Español en América

noviembre 17, 2010

Enseñar el aprendizaje

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 9:51 am

Nos alegramos de la concesión del honorable título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO al flamenco español.
El flamenco es parte de nuestra cultura y la imagen y percepción exterior de España.
Los extranjeros nos conciben echando la siesta (¿por qué no Patrimonio de la Humanidad?), comiendo un plato de jamón o contemplando a una bailaora contorneándose en un tablao.
Lo de El Quijote es ya para nota alta y, pocos o casi ninguno de los guiris están al corriente que Cervantes es su autor.
Nos felicitamos de corazón por el flamenco y también por los “Castells” y el canto de la Sibila que por nuestro desconocimiento al respecto no podemos entrar en valoraciones.
Los “analistas” enseguida se han apresurado en calcular las repercusiones económicas del galardón que pueden tener cierta trascendencia para realzar estas manifestaciones culturales en estos tiempos de crisis y de falta de trabajo.
Nuestra directora del Cervantes en la página web del Instituto declara con urgencia su satisfacción poniendo de manifiesto que se han organizado en lo que va de año más de 30 espectáculos de flamenco, lo cual nos parece excelente siempre que sean rentables y supongan unas entradas de efectivo a las paupérrimas arcas del estado español. Porque en la situación que nos toca vivir a lo que las instituciones públicas se tienen que dedicar, es a no dilapidar el parné de los contribuyentes sino a organizar eventos rentables.
Recordamos que el Cervantes bajo la sagaz batuta de Carmen Caffarel dispone de un generoso presupuesto de unos 100 millones de euros a parte de las entradas de dinero procedentes de los exámenes de DELE y las matrículas de cursos de español.
Según declaraciones de su directora el Cervantes recauda sólo un 30% de sus gastos vía ingresos por diversos conceptos de lengua española.
Ahora que el viento sopla de popa para el flamenco gracias a la UNESCO, es momento de diseñar e introducir cursos de la especialidad en los Institutos diseminados por esos mundos ansiosos por conocer nuestra lengua y nuestra cultura, pero siempre, repetimos, teniendo en cuenta que el establecimiento de cursos debe hacerse bajo el prisma de la rentabilidad.
En el contexto de la satisfacción y la alegría producida por la obtención del reconocimiento universal al cante jondo, la Caffarel declaró ayer tras conocerse el dictamen de la UNESCO: “… se han organizado talleres en varios países para enseñar el aprendizaje de las principales técnicas”.
Desconocemos si “enseñar el aprendizaje” es una nueva propuesta didáctica de esta señora o si el enfoque comunicativo exige esta nueva fórmula original producto de la nueva metodología de la enseñanza de lenguas….
En todo caso, no nos parece una incorrección, ni tampoco una redundancia, es una innovación de estos políticos que nos tocaron en el último sorteo electoral.
A buen seguro la genial propuesta, “enseñar el aprendizaje”, a fuerza de repeticiones, por su fuerza lingüística y expresividad, puede convertirse en un futuro en una colocación léxica….

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: