Español en América

enero 13, 2011

El léxico, eje central del conocimiento lingüístico

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 4:29 pm

La lengua es un sistema semiótico constituido por signos cuya mayor parte es de naturaleza léxica.
Las características de la lengua son la arbitrariedad, la ambigüedad y la arbitrariedad.
Los lingüistas intentan analizar y diseccionar la lengua para luego formular una hipotética modelización para lo cual crean reglas y normas gramaticales que deben ser acompañadas de un libro de instrucciones ya que cada una lleva su o sus correspondientes excepciones.
La lingüística es una ciencia “social” que como todas ellas al no ser ni exactas, ni cuantificables son de difícil modelización por ser fenómenos discretos es decir no medibles como puede ser un cauce de agua. Los lingüistas aunque lo pretendan, chocan frontalmente con el dos más dos igual a cuatro, que funciona bien en las matemáticas pero en las cuestiones de la lengua rara vez las cifras coinciden.
Por otro lado, la terminología lingüística produce notables confusiones y, además, hay que tener en cuenta que los conceptos son “entidades de información” que nos ayudan a comprender el funcionamiento de la lengua, pero, pero no pasan de ser “informadores” que poco o nada tienen que ver con el sistema de la lengua.
Hay que recalcar esta idea de “información lingüística”: nuestra deconstrucción de frases y enunciados en verbos, sujetos y predicados, no pasa de eso, de ser sólo una “información” que nos permite entender “algo” el complicado sistema de la lengua. Locuciones, colocaciones y funciones léxicas son también “entidades de información” que corresponden con fenómenos repetitivos de las lenguas naturales pero de los que no se pueden extraer conclusiones en forma de reglas fijas sin excepciones.
Qué me dicen de la polisemia, otra arbitrariedad que es difícil de explicar pero que está presente en todas las lenguas naturales y que provoca confusión en abundancia.
¿Y la conjugación verbal? Nada más irregular que demuestra la poca eficacia de las normas. No existe en la Gramática regla sin excepción, dos más dos son cuatro, pero no siempre y a continuación se relacionan las excepciones.
A nuestro humilde entender es el léxico la parte esencial del conocimiento lingüístico pudiendo obviar la gramática que aunque presente en esa “información” que es la lingüística es algo implícito que existe en nuestro cerebro.
La prueba más palpable son los analfabetos que sin ningún conocimiento gramatical pero sí léxico formulan con precisión frases mucho mejores que la mayoría de nuestros políticos, sin ir más lejos. Estos analfabetos poseen en una parte de su cerebro la fórmula mágica para procesar el léxico en forma de sintagmas (otra entidad de información sin más) que unidos unos con otros les permiten organizar frases y enunciados complejos. Pero sin haber pasado por las aulas, sin ningún aprendizaje de reglas gramaticales ni otro tipo de “información” como pueden ser los verbos, los sustantivos, los adjetivos o los adverbios.
Estas “entidades informativas” las hemos creado para ayudarnos a diseccionar o deconstruir la lengua en un intento casi siempre vano de comprender el sistema de la lengua.
Muchos escritores se han visto desbordados por la gramática, calificándola alguno como Anatole France como “monstruosidad” o argumentando que no hay nada más antinatural que enseñar gramática a un niño cuando ese conocimiento lo posee desde que ha comenzado a balbucear su lengua.
Sin menospreciar las reglas y el considerable y en nuestra opinión inútil esfuerzo de las Academias recreándose en su Nueva Gramática y en esa Novísima Ortografía (que por cierto si estimamos imprescindible pero no con la última formulación por innecesaria) porque si consideramos estos armatostes ya desfasados por la velocidad que imprime Internet a la lengua y al conocimiento, pensamos que el eje central del conocimiento lingüístico es el léxico.
Sin léxico no podríamos proponer frases ni formular un discurso seamos o no analfabetos.
Por esta razón el conocimiento léxico es imprescindible y todos los esfuerzos que realicemos en el aumento de la información léxica y en la construcción de diccionarios será poco.
Y cuando nos referimos a diccionarios no estamos hablando de esa antigualla que es el DRAE, obra obsoleta, mal concebida, y muy alejada de la lexicografía actual. Resulta incomprensible que el DRAE en su versión última y en la “enmendada” que aparece en línea no figure la definición de “colocación léxica” que es una parte importantísima de las unidades léxicas de la lengua. Háganme caso y vayan al DRAE en cualquiera de sus versiones papel o digital y, comprueben que en la entrada “colocación” no figura la combinación binaria más importante de las lenguas naturales. Se me objetará que el vocablo “colocación” es también una entidad de “información”. Totalmente de acuerdo, pero puestos a desarrollar y confeccionar un diccionario de calidad y actual, es necesario incluir no solo las unidades léxicas monolexemáticas sino también las polilexemáticas como son las colocaciones y las locuciones.
El diccionario es la descripción de la lengua, descripción que requiere la inclusión de esas unidades binarias o ternarias o mayores aún que tienen un significado único. La tarea no es fácil y mucho menos para estos académicos preocupados por esas ediciones “sin parar” que al parecer buenos réditos les producen.

1 comentario »

  1. me encanto dice todo esto si es un texto me facino0o0

    Comentario por extrella — enero 22, 2011 @ 7:34 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: