Español en América

enero 28, 2011

Las lenguas y la ciencia

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 3:53 pm

El sociolingüista inglés residente en Québec Edwards, especialista en lenguas, explica en “La Vanguardia” sus opiniones sobre extinción y salud de las lenguas.
De pasada habla del bilingüismo que considera- consideramos- inteligente, necesario, sobre todo para los niños que si empiezan a edad temprana el aprendizaje de segundas o terceras lenguas, no existirán diferencias con la materna.
Menciona al catalán que resurge con fuerza en contraste con el gaélico irlandés y el escocés que por muchos y costosos esfuerzos de sus gobiernos, no han conseguido que el número de hablantes pase de unos pocos cientos.
Otra región con una preocupación primordial por su lengua es Québec donde reside y donde las autoridades desde hace unos decenios han realizado esfuerzos para implantar el francés ante el empuje del inglés que estaba a punto de fagocitarlo.
Los resultados han sido espectaculares y el francés convive con el inglés en las escuelas, universidades y en la calle.
Es un caso de convivencia perfecta y completa entre dos lenguas técnicas y científicas.
Para devolver la hegemonía a un idioma que la ha perdido en su territorio no basta con un par de leyes y unas cuantas multas; sería imprescindible una auténtica revolución que anulara las mismas fuerzas del mercado y la globalización que la han arrinconado. Y eso tiene un coste altísimo y no siempre compatible con una democracia.
Son palabras textuales de Edwards, con las que casi todo el mundo tiene que estar de acuerdo.

La globalización vía Internet es la clave de la expansión por un lado y del futuro de las lenguas.
No es tanto el número de hablantes como el soporte científico y técnico que proporciona la lengua para su expansión.
Sólo si nos fijamos en la evolución de la tecnología de la comunicación, y en concreto de la telefonía móvil que en quince años ha revolucionado la transmisión de datos y la creación de cientos de vocablos y conceptos antes inimaginables. Y todos ellos en inglés. Pero si nos trasladamos al mundo de la salud o de las finanzas la creación y la exportación del léxico inglés a las demás lenguas, es absoluto.
Sólo unos pocos países resisten el empuje innovador y científico de los Estados Unidos y en menor medida de Gran Bretaña – y del inglés- como Japón, China, Corea del Sur, Alemania, Francia y la emergente India, debido a su enorme esfuerzo inversor en investigación y recursos tecnológicos.
El resto, un desierto intelectual y científico, en el que tendremos que conformarnos con una actitud pasiva frente a las lenguas activas por su actividad tecnológica.
En un trabajo de investigación – mi tesis doctoral de periodismo -, consistente en el estudio comparativo de los diarios digitales en español y en inglés de los Estados Unidos, se muestran las carencias de nuestra lengua en un país en el que ambas culturas se enfrentan – en el buen sentido de la palabra – no por la hegemonía de su uso, sino sencillamente por la supervivencia de una de ellas.

Mientras que el español es la lengua de más del quince por ciento de la población, y en los estados del sur, alcanza el cincuenta por ciento, sin embargo, los propios hispanohablantes prefieren utilizar el inglés en todo a lo que se refiere a información en prensa, compras por Internet, consultas, etc.
¿Por qué? Razones muchas y son el objeto del trabajo de investigación, pero la hipótesis inicial de carencias culturales y técnicas en todos los ámbitos de Internet en ese enfrentamiento entre el mundo hispánico y sajón confirman la desventaja de nuestra lengua.
Es Estados Unidos el campo de batalla actual donde nuestra lengua se juega su futuro y en el que hay que realizar un enorme esfuerzo para recuperar el prestigio, para que los hablantes de español no nos dediquemos al peonaje y a la limpieza.
El sociolingüista Edwards termina expresando que el inglés no tiene academia de la lengua – y no le hace falta – al contrario que España y Francia, que las tienen desde hace casi cuatrocientos años.
Añade Edwards, recalcando, lo que esta humilde bloguera ha expresado en multitud de posts: razones económicas, científicas, técnicas y culturales. Lo de militares, prefiero dejarlo a los que prefieren ese camino peligroso y nada científico

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: