Español en América

abril 17, 2011

Lengua, léxico y origen de las colocaciones

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 1:59 pm

Seguimos la teoría TST o Significado-Texto, en la que el sentido de la comunicación se produce desde la voluntad de los hablantes de expresar una idea, un SIGNIFICADO.
Aunque alguno de mis lectores pudiera pensar que soy la inventora del concepto de significado por la reiteración en su uso, pero nada menos que el maestro de la filosofía, el griego Aristóteles, en el siglo IV antes de Cristo, escribía en Los Tópicos (I, 18):
Il est utile d’avoir examiné le nombre des acceptions d’un terme, tant pour la clarté de la discussion (car on peut mieux connaître ce qu’on soutient, une fois qu’a été mise en lumière la diversité de ses significations), qu’en vue de nous assurer que nos raisonnements s’appliquent à la chose elle mêmes et non pas seulement à son nom. Faute, en effet, de voir clairement en combien de sens un terme se prend, il peut se faire que celui qui répond, comme celui qui interroge, ne dirigent pas leur esprit vers la même chose. Au contraire, une fois qu’on sait sur lequel d’entre eux l’interlocuteur dirige son esprit en posant son assertion, celui qui interroge paraîtrait ridicule de ne pas appliquer son argument à ce sens-la.
No me sorprende que Aristóteles otorgara tanta importancia al significado, y si los lectores saben leer entre líneas, el griego recalca la idea central de la producción:
. (No copio el texto exactamente)
El ilustre pensador deja en evidencia a los contextualistas británicos, puesto que el único que conoce la verdadera intención es el locutor, el que produce el texto. De ello se deduce el origen eminentemente semántico de cualquier unidad léxica del tipo que sea: colocación, frasema o unidad sencilla.
Es Wilkins (1972:111) contextualista, el primero en resaltar la trascendencia del léxico en el sistema de la lengua: Without grammar very little can be convoyed, without lexis nothing can be convoyed.
Los diversos autores que clasifican y describen las colocaciones, fuera de la TST, justifican las tipologías y el fenómeno colocacional, casi siempre a través del análisis del texto, olvidándose que la verdadera justificación de estas combinaciones de la lengua es el producir un significado concreto.
De ahí que se hable de arbitrariedad de las colocaciones.
Se justifica la no predictibilidad al no coincidir o calcarse de unas lenguas a otras:
• Noche y día
• Jour et nuit
• Night and day
• Blanco y negro
• Noir et blanc (noir sur blanc, con otro significado)
• Black and white
Algunos autores como Koike se meten en camisa de once varas al clasificar las colocaciones funcionales -las más productivas- procedentes de los verbos funcionales (los más usuales como dar, hacer, etc.) apoyándose en los análisis textuales, equivocados, e intentando buscar la explicación o las explicaciones a este fenómeno de las lenguas naturales que son las colocaciones.
No se deben de buscar los tres pies al gato: la existencia de las colocaciones se debe a la necesidad de comunicación y, la intención de los locutores de expresar una idea o una necesidad, es decir, la voluntad de los hablantes de comunicar un significado.
A mi entender no existe una explicación a este fenómeno colocacional y, mucho menos si se parte del análisis textual.
Arbitrariedad, irregularidad, irreflexión, innovación son circunstancias que rodean a estas colocaciones léxicas, que son difíciles de predecir pero que surgen todos los días, en todas las lenguas: escritores, periodistas, técnicos, científicos crean estos mecanismos del lenguaje en unos casos para dar un toque de humor, producir una idea, poner en el mercado un invento o sencillamente al transcribir un error originan una genialidad posiblemente que nunca hubiera podido ser aceptada.
Y detrás de esta fantástica producción se encuentra una idea, un significado.
Asistimos a un incremento espectacular en el lenguaje de estas colocaciones y, la expansión exponencial de internet amplifica este fenómeno de la lengua.
Nota: ante la imposibilidad de encontrar el texto en español de « Los tópicos «, lo transcribo en francés.
La importancia del léxico:
Los contextualistas británicos insisten con mucha razón en la importancia del léxico en la enseñanza de las segundas lenguas.
Lewis en concreto en su Lexical approach (1993) reivindica el enfoque léxico, la competencia léxica y, la trascendencia de la enseñanza de cualquier tipo de unidad léxica, dando la primacía a lo que llama los chunks o piezas más o menos soldadas de la lengua.
Lewis también insiste en la trascendencia de la enseñanza de un lenguaje oral en primer término ya que el oral es el primer paso de la comunicación de los nuevos aprendientes de una segunda lengua: writen language is not spoken language writen down.Esta es la clave de la comunicación y del aprendizaje de lenguas en los primeros niveles:
Nos fijamos en los textos que poco tienen que ver con el lenguaje oral (registro oral)
Si seguimos con Lewis: “la fluidez en la conversación no procede del uso de un léxico de palabras intrincadas, ni del uso de las palabras más comunes de la lengua, sino de un repertorio de frases y expresiones formadas a partir de palabras comunes”
La enseñanza de segundas lenguas en la actualidad se apoya en la enseñanza gramatical por encima de la enseñanza del léxico.

La gramática constituye un sistema de reglas limitado que puede adquirirse en poco
tiempo. Sin embargo, el léxico infinito, extenso, desconcierta, y su adquisición es un proceso muy lento que se prolonga a través de toda la vida y, nunca termina.
Razón por la cual, se debe empezar cuanto antes y, se le debe dar la mayor importancia.

Tanto profesores y, lógicamente los alumnos, viven a espaldas de la enseñanza del léxico: en lenguas maternas se deja al azar su aprendizaje pensando que se hará paulatinamente por impregnación.
La competencia léxica se refiere al aprendizaje de todas las unidades léxicas, formas, colocaciones y expresiones o frasemas.

Se trata ante todo de cada unidad léxica de aprender:
• su significado
• su morfología y sus posibles flexiones y,
• su combinatoria

SI nos referimos a la combinatoria, ésta es la parte fundamental al presentar innumerables restricciones que quedan fuera del alcance de los alumnos no nativos.
No se dice hacer unas vacaciones sino pasar unas vacaciones.
Aunque el hacer vacaciones desde el punto de vista de la gramática es correcta, no lo es desde el criterio del uso.
Vemos que se presentan restricciones que es preciso conocer.

Alain Polguère para intentar resolver las deficiencias en la enseñanza del léxico, propone aumentar el caudal y los conocimientos del funcionamiento de las unidades léxicas a los profesores.
Por medio de una mejor comprensión de los fenómenos léxicos y, sobre todo combinatorios se podrá por un lado conocer mejor el léxico en toda su extensión y, por otro su enseñanza.
Se trata no sólo de enseñar el léxico sino el porqué.
¿Conocen los alumnos el fenómeno de las colocaciones?
¿No sería el primer paso para la enseñanza de determinadas colocaciones, la presentación de estas combinaciones de la lengua?
¿No piensan que a través del descubrimiento de este fenómeno de las lenguas naturales, se aumentaría el interés de los alumnos por la observación primero y luego el posterior análisis del fenómeno y, con ello se incrementaría la motivación por el estudio de nuevas colocaciones?
¿No creen que la presentación de las colocaciones como restricción léxica arbitraria e impredecible podría motivar a los alumnos en su tarea de descubrimiento e investigación de nuevas ULs?
¿No creen que esta investigación provocaría que los alumnos continuaran movidos por la curiosidad del fenómeno colocacional continuaran con la búsqueda de colocaciones a través del autoaprendizaje y conseguiríamos el objetivo doble de motivar y de aprender a la vez?

¿No creen que a través de este conocimiento o debate o forma de presentación de las colocaciones como suceso impredecible de a lengua, nos puede servir para ayudar a pensar y reflexionar a los alumnos sobre infinidad de relaciones combinatorias de la lengua?
En los excepcionales supuestos (en el mejor de los casos) en que los profesores proponen la enseñanza de vocabulario lo hacen a partir de un análisis de una lectura (la mayor parte de las veces fuera de lugar) que si los alumnos son no nativos con gran suerte no alcanzarán a comprender su significado ni en un 50% de la totalidad de texto.
A partir de ese texto, empiezan los ejercicios de agrupar a partir de una palabra estímulo las derivaciones o en el mejor de los casos el extraer de un grupo de palabras la inadecuada, es decir la que no corresponde a esa familia.
Otros ejercicios consisten en rellenar los consabidos huecos con la palabra correcta.
No quiere contradecir esa metodología que entiendo no es correcta, pero limitadamente parcial:
La base de la enseñanza de una lengua, es en esencia una enseñanza de significados, y de reflexiones para facilitar a los alumnos el pensar en el funcionamiento de esa lengua.
No es lo mismo enseñar a un alumno chino que a un alumno americano.
Por dos razones, por el tema cultural, pero también por el sistema de cada lengua que no es el mismo.

El español es una lengua tónica al contrario que el francés, es una lengua transparente, pero su sintaxis es complicada.
Es lo primero que se debe explicar.
Lo segundo es que como todas las demás lenguas se combina con restricciones y este detalle es la clave del interés de los alumnos al descubrir en este fenómeno desconocido para ellos, un interés descubridor e investigador.
No lo será en el primer nivel o inicial, pero a partir de un mínimo conocimiento el fenómeno colocacional debe estar presente en la enseñanza como motivación.
El maestro de la TST, Alain Polguère, en su artículo, ”La place du lexique dans la langue”, de manera magistral explica:
.
Polguère menciona el mode d’emploi, con gran razón, la lengua es algo que hay que explicar con razones de peso. Los fenómenos de la lengua muchas veces son inexplicables: el porqué de la polisemia o la existencia de la sinonimia; este fenómeno del que hablamos sin parar, las colocaciones y, un sinfín de sucesos lingüísticos que si los explicamos convenientemente, suscitaremos una motivación necesaria para enseñar la lengua, el fenómeno inextricable de la naturaleza que sin entenderlo, nos permite comunicarnos.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: