Español en América

marzo 25, 2011

Cada oveja con su pareja: frasemas III

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 11:28 am

Clasificación de las Locuciones:
La TST subdivide las Locuciones en:
Locuciones fuertes o completas
Locuciones semi-locuciones y
Locuciones débiles o quasi-locuciones.
Para comprender y poder adjudicar a cada locución su “etiqueta”, es decir, si seguimos el hilo de las locuciones, “cada oveja con su pareja” o lo que es casi lo mismo “cada mochuelo a su olivo”, Mel’cuk introduce el concepto de “pivote semántico”.
El “pivote semántico” se refiere siempre a un significado concreto, y con más precisión a la parte del significado de una locución.
Empecemos por explicar la definición de “pivote” el DRAE lo hace provenir del francés “pívot” y su verbo “pivotar” lo define con esa claridad mental que preside nuestro diccionario “moverse o apoyarse en un pivote”; nos deja estupefactos y al acudir al lema “pivote” lo explica como “extremo cilíndrico o puntiagudo de una pieza, donde se apoya o inserta otra, bien con carácter fijo o bien de manera que una de ellas pueda girar u oscilar con facilidad respecto de la otra”.
Ante ese desbarajuste mental académico, nos vamos al Lexilogos, que es nuestra tabla de salvación. Lo explica con claridad meridiana: “Ejercer un mouvement de rotation autour d’un axe”. No miento cuando ataco al DRAE por la imprecisión de sus definiciones. Lo que realmente es incomprensible es que mantengan un número elevadísimo de lemas con errores y explicaciones ininteligibles cuando, términos como pivote son científicos y requieren de la ayuda de ingenieros o cuando no se dispone de ellos o no se les quiere pagar, pues ahí tienen el Lexilogos que me imagino no les cobrará derechos de autor.
Resuelto el concepto de “pivote” que es necesario para comprender la idea que Mel’cuk pretende transmitir al echar mano del “pivote semántico”, vamos a intentar explicar lo que significa esta novedosa idea:
El pivote semántico del significado `s´ es la parte `s1´ si tenemos `s2 (s1)´.
Los entrecomillados “sencillos” ` ´, dan a entender los significados que se indican de esta manera.
Mel’cuk lo explica: “Le pívot sémantique est la partie du sens `s´ qui est l’argument de l’autre partie de ce sens, qui est un prédicat.”
La traducción por si es necesaria: “El pivote semántico es la parte del significado de `s´ que es el argumento de la otra parte de este significado, que es un predicado”.
Lo ilustra con un ejemplo: En el significado de VENDER: que equivale a: `X cede Y a Z a cambio de una cantidad de dinero´ (lo hemos entrecomillado con comillas sencillas). En el ejemplo de VENDER, el pivote semántico es CEDER: que es el componente semántico, siendo el “resto del significado de vender” = a cambio de una cantidad de dinero, que es el significado “predicativo”.
Si seguimos con VENDER el argumento CEDER es el pivote semántico.
Pasemos a la tipología de las Locuciones:
A) Las Locuciones fuertes o completas formadas por AB su significado total, el del bloque no incluye parte alguna de los significados de las formas que lo componen A y B.
Pone Mel’cuk como ejemplo “círculo vicioso” cuyo significado global nada tiene que ver ni con círculo ni con vicioso.
B) Las semi-locuciones que antes denominaba semifrasemas:
Una semi-locución AB formada por A y B con un significado en bloque X, incluye en ese significado X el significado de uno de sus componentes A (por ejemplo, podía ser B) pero no como pivote semántico y NO INCLUYE el significado del otro componente B, incluyendo un significado adicional `C´ que es el significado de su pivote semántico.
Pone Mel’cuk como ejemplo “lobo de mar” que como sabemos su significado es el “un marino experto” u “hombre del mar experto”. En esta semi-locución, LOBO no aporta ningún significado, siendo “hombre” el pivote semántico de la semi-locución.
Por supuesto que MAR si aporta su significado.
C) El tercer tipo de Locución es la cuasi-locución también calificada como débil: en este supuesto, la locución AB formada por A y B, incluye en su significado global el significado de sus dos componentes pero no como pivote semántico, e incluye un significado ADICIONAL `C´.
El ejemplo en este caso es “dar el pecho” cuyo significado global es “amamantar”. Los dos componentes aportan su significado: DAR y PECHO, pero existe un significado añadido que es el DAR LECHE o como dice Mel’cuk nutrir al bebé. En este caso el pivote semántico (que si se dan cuenta pocas veces aparece expresamente, por lo que hay que echar un poco de imaginación) sería NUTRIR.
Otro ejemplo, muy femenino, es “Barra de labios” que es un producto contenido en una barra que se extiende por los labios. (Mel’cuk anclado todavía en el siglo XX, indica que es de color ROJO, ignorando que los colores de las barras de labios no son los que eran. (También “barra de labios” equivale a “lápiz de labios”). La expresión francesa que emplea Mel’cuk es “Rouge à lèvres”. La traducción literal equivocada sería “rojo de labios”.
Locuciones y colocaciones en los diccionarios:
Considera el ruso-canadiense que una locución es una unidad léxica con todos sus “derechos” entre los que se contempla la inclusión como lema en los diccionarios.
Mel’cuk cuando se refiere a los “diccionarios”, lo hace en singular, “diccionario”.
Exige para los locuciones la misma categoría que cualquier otra unidad sea sencilla o compuesta.
El número de locuciones en lengua francesa oscila entre 10 y 20.000.
Las colocaciones:
Las denomina “frasema léxico composicional”, sin más.
Añade que una colocación es un “frasema léxico semi-restringido”.
Una base que es el origen del frasema, elige a su colocativo. Esta elección no es libre sino sometida a restricciones.
Las subdivide en dos tipos, las estándar y las no estándar:
Las estándar las define como “implicadas en la descripción de la acción de parafrasear, es decir en la sinonimia de las frases en su nivel sintáctico profundo”.
Para la descripción de las reglas de paráfrasis de la TST necesitamos recurrir a las FLs, Funciones Léxicas que describimos en este blog y que modelizan las colocaciones. En los diccionarios de la TST aparecen las FLs estándar. Cada Función léxica estándar describe las colocaciones estándar en función de las entradas que se realizan por las bases y producen uno o varios colocativos. Si los lectores lo necesitan para completar el concepto de paráfrasis (ojo, de acuerdo con la TST, las reglas de paráfrasis y las Funciones Léxicas) volveremos sobre estas nociones.
Colocaciones no-estándar:
Mientras que las colocaciones estándar se califican por poseer un vínculo semántico sistemático entre sus dos componentes, base y colocativo, las no estándar carecen de esa relación semántica entre base y colocativo.
Estas colocaciones han sido descritas por Tutin, A. como “regulares” y no son muy abundantes en las lenguas.
Es el caso de “año bisiesto”, “nariz aguileña”, “noche en blanco”, “curso de agua”, “café solo”. Las relaciones entre base y colocativo se aplican a muy pocas bases, a veces a una sola (“año bisiesto”) y también a muy pocos colocativos.
El número de las colocaciones:
Según el lingüista canadiense, la cantidad de colocaciones de una lengua puede alcanzar varios millones.
Su opinión acerca de si las colocaciones son unidades léxicas de pleno derecho y poseer una entrada o lema en los diccionarios, opina que no. Las colocaciones tienen que “entrar” por sus bases como lo hacen en el Diccionario de la TST, el “Explicatif y Combinatoire du Français”, a través de las Funciones léxicas.
En su exposición (2011:10) menciona a los clichés y los define como: “frasemas semántico-léxicos composicionales”. Considera que los clichés, como las colocaciones NO SON UNIDADES LÉXICAS y, por tanto tampoco deben ser lemas en los diccionarios.
Ejemplos que no se corresponden en todas las lenguas:
¿Qué edad tienes? Versus: How old are you?
¿Su número?. Nadie los ha estudiado que sepamos. Mel’cuk opina que pueden ir desde unas decenas de miles hasta varios cientos de miles. Muchos nos parecen.
Los pragmatemas:
Cierra su clasificación de la “fraseología” con los pragmatemas y los proverbios que califica, a ambos, como expresiones léxicas no libres.
Ejemplos: el crimen no paga, el gato escaldado teme al agua fría, cada uno es dueño de su destino (expresiones calcadas del francés al español o viceversa. Para esto están los corpus, para ver quien a copiado a quién).
Distingue los proverbios de los pragmatemas, definiendo estos últimos como “expresión léxica restringida por la situación de su empleo”.
Considera que forman una sub-clase de los clichés, que también están sometidos a una cierta restricción tanto en su forma como en su significado.
Aclara Mel’cuk que estos pragmatemas los denomina así por la situación pragmática de uso, ejemplo: “A consumir antes de la fecha…”, o “se despide, atentamente”.
¿Cómo diferenciar los clichés de los pragmatemas? No es cosa fácil, pero mientras que los clichés son sintagmas, los pragmatemas suelen ser “enunciados completos”. Puede servir.
Y los proverbios: éstos si son enunciados completos y se refieren a la Biblia o a las grandes obras de la literatura.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: