Español en América

mayo 18, 2011

Derecho de pernada

Filed under: Lengua española — Mercedes @ 12:55 pm

“Le droit de cuissage” medieval vuelve a estar de moda por l’affaire de DSK director del FMI en Nueva York que su equivalente español, derecho de pernada, vamos a comprobar su empleo en los corpus académicos.
En principio, pudiera parecer lógico que el CORDE contuviera más apariciones de este singular derecho que los historiadores atribuyen al medioevo sin que aparezcan pruebas documentales.
El CORDE presenta tres casos, el primero de 1921 de Pérez de Ayala mientras que el CREA, el corpus del español actual nos ofrece 36 casos de la combinación derecho de pernada.
No existe, por tanto, en la literatura española de nuestro siglo de oro y anterior a ella escritores que nos mencionen la pernada.
Parece ser una invención de literatos modernos obsesionados como DSK por ese hipotético derecho atribuido a los señores feudales.
Por extensión metafórica la locución “derecho de pernada” se extiende y se utiliza cuando alguien pretende extender sus pretensiones a unos derechos o abuso de poder, inalcanzable que no tiene.
Las 36 concordancias de “derecho de pernada” se extienden a 45 en el caso de la forma “pernada” en el CREA, por lo que la aparición de esta forma es poco usual y se reduce al acompañamiento de “derecho”.
El CORDE al solicitar el término “pernada” nos produce 79 casos la mayoría de ellos, 62 nada menos de Baltasar Vallarino, en 1842 en el que el vocablo alude a su significado de objeto “marinero”.
El DRAE al que acudimos para solicitar alguna información que pensamos pudiera ser relevante nos da como primera acepción “golpe que se da con la pierna”.
La segunda es “movimiento violento que se hace con ella” y la de connotación “marinera”: “rama, ramal o pierna de cualquier objeto de a bordo”.
También nos ofrece información sobre la expresión “derecho de pernada” al que concede tres significados sin calificar la combinación ternaria de locución o colocación.
La primera explicación es el “rito feudal” en el que el señor tocando con la pierna el lecho nupcial simbolizaba la servidumbre de la descendencia del nuevo matrimonio. La segunda definición el derecho a yacer con la esposa del siervo la noche de bodas y la tercera y última la mencionada extensión por la vía de la metáfora del “ejercicio abusivo de poder o autoridad”.
El Lexilogos francés nos ofrece mayor información que el DRAE.
Cuissage es un sustantivo masculino, no podía ser de otra forma…; aclaramos que pernada en español curiosamente es una voz femenina, lo cual nos parece sorprendente…
Vayamos al vocablo francés que aparece por primera vez en la obra de Voltaire en su “Ensayo sobre las costumbres” de 1756. La primera vez que se publica en la literatura francesa como “Droit de cuisse” (y no de cuissage) es en 1577 en Du Verdier. Su frecuencia de uso es muy baja solo cinco concordancias observadas en la literatura.
El diccionario francés en línea da como sinónimo la combinación “droit de jambage”.Este derecho de pernada tanto como derecho masculino como colocación de la lengua tiene sus días contados.
Una observación o mejor digresión ¿por qué el señor feudal tenía el derecho de copular con la recién casada y no se menciona para nada el derecho de la señora feudal de hacerse con los favores del siervo? ¿Acaso la literatura, el derecho, la justicia y el poder son machistas como DSK?

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: