Español en América

marzo 11, 2011

Tsunami

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 5:11 pm

Nos entristece la ola pavorosa que se esparce por todo el océano Pacífico y que causa la destrucción y la muerte de cientos de miles de personas.
El tsunami se origina por un terremoto de gran intensidad en el interior de la corteza terrestre bajo el mar.
En función de su intensidad, y el japonés del once de marzo parece que tiene una fuerza de 8,9 en la escala de Richter, las olas que se desatan a continuación del terremoto, son más o menos potentes.
En el caso japonés la proximidad a las costas del epicentro del seísmo provoca unos efectos terribles.
Deseamos a nuestros lectores de esas lejanas islas que se recuperen y les acompañamos en el sentimiento.
La innovación y la ciencia:
La ministra de Ciencia e innovación, ha efectuado unas pomposas declaraciones sobre el estado de nuestra investigación que según ella se encuentra en su mejor momento.
No dudamos en las cifras que el Estado español dedica a este aspecto de la economía por la trascendencia que tiene en el futuro de nuestro país.
Por cierto, que con independencia de sus palabras en los dos últimos años las cantidades destinadas a investigación y desarrollo se han reducido considerablemente. Y la perspectiva de futuro es aún peor.
Los que con humildad investigamos los caminos y vericuetos de la lengua mostramos nuestro escepticismo en las palabras de la ministra en el sentido de que si los presupuestos son escasos, menor es el control de lo dedicado a lo “científico”.
Los presupuestos destinados a la innovación e investigación, se reparten con los mismos criterios de “clientelismo político”. Es decir, a temas o investigaciones sin interés ni utilidad, pero que los “investigadores” son amiguetes del que reparte las dádivas.
No tengo datos exactos de las patentes (que al fin y al cabo es lo que cuenta) y su relación con el dinero invertido. Por el contrario, existen cifras referentes a esa relación entre lo invertido y sus resultados en países como Corea del Sur (nuestro modelo de eficiencia y progreso), Estados Unidos, Japón, Alemania e incluso China.
No me gusta aventurar pronósticos pero los resultados de esa ratio con seguridad nos pondrán los pelos de punta.
La ministra se muestra satisfecha con la Nueva Ley de Ciencia que, por cierto, tiene en pie de guerra a los actuales investigadores y por una creación suya de 40 centros “elitistas” de investigación que los califica como de “primera división”. No pienso que sea ese el modelo a seguir, sino el tradicional de subvencionar la investigación, de preferencia a las empresas privadas y en un segundo plano a las universidades, y de forma simultánea un rígido control de los resultados y la elección de lo subvencionable en función de la utilidad de los proyectos.
Pero, como siempre, lo que llama la atención es el guirigay cerebral de esta gente que “manda” en los presupuestos públicos, porque pensamos (todavía) que no tienen las ideas claras. Nos asesoramos con científicos que saben el terreno que pisan y se muestran asombrados por el anterior descontrol de lo público y, en muchos casos de las comunidades autónomas, que en su ilusión (viene de iluso) por la innovación planifican, crean una serie de centros que nada más terminar de construirlos ya son o están obsoletos. Resulta sorprendente que se edifiquen espectaculares construcciones para albergar a cuatro ordenadores y un laboratorio cuya finalidad antes de terminar no sirve para nada.
Y si hablamos del léxico científico otro tanto de lo mismo.
La Academia de Ciencias con un loable esfuerzo y colaboradores gratuitos y admirables, dedica un ímprobo esfuerzo en la redacción de esa terminología necesaria para llevar a cabo la investigación en todas las ramas de la ciencia.
Todo ello sin que el erario público dedique un céntimo para esa tarea memorable y necesaria.
La imagen y la percepción exterior de España, de nuestra lengua, de nuestra cultura y de nuestra ciencia, dependen de la investigación y no sólo de ella, sino de su utilidad y calidad.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: