Español en América

diciembre 15, 2010

Paralelismo de la prensa digital y la gratuita

Filed under: Uncategorized — Mercedes @ 5:13 pm

Leemos en Abc.es del quince de diciembre el fracaso del periódico digital “News of the World” del magnate de la prensa Murdoch.
Es un fracaso anunciado, la implantación del pago en los diarios digitales. La caída de este periódico electrónico tras el paso de la gratuidad total a la suscripción dineraria es nada menos que del 59%.
Desde su inicio los lectores de estos diarios están habituados a no pagar por la información y la oferta actual digital no sólo es abundante sino de una extraordinaria calidad y una especialización cada vez más avanzada.
Hay un paralelismo evidente entre la prensa gratuita generalista y la digital.
La prensa en papel gratuita surgió con fuerza el año 2.000 y desde entonces ha ido comiendo la tostada a la de pago.
Si el primer objetivo de esa prensa que se inició de un modo tímido en España hacia los ochenta del pasado siglo, fue el acercarse a un público local con anuncios que se dirigían a cubrir esas mismas exigencias, y después el contraataque de los generalistas de pago fue el reducir el impacto y conseguir nuevos lectores.
Si la lectura de periódicos de pago en España es de las más bajas de Europa, la postura de esos medios fue la intervenir en ese mercado gratuito para evitar la sangría de lectores y la consiguiente pérdida de anunciantes.
De forma simultánea la prensa de pago en papel se enfrenta a la competencia de un enemigo, si cabe, más temible, la prensa digital que hasta hace poco tiempo era y en parte sigue siendo de acceso gratuito.
Internet es sinónimo de gratuidad o casi gratuidad con un libre acceso a contenidos sean informativos o científicos.
Resulta complicado, por no decir imposible el implantar unos diarios de pago en un entramado informativo donde impera por un lado la gratuidad y por otro una calidad extraordinaria.
La batalla papel de pago y papel gratuito es una guerra independiente y en el futuro, no muy lejano, la primera quedará reducida a unas pocas cabeceras nacionales, además subvencionadas, mientras que a la gratuita le sucederá otro tanto, con otras marcas de gran dimensión y posiblemente compartiendo redacciones con las de pago.
En la actualidad la guerra sucede en Internet donde se centran todas las batallas tanto en el campo de las lenguas naturales, como en la ciencia, la tecnología y, por supuesto, en la información.
El mundo de la comunicación se debate en ese triple frente, prensa en papel de pago y gratuita y prensa digital de pago y gratuita.
El mundo de la prensa electrónica en Internet se nutre como única fuente de los ingresos publicitarios que, considerando que esta información se dirige a un público global, la publicidad poco o nada se va a dirigir a unos lectores locales, sino situados en cualquier parte del globo terráqueo.
La apuesta de algunos diarios como el digital de Murdoch por el pago total, se vio como un camino difícil y arriesgado como así ha sucedido, y, otros medios como Expansión.com y El Mundo.es se dirigen de forma parcial a un público más especializado con fórmulas de pago con su “Orbyt” y que no han representado disminución de lectores.
Si el objetivo de entrada de la prensa gratuita fue un público joven, en especial, entre 18 y 25 años que antes de su aparición no era comprador de prensa de pago, y posiblemente el conseguir lectores que antes no lo eran, presenta un paralelismo con la prensa digital, la de conseguir un público que no era cliente de los medios tradicionales en papel y que tampoco era lector. Esta afirmación si no se apoya en investigaciones sobre encuestas exhaustivas tiene escaso valor, aunque es posible. Nosotros entendemos que la expansión imparable de Internet y el tiempo de ocio de que la gente conectada dispone, hace que, al principio, los internautas se hagan adictos a la lectura de la prensa electrónica.
Las características de esta, de contenidos actualizados a una velocidad de vértigo, de una especialización creciente, una oferta muy amplia de contenidos audiovisuales apoyado todo ello en múltiples fuentes, y la interactividad con los lectores, convierten estos medios en una comunicación sin competencia que descarta a la tradicional a su desaparición más pronto que tarde.
Santos Díez transcribe en su libro “El auge de la prensa gratuita en España” unas afirmaciones de Arsenio Escobar director de “20 minutos”:
“Lo importante no es pagar o no pagar, sino que tengas lectores o no tengas. La prensa gratuita es la mejor aliada de la de pago. Ha incorporado el hábito de leer periódicos a muchos que no lo tenían.
Esta aseveración se aplica en toda su extensión a la prensa digital, en el sentido de conseguir lectores vengan de donde vengan.
La autora del libro afirma:
“Estos periódicos han logrado llegar a lectores jóvenes y otros segmentos que no compran ni leen prensa de pago y ahora han descubierto la lectura en su desplazamiento al trabajo, lectura situacional y así…. El verdadero atractivo está en el descubrimiento de nuevas audiencias y nuevos anunciantes, y en la posibilidad de integrarlos, tanto desde el punto de vista editorial como comercial.
De la misma manera que la prensa gratuita está robando lectores a la de pago, la creciente expansión de Internet provoca que la prensa electrónica se apodere de lectores tanto de la pago como quizás de la gratuita, además de ese importante sector de público no lector que de repente se convierte en asiduo de la prensa sin tinta ni papel.
Sostenemos que existe un paralelismo evidente entre la prensa gratuita y los diarios digitales –en su mayor parte gratuitos- por una doble razón, su gratuidad y y por la inmediatez de la información y su actualización permanente.
La publicidad
Tanto la prensa digital como la gratuita divergen en el origen y el objetivo de anunciantes y lectores.
La gratuita busca los productos de gran consumo que compra el público de manera habitual, mientras que los medios digitales persiguen otro tipo de publicidad más selectiva de clientes con mayor capacidad de pago y lo que es una misión casi imposible, unos productos globales de empresas multinacionales presentes en todo el mundo. Es la prensa de las grandes marcas transnacionales.
De la misma forma que los diarios gratuitos, los diarios digitales se han ido consolidando y ampliando el número de sus lectores.
Los periódicos gratuitos destacan por tener redacciones menos nutridas que las de los diarios de pago.
En Estados Unidos estos gratuitos surgen con el objetivo de crear la necesidad de lectura en el público y a posteriori a que compren la prensa de pago.
La especialización:
La prensa digital debería seguir la misma senda de la prensa gratuita, salvando las distancias.
Santos Díez en su libro sobre la prensa gratuita confunde especialización periodística que es el camino de cualquier tipo de prensa en la era Internet, con un direccionamiento hacia una segmentación de la audiencia con la que estamos de acuerdo. Cualquier medio pretende como objetivo un segmento del mercado sea local, regional, estatal o global, y dentro de las posibles audiencias la mayor parte de sectores etarios.
El acceso universal a Internet desde la oficina, el domicilio o incluso desde los medios de transporte por medio de tabletas, IPhones o cualquier otro dispositivo, convierte la prensa digital como la elegida por la mayor parte de lectores, sea cual sea su origen, “de pago”, “gratuitos” o no lectores.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: