Español en América

marzo 12, 2011

Frío polar versus frío glacial

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 11:02 am

La arbitrariedad que preside la lengua provoca que unos sintagmas sean más usuales que otros. Los más repetidos se fijan, a base de repeticiones, sobre todo en la prensa escrita sea en papel o digital y otros sintagmas que aparecen menos, al cabo del tiempo pueden aparecer como incorrectos. Estas combinaciones que desde el punto de vista gramatical son acordes a las normas, al convertirse en no usuales a ojos de los locutores se consideran inconformes.
Los corpus son los contenedores de formas (palabras) que utilizamos para verificar nuestras observaciones. En el español los más utilizados son el de Mark Davies, el Cumbre de Aquilino Sánchez y los CREA y CORDE de la RAE.
Los más “nutridos” son los dos últimos y aunque por lo que éstos mismos corpus explican, cubren hasta el año 2.008, no conseguimos conseguir concordancias más allá del año 2.004.
No nos podemos quejar demasiado porque el uso de estos corpus es gratuito y permiten comprobar e investigar unidades lingüísticas de todo tipo. Nos quejamos porque el CREA, el corpus del español actual, está ya desfasado. Nada más ni nada menos que siete años en las lenguas es mucho espacio de tiempo para que las modificaciones que aportan los medios no aparezcan y no podamos referirnos a hechos lingüísticos relevantes.
Y es la prensa mal que les pese a algunos, la que modela el lenguaje, por dos razones, su enorme producción y por la velocidad que imprime Internet a la difusión.
En estas páginas explicamos la trascendencia de la prensa escrita en esa normativización que guste o no guste es una realidad que se impondrá. Y el tan traído y llevado uso es el que consigue que una unidad léxica sea considerada como correcta o errónea.
En estos tiempos de invierno en el que las olas de frío polar o glacial se pasean por los continentes europeo y americano entre olas de tsunamis, nos vamos a ocupar de la fijación lingüística de esos vocablos que sugieren un frío intenso.
Como anticipamos los corpus nos sirven para verificar o rechazar nuestras hipótesis. Lo cierto es que cuanto más extenso sea un corpus, mejores serán las conclusiones, por eso clamamos ante la RAE para que complete su CREA, que es el del español actual y el que más nos interesa.
El CORDE es una antigualla que utilizamos para verificar nuestras tesis sobre locuciones, que disminuyen, y nuevas colocaciones, que aumentan de manera vertiginosa, y en dicho contenedor de palabras comprobamos o bien que no existían o la fecha de su aparición. Incluso en algunos supuestos podemos atribuir la paternidad de una vieja expresión o colocación a un insigne literato.
En las colocaciones que analizamos, frío polar y frío glacial, a priori mantenemos la idea de que la segunda HOY es más usual que la primera, razón por la que se impondrá el frío polar al frío glacial. Ambas son correctas y como es conocido la utilización frecuente produce la fijación como una unidad léxica con significado único. Ambas expresan un frío intenso.
Analizaremos además de ambas colocaciones léxicas, las también combinaciones “ola de frío polar” y “ola de frío glacial”. Consideramos a “frío polar” y “frío glacial”, colocaciones, mientras que al añadir la forma “ola” a las colocaciones, dejan de serlo para convertirse en locuciones o expresiones no composicionales y opacas desde el punto de vista semántico.
En el corpus CREA, frío glacial, aparece en 24 casos, 3 de ellos en la “prensa”.
Frío polar, aparece en 20 casos, 9 en la “prensa” del corpus.
En el CORDE, frío glacial se muestra 35 veces, ninguno en prensa
Frío polar, en 4 casos, ninguno en prensa.
La colocación “frío polar” es la más reciente y la que tiende a un mayor uso. Su creadora fue Emilia Pardo Bazán en 1.885 en su obra el Cisne de Vilamorta. No vuelve a escribirse hasta que Miguel Ángel Asturias la reintroduce en 1.932. Más tarde Vargas Llosa la recoge en 1.969 en su novela Conversación en la catedral.
Las colocaciones, casi siempre, las crean los escritores, pero son los periodistas que a fuerza de repetirlas consiguen su fijación.
Si comprobamos las locuciones “ola de frío glacial” y “ola de frío polar” en el CORDE, ninguna aparece. En el CREA “ola de frío polar” aparece en 3 casos, en todos en la “prensa” y para “ola de frío glacial” no se consigue ningún caso.
Nueva comprobación del poder de la prensa en la creación y fijación léxica.
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CORDE) [en línea]. Corpus diacrónico del español, http://www.rae.es [doce de marzo de 2011]
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Banco de datos (CREA) [en línea]. Corpus de referencia del español actual. http://www.rae.es . [doce de marzo de 2011]

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: