Español en América

noviembre 5, 2010

Evasivas y efugios: cómo el DRAE se sale por la tangente

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 5:59 pm

Salirse por la tangente es lo que hace el DRAE cuando realizamos determinadas consultas necesitados de información o conocer si lo que pensamos acerca de un vocablo es acertado o estamos en el error.
Muchas veces la definición ofrecida contiene la palabra solicitada, dejándonos el diccionario en la misma situación en la que nos encontrábamos.
Si echamos una mirada a tangente, al final el diccionario nos produce una locución verbal: escapar, escaparse, irse o salir por la tangente: valerse de un subterfugio o evasiva para salir hábilmente de un apuro.
Nos trasladamos a la entrada evasiva, nos encontramos con un adjetivo y como casi siempre la sorprendente definición: “que incluye una evasiva o la favorece”. Se quedaron calvos los lexicógrafos de la Academia de la Lengua.
La segunda acepción de evasiva es “efugio o medio para eludir una dificultad”. No satisfechos todavía vamos a “efugio” que se define como “evasión, salida, recurso para sortear una dificultad”.
Es evidente que la definición de “efugio” es la que mejor nos saca del apuro. La pregunta que siempre nos hacemos ante las calamidades que nos ofrece el DRAE es la siguiente: ¿por qué si “efugio” y “evasiva” son al parecer sinónimos porqué sus definiciones no son coincidentes? En la definición de “efugio” también se expresan como sinónimos, “evasión” y “salida” que entiendo no lo son.
Los lectores están al corriente del diccionario galo Lexilogos que nos auxilia en tiempos de crisis léxica. En el vocablo “évasif” nos maravilla con la precisión: “que elude las dificultades permaneciendo en la imprecisión”.
Si nos pidieran definir al Diccionario de la Lengua Española lo llamaríamos “evasivo” porque evita o elude las dificultades y prefiere permanecer en la imprecisión”
Éluder, el verbo o su adjetivo élusif son casi sinónimos de évasif. El Lexilogos precisa la diferencia entre évasif y élusif: el segundo adjetivo consiste en evitar algo mediante un artificio.y haciéndolo con habilidad. La elusión francesa es la evasión española con habilidad.
El DRAE para elusión nos remite a “eludir” (acción y efecto de eludir): evitar con astucia una dificultad o una obligación. La segunda acepción es esquivar el encuentro con alguien o con algo.
Si consultamos “evasión” el DRAE nos indica: “efugio para evadir una dificultad” y, por supuesto: “acción y efecto de evadir o evadirse”.
Y si solicitamos al DRAE el verbo “evadir”, su segunda acepción “eludir con arte o astucia una dificultad prevista”, pero, ¿es que las dificultades imprevistas no se consideran “evasiones”.
La primera acepción de “evadir” es “evitar un daño o peligro”; la tercera “sacar ilegalmente de un país dinero o cualquier tipo de bienes”
La más tradicional es la cuarta: fugarse, y, la quinta acepción es la más usual: “desentenderse de cualquier preocupación o inquietud”.
La Real Academia con toda evidencia se “evade” de sus responsabilidades lexicográficas: según la última definición: “se desentiende de cualquier preocupación o inquietud”.
Al parecer la Nueva Gramática es mucho más rentable que el Diccionario oficial y sus esfuerzos se dedican a obras que produzcan beneficios en lugar de perfeccionar y conseguir un Diccionario que no se dedique a salirse por la tangente.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: