Español en América

abril 15, 2011

Formación del profesorado

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 3:25 pm

La formación del profesorado es la esencia del futuro de una determinada asignatura o materia.
Los fracasos escolares, en plural, la falta de comprensión de evaluaciones, textos y manuales lleva a la incapacidad de los alumnos a comunicar.
La clave para los sabios y asesores de ministros y consejeros de turno de Educación del Estado español y sus comunidades autónomas se encuentra en las condiciones socio económicas familiares del alumnado y ante estas causas, ajenas al sistema educativo, siempre según estos doctos señores, poco o nada se puede hacer.
Nuestra opinión es bien conocida y la causa primera es la falta de formación del profesorado a todos los niveles.
Empezando por su formación inicial que es escasa, breve y no está centrada ni en el conocimiento exhaustivo ni en la imposición necesaria de que además de su conocimiento debe ser comunicado.
Si exigimos a nuestros estudiantes de enseñanzas obligatorias a que comuniquen correctamente, también debemos ser exigentes con los docentes: deben ser muy buenos comunicadores.
El conocimiento de sus asignaturas, de las materias, no es tan importante como su comunicación.
En el caso de la “lengua española”, recordamos es la lengua vehicular de las restantes asignaturas, el conocimiento explícito tiene una gran importancia. Lo repetimos hasta la saciedad que siendo importante la Gramática no lo es todo, ya que los analfabetos son capaces de comunicarse desconociendo sus reglas. Damos prioridad a la comunicación como supremo valor en la formación de los profesores y, a su vez, en sus clases y que el objetivo de la enseñanza de una lengua es enseñar a comunicarse.
Si la comunicación es el eje central de las lenguas naturales, debemos insistir en la Formación del Profesorado.
La inicial, que lejos de esos tres años del antiguo currículo de los Maestros que gracias al plan Bolonia ha pasado a cuatro cursos, seguimos creyendo que esa formación es escasa. Si echamos un vistazo a nuestro paradigma educativo, Finlandia, donde el fracaso escolar es del uno por ciento, los docentes de ese país nórdico se forman durante seis años antes de comenzar a impartir la docencia.
Seis años quedan muy lejos de esos tres de nuestros viejos maestros y de los cuatro actuales. Además de esa formación de seis años estimamos que se debe exigir a los maestros (y a todos los docentes) una prueba de comunicación.
No podemos aceptar en un sistema educativo público pagado por todos los contribuyentes que auténticos zotes de la comunicación se encarguen de la formación de los alumnos de las enseñanzas obligatorias.
La segunda parte de la exigencia radica en la no concesión del estatuto de funcionario público al que carezca de la necesaria vocación de docente.
Se trata de que la función pública específica del profesorado no sea una vía de escape para en estos tiempos de crisis de conseguir un empleo sin que esté motivado por un deseo de servicio público vocacional en el que, además, esté sustentado en una formación excelente, en unas dotes de comunicación y un compromiso social de continuar con la formación y la investigación en las materias objeto de su asignatura.
En lo referente a la “formación continua” del profesorado y en esos Trainings o Cursos breves hemos detectado innumerables fallos y fracasos por los organismos encargados de estas tareas, casi siempre Institutos de Formación del Profesorado de las Comunidades Autónomas y en algún caso de universidades. Las enseñanzas ni se adecuan a la realidad y necesidades de las aulas ni son ni poco ni nada comunicativas Las diferentes materias se explican casi siempre por auténticos especialistas de cada asignatura o aspecto parcial del currículo, sin que entre unos y otros exista la menor conexión. Al final del curso el profesorado se pregunta: ¿qué maravilla de curso, pero dónde “meto” yo en mi clase este tema?
Si la enseñanza debe ser comunicativa, también lo deben ser los cursos impartidos de formación continua: se debe tener en cuenta que un Maestro explica Gramática, Lectura, Conocimiento del Medio o Matemáticas, y, la enseñanza no consiste en realizar “compartimentos estancos”. No se puede separar la Gramática del Léxico, ni las fracciones de la multiplicación o la división. Ni los problemas de las Matemáticas con el cálculo o las operaciones. Los niños para resolver problemas necesitan multiplicar, sumar, restar y dividir. Todo es un proceso continuo en el que tanto Lengua como Matemáticas no son divisibles y los niños dominan la lección 43 pero desconocen la 14. Y para comprender las evaluaciones y resolver los problemas de cálculo, el alumno tiene que dominar la Lengua española de lo contrario será incapaz de comprender lo que el profesor le está preguntando.
Estos cursos de formación del profesorado deben enfocarse de forma muy distinta a cómo se realizan en la actualidad ya que son el “núcleo duro” del reciclaje de maestros y profesores y deben ser impartidos por especialistas de la comunicación, prescindiendo (con gran pesar) de muchos expertos alejados de la realidad de las aulas y que como parte “integrante y real” del decadente sistema educativo español son piezas maestras de la incompetencia. Pido perdón por la “extensión generalizada” porque existen excepciones honrosas de formadores a los que he tenido el placer de conocer y de recibir sus enseñanzas en algún Training que quiero destacar por su calidad en la UIMP de Santander el pasado 2010.
La finalidad de estos cursos de formación es el objetivo de introducir nuevas ideas, nuevas metodologías y, sobre todo, en mi opinión, el inicio en la investigación, y cómo hacerla tanto a los profesores como a los alumnos.
Las infinitas posibilidades de comienzo en la investigación que nos brindan las nuevas tecnologías de la información.
Sin ir más lejos al tratamiento de los Corpus en las clases de lengua, el uso de diccionarios digitales, pero, por encima de todo, ideas, innovación, contenidos de calidad, justificación de currículos, y promover la motivación tarea previa e imprescindible de la investigación.
Y la investigación es esa tarea de despertar la curiosidad, vicio o virtud tan femenina pero imprescindible en la enseñanza.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: