevada presión, derivada de la enorme cantidad de información necesaria, mucho mayor que en el pasado. Si las necesidades de documentación a través de la lectura de los estudiantes nativos originan una necesidad de elevada velocidad de lectura, no son menores las exigencias a los estudiantes no nativos en el aprendizaje de la segunda lengua.
Klaeser en 1977, presenta sus cuatro sugerencias sobre la necesidad de implementar una metodología de lectura rápida tanto a alumnos de LM como de L2:
La primera recomendación consiste en conocer cuánto tiempo es necesario para que un lector doble su velocidad de lectura. Este autor considera que un lector lento es capaz de leer 150 palabras por minuto y un buen lector, alrededor de 350 palabras, algo más del doble de la primera cifra.
Dos consecuencias se derivan del incremento de la velocidad de lectura: la primera es doblar el acceso a la información y la segunda es la posibilidad de doblar el conocimiento del vocabulario, lo que a su vez redunda en una mejor comprensión de los textos. Lectura y vocabulario como vemos van relacionados muy estrechamente y se benefician de forma mutua y recíproca.
La introducción de la lectura como actividad en la metodología de didáctica de L2 redunda en el aumento del léxico, y debe organizarse como indicamos con una programación organizada por los profesores.
Competencia lectora, aprendizaje del léxico y competencia literaria van también relacionados por la necesidad de elección de unos corpus que se adapten a cada nivel del MCER y de la cultura de origen de los alumnos.
La competencia lectora es parte de la competencia literaria que necesita para su desarrollo de esos textos que en los primeros niveles recomendamos que sean breves, es decir microrrelatos.
La elección de microrrelatos para los estudiantes que se introducen en nuestra lengua debe cuidarse en función de la frecuencia y de las necesidades culturales del ambiente en que se encuentren los aprendices.
No serán los mismos mini corpus si los alumnos aprenden el español en España o en Argentina.
Como explicamos en nuestras comunicaciones en este blog, las referencias culturales son trascendentales para las situaciones de comunicación orales.
Se pretende en una primera etapa de la enseñanza de la lengua, conseguir la expresión de sentimientos y necesidades por la vía oral y que sirvan para satisfacer los requerimientos de todos los días.
El alumno para continuar con su motivación tiene que conseguir comunicar oralmente las expresiones de todos los días: para comer, beber, estudiar, leer, escuchar música, dormir y deseos como felicidad, tristeza, etc.
El microrrelato como género literario:
Si elegimos como corpus para desarrollar la competencia lectora, la literaria y nuestros ejercicios de ampliación léxica, los microrrelatos es por diversas razones.
La primera su brevedad; en las clases de ELE los profesores tratamos de realizar varias actividades para desarrollar todas las destrezas, lo que nos impide utilizar corpus extensos. El microrrelato por su brevedad se adapta a los escasos espacios de tiempo de que disponemos.
La segunda razón, es que el microrrelato es a pesar de su brevedad, una narración que tiene su exposición, su desarrollo y el desenlace final, por lo que se le puedo considerar un “género literario” en toda regla.
La tercera razón es la cantidad de microrrelatos existentes en línea. A pesar de que su descarga es gratuita, es preciso tener en cuenta los derechos de propiedad intelectual de sus creadores.
Si el uso es no comercial, en una clase de Ele en una escuela pública, entiendo que los derechos de autor no se vulneran. Sin embargo, su uso en una escuela de “pago”, pudiera incurrir contra los derechos del autor.
Por supuesto, la transcripción de microrrelatos en un Manual o en un cuaderno de ejercicios, con finalidad comercial, vulneraría los derechos del autor y de los editores.
Por ello recomiendo la reescritura de los microrrelatos por los profesores, de manera que el “cambio” sufrido por el microrrelato, no representaría el pago de ningún derecho de autor.
La reescritura, por otra parte, si se hiciera adoptando criterios de frecuencia léxica, mejoraría el microrrelato.
Solicitamos a los profesores muchos esfuerzos, pero es parte de la profesión: preparar las clases con cariño, y escribir, adaptar o reescribir textos literarios. Además de profesores candidatos al premio Nóbel de literatura.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: